Hablar de este tema es un poco incómodo. La cosa es que por un lado está lo que se debería hacer y por otro lado lo que particularmente cada uno hace. Para comentar hacia donde quiero llegar, cito una frase del célebre Washington que decía “no porque esté a favor de la abolición de la esclavitud me tengo que casar con una persona de color“. Que quería decir esto, que el tipo estaba en contra de la esclavitud, por una cuestión de uso de razón, pero no por eso se tenía que “juntar” con gente de color. Otro es el caso de Clin Eastwood, quien dijo que si se hiciese una marcha contra la eutanasia él saldría con pancartas y haría presencia, por una cuestión social, pero que si un amigo le pidiese por favor que acabe con su vida, él lo haría sin dudar y sin sentir remordimientos.

Una cosa es lo que como sociedad debemos pensar, para evolucionar pero otra cosa es lo que yo haga con mi vida, de las puertas de mi casa para adentro. Y esto no es ser “careta”, “falso” o tener un “doble discurso”, sino que usar la razón y darse cuenta que lo que “uno siente o piensa” no es siempre lo que “mejor le puede hacer a los demás”, ya que los demás piensan distinto a nosotros y no por eso son mejores o peores. Entonces vamos al punto.

Organizar una rateada, esta mal, porque esta mal no ir a clases, sería “políticamente incorrecto” salir a decir que esta bien o apoyar esta medida, pero como este es un diario(¿?)  “políticamente incorrecto”, decimos lo que pensamos y todo nos chupa un huevo, estamos re a favor de la mega-rateada, por el simple hecho que si tuviésemos entre 15 y 18 años estaríamos al palo por que se arma tal juntada, para conocer minitas y armar partidos con los pibes de otros colegios.

Entendamoslo como una simple reunión social entre muchos jóvenes que solo quieren interrelacionarse, conocerse y tratar de levantar algo. No por faltar un día a la escuela van a ser mejores o peores, el mundo se va a derrumbar o van a ser pésimos profesionales en el futuro. Hay cosas más importantes y profundas por las que llorizquear y quejarse que una rateada general, que es algo social y divertido. Y si hay comunión y no se arma bardo, en el fondo es sano y educativo.

Dejemosnos de romper las bolas con estas cosas y perdamos tiempo en rasgarnos las vestiduras por temas que valgan la pena.

Compartí, no seas paco