Me pregunto muchas veces, si los dirigentes provinciales y en general de nuestra provincia, cuando se levantan, desayunan café o lo que sea o algún líquido espirituoso con elevado grado alcohólico como para escribir semejantes proyectos.

En este caso voy a hacer referencia al diputado provincial Gustavo Arenas, diputado de la corriente K mendocina y su proyecto de reformar la constitución provincial con dos puntos llamativos: por un lado, que la ciudad de Mendoza deje de ser la capital política para llevarla al Valle de Uco. Y, por el otro, definir el rol del Vicegobernador para evitar las crisis institucionales.

Tratemos de analizar cada una de estas cosas:

Que Mendoza deje de ser la capital política para llevarla al Valle de Uco: Lo que dice el diputado Arenas es lo siguiente: “La idea es descentralizar las decisiones y comenzar a pensar en la Mendoza que viene”

A ver señor diputado, parece que no entendió que esto ya se aplicó en Mendoza, y no dio el más mínimo resultado, y lo hizo justamente el innombrable gobernador de la provincia, así es, el mismo tipo con el cual comparte partido y la misma corriente K.

Debe entender también, que descentralizar es como delegar, pero claro, para delegar, debemos tener gente capaz y es lo que no ha demostrado tener este gobierno y su dirigencia.

Es al pedo compararnos con Chile señor diputado,  tiene cosas que nosotros, por más que tengamos unos años más de vuelta a la democracia que ellos, no tenemos, que es orden, respeto y coherencia. Que ellos tengan en La Moneda la casa de gobierno y al parlamento en Valparaíso, demuestra todo lo que nosotros no poseemos y es lo que he tratado de explicar.

De todas formas, a este señor diputado, lo he visto muy compenetrado con el tema del carnaval, y viva la joda hermano, eso sí que es dirigencia, he visto que hace alusión en el caso del cuidado del agua, claro, es lógico que haya que cuidarla, pero que raro es no encontrar ni una pequeña palabra suya sobre los proyectos mineros, usted pide que cuidemos el agua, pero claro está que al agua no la va a cuidar el proyecto San Jorge, proyecto que tanto pregona su gobierno, y claro, un buen negocio para ustedes, pero un mal negocio para el resto de los mendocinos.

En este caso señor diputado, lo que haría es mandarlo a usted y a todos los diputados y senadores provinciales, o sea, a las dos cámaras, a ganarse el sueldo que pagamos todos los mendolotudos, no al Valle de Uco, o San Carlos para ser más preciso, sino que los mandaría a Uspallata, para que estén bien cerca de la minera San Jorge y con una toma de agua directa hacia sus respectivos recintos, para que puedan beberla y hacer uso de ella.

Con esto, se sobre entiende que lo que propone, no es pensar en la Mendoza que viene, sino, en la Mendoza destruida que quedará dentro de unos años.

Déjese de joder con pelotudeces y comience a pensar en una Mendoza más eficiente y productiva, con una educación diferente y con menos murgas y carnaval, en unas cuantas palabras, dejen de mantener giles por unos cuantos votos pedorros, edúquelos, gánense a la gente demostrando capacidad gestión y respeto por ellos, cosa que no han hecho en estos casi cuatro años.

“Definir el rol del Vicegobernador para evitar las crisis institucionales”.

Seamos claros señor diputado, que su partido, o el partido que nos gobierna en estos momentos haya elegido a un par de papanatas, no es problema nuestro, bueno, en realidad, lo han transformado en un problema para toda la provincia en general, porque hay que ver lo ineficaces que son como dirigentes, tanto gobernador como vice gobernador. Dos pedazos de bovinas sacados de no sé donde, ustedes mismos como gente del partido deberían hacerse esa pregunta.

Es claro que el vice gobernador es la vos del poder ejecutivo en la legislatura, pero no es nuestro problema que se lleven mal, o que uno piense de forma diferente al otro, es normal. Que hayan provocado una crisis institucional por no ser coherentes entre ellos mismos o porque tengan puntos de vistas distintos, tampoco es nuestro problema. Que pensemos de forma diferente es de todos y de todos los días, lo que pasa es que usted pretende es que el vice gobernador sea totalmente consecuente a las decisiones que toma el gobernador, y de esa forma, poder manejar a diestra y siniestra los intereses de una provincia como les plazca.

Por lo tanto me pregunto ¿En qué mierda está pensando? Por qué no se deja de joder y se comporta de forma coherente con la responsabilidad que ha asumido y trabaja para que todos tengamos una Mendoza mejor, tratando de marcar una diferencia que hasta ahora nadie de su partido ha demostrado, trabajando, buscando y pelando por leyes e intereses que le convengan a la provincia y a todos los mendolotudos.

Compartí, no seas paco