No es que piense matarme ni nada parecido…soy pesimista porque este bello país me hizo asi. El mundo entero me da razones con sus terremotos repentinos españoles y japoneses, calentamientos globales, fugas nucleares, atentados suicidas, oro del vaticano y etcéteras tendiendo a infinito….

Me convenzo de ello cada vez que me subo a un 19 “Facultad” y parece un 19 “Centro de Jubilados” o directamente 19 “Suba cualquiera” donde los estudiantes de la FCA van parados haciendo malabares con las hojas y atrás de ese “facultad” vienen cinco micros idénticos vacíos.

Me lo hace ver mi provincia cuando dicen en el noticiero que un grupo de “vándalos” se han robado las lámparas “led” de los semáforos que acaban de poner en Mendoza, cuando son tan ignorantes que en realidad no sabían que las lámparas solo servían para semáforos y no de televisor.

Y para colmo de males estos susodichos ignorantes, esos que tanto temen en los partidos de Catamarca, que dan el presente en la secundaria sólo para poder cobrar el plan familiar, asignación universal por hijo y demás futuras jubilaciones que no les pertenecen, no sólo se apropian de los “leds” sino que tienen la colección de celulares de mi vecina, prima, tío, la jubilación del mes pasado de mi abuela y quién sabe qué otros méritos ajenos.

Pero existe de pronto un atisbo de positividad que me ilumina la capocha y pienso que quizás todo el esfuerzo en estudiar una carrera que me traiga provecho en un futuro (cercano esperemos) realmente me va a hacer marcar la diferencia en este mundo y voy a poder darle de comer algo rico a mis pollitos… pero no. Hasta un colectivero va a ganar más que yo, y el Estado va a colaborar para que todos los “no estudiantes” ganen más que yo. Y a mí el Estado me dice, te doy una beca de fotocopias, comedor y micro que como mucho van a ser 400 P por semestre. Señora Estado, con 400 P no hago una mierda. Señora Estado, por 3 P comen los de la sede central de la UNC, no los de Agrarias.

Y bueno che, cualquiera pensaría que para mejorar la situación hay q ver más propagandas de bebida de Cola de marca conocida,  y pensar en positivo, y dedicarse a tener hijos y embarazarse más seguido que es negocio, y estudiar menos que también nos pagan por eso. Quizás lo mejor sea usar a mis hijos para pedir en las calles, pellizcarlos para que lloren y den mucha lástima.

Hasta ahora dije que mi intención no era suicidarme, pero si algún día pienso así MATENME.

La ética falta en este universo atroz y hay que pensar en quererla más que a la plata, quizás el buen karma nos traiga algo lindo a fin de cuentas. Yo por ahora, con estar vivita, tomar un rico Malbec y mirar las montañas mendocinas todos los días me conformo.

Compartí, no seas paco