Qué come un mendocino cheto y qué come un mendocino promedio

La ridiculez de los mendocinos a veces llega al límite de pagar pelotudeses en restaurantes súper top sólo por el hecho de twittear: “estoy en Francis Mallman”, espectacular la comida… felicitaciones y recomendadísimo para todos” o también muchos lo hacen, para codearse con la creme, sin importarle si entiende o no lo que comen.

Para nosotros, los empleados tipos que debemos cuidarnos hasta cuándo vamos al supermercado no debemos decepcionarnos…porque siempre están los platos suculentos, de dueños que cocinan como nuestros abuelos y lo más importante, no tenes que embargar tu casa cuando te llega la cuenta.

En fin, pero hay algo más…que en estos lugares súper cool, o de chef reconocidos mundialmente, podes encontrar el mismo plato que vos haces en tu casa, una noche en donde no tenés ganas de cocinar. Pero en estos restó para que los comensales no se sientan que están pagando por un plato de milaneses, con huevo fritos y papas fritas, le colocan nombres extravagantes, que al final no se sabe si es carne de conejo, vaca, pato o perro, y especias que vaya a saber uno de donde la sacan… acá te contamos cuáles son las diferencias para que no te sientas fuera de la alta sociedad…al final, todos comemos lo mismo…

Che, y si nos dejamos de joder y “volvemos a comer al Mesón Español”

En restaurants se come una ensalada de finas hojas verdes, mientras que el resto de los mendolotudos comemos ensalada de lechuga.

En restós se toma agua mineral gasificada en el otros lugares tomamos soda.

En varias cocinas de hoteles de 5 estrellas es embutido de cerdo sobre pan francés en el centro es un choripán.

En lugares que se ponen de complemento a su nombre “food” se como carne acompañada con una reducción de Malbec y en el centro es carne de novillo con un chorro de “Termidor Varietales”.

Van a comer a una bodega y le dan de postre granita de yerba mate y una terrina de chocolate amargo, y eso no es más que hielo triturado con gusto a mate cocido, con un trozo de chocolate Águila.

Mientras uno se come las mejores milangas en “Unanué”, los chetos comen un corte vacuno apanado con un toque de aceite de oliva del Mediterráneo.

Van a lugares llamados “de alta cocina”, “de autor” donde te sirven 8 platos, uno más chico que otro, y se cagan de hambre. Entonces por ejemplo para no dejar de ser top, después de esa cena, pasan por “Manso Pancho” a comer un completo con lluvias de papas.

Hay otros que comen en restaurantes, como por ejemplo italiano, y le sirven un plato llamado “Verdure a la Griglia con olio extra-vergine”. Y mi abuelo italiano me cocina a la parrilla verduras con un choro de aceite de oliva comprado al verdulero.

El cheto come para ser top láminas de filet curadas con aceite de oliva “carpaccio” sin saber que es carne cruda.

También podés leer:
20 tips que definen a la nueva clase social mendocina: los “Quiero ser”

Hace un año escribíamos:
Frank Romero Day nos presenta su voluptuoso libro.

Compartí, no seas paco