Hay 3 cosas que la humanidad nunca dejará de hacer: comer, cagar y coger.

Entonces vos, si a vos te hablo Mendolotudo, que no sabes qué hacer con tus millones… Si tenés la guita y ganas de invertir en algo, no lo dudes más: poner un Telo es la mejor opción. Enterate en los siguientes renglones por qué.

Un Telo vendría siendo como el papel higiénico: siempre va a haber gente que los necesita. Entonces, es sólo una cuestión de lógica seguirán siendo consumidos infinitamente.

En Mendoza, todavía los telos son un toque retrógrados, como nosotros, o sea vendría siendo una cosa así “Dime qué Telo tienes en tu ciudad y te diré cómo eres” Estaría bueno que a alguien se le prendiera la lamparita y atinara con cuestiones tecnológicas en las habitaciones… ¿Qué dicen? Yo creo que los Mendos estamos cada vez más caretitas y tecnológicos, necesitamos un “Telo Tecnológico”. De esa manera iría más gente de la que va a los que existen hoy por hoy. ¿Se imaginan una pantalla donde se puedan dejar comentarios y mensajitos enviándolos desde el celu y que todos los clientes los puedan leer? Comentarios como “che, el del 5 la debe tener gigante porque esa perra wiskera no para de gritar” o “algún pitufo que me arrime una pastillita al 7 que se me durmió la pinchila”, un “eyaculador precoz al 3 que entró hace dos minutos y ya está arrancando el auto nuevamente” y un “no pidan lomos que la carne es re finita” y un “cuando salgan miren el forro con champú que deje colgado del portón”. Me muero con un mensaje que diga “al portero se lo garchó un amigo” o un “pobrecito el turno que viene cuando vea la fábrica de yogur que le dejé en la colcha” o el siempre “creí levantarme mansa mina y ahora percibo que se llama Carlos” y el “me acaban de inaugurar el local del fondo, busco inquilinos, llamar al 0261…” No se, se me ocurre nomás. Por lo menos un telo con reproductor de MP3 para que nos dejen poner nuestra música y que no se salte una cumbia en pleno apareo de esas que te quitan todo el climax (no está bueno que estes sunga sunga catunga y de fondo “arriba las manos wachin” al mejor estilo Lombardo).

Además es divertido, ¿saben las anécdotas que debe tener el personal de maestranza? Esas viejas que escuchás cuchichando atrás de las puertas de servicio. Como dueño del telo te pones la oficina en medio de todas las habitaciones, te haces escritor del Mendolotudo y te forras en seguidores de lo cómico que podes llegar a ser.

Un telo está abierto las 24 hs. Para hacer la cochinada no importa si es la mañana, tarde o noche, cualquier hora viene bien. Indudablemente te deja más plata que cualquier otra cosa en la que tengas que cerrar ciertas horas. Siesteros, mañaneros, afterofficeros. Cualquier hora es buena hora para un canelóchis.

Sumado a todo eso y para terminar, los mendocinos somos aplastados por naturaleza. No hay nada que nos guste más que pasarla bien con el mínimo esfuerzo. Entonces, ¡¡los Telos cada vez van a funcionar más y más!!! No hay que limpiar la pieza, no hay que armar la cama, no hay que cambiar los focos de la habitación para tener luz tenue, no hay que rociar todo de desodorante de ambientes barato y con fragancia a rosa, no hay que ordenar después, no hay que lavar toallas o sábanas plasticoleadas, no hay que hacer nada, sólo encontrar a alguien e ir…. Todo lo demás está servido en bandeja. ¡Encima te dan caramelitos a la salida!

Recuerden Mendossss los parques de descanso y los telos no van a dejar nunca de ser un buen negocio porque siempre va a haber un muerto que enterrar. ¡Y ahí fue un aforismo para vos Fernando Hidalgo!

También podes leer:

Nos hicieron creer

El año pasado escribíamos:

Primer contacto con LTI

Compartí, no seas paco