Con el objetivo de llegar a cada vez más chicos de toda la República Argentina, la presidenta de la Nación Cristina Fernández ha firmado un nuevo acuerdo con fabricantes y científicos para llevar a cabo un ambicioso proyecto. “Esto hace que no solo se estimule aún más la producción tecnológica en nuestro país, sino que estamos reconociendo cada día más la labor científica de nuestros profesionales” declaraba de modo neutro, sin expresión ni emoción, como quien repite una y otra vez lo mismo, un a veces importantísimo funcionario, y otras veces no, según las conveniencias políticas de turno.

Asistimos a la presentación de esta novedad en busca de saber de qué se trata y de si el proyecto estaba en orden aunque falten todavía un par de meses para pascuas. Un alegre y excitado científico, que no era Alberto Unapiedra, explicaba: “Se trata esencialmente de aplicar una interfaz más intuitiva para determinados usuarios, principalmente chicos de zonas alejadas de nuestro país y de bajos recursos, ya que hemos logrado detectar que cuando estos chicos cuando tienen hambre, como la mayor parte de los días del año, se les hace dificultoso apretar bien algunas letras del teclado o mover bien el cursor del ratón” aclaraba mientras el auditorio asentía como gesto de entendimiento. “No solo eso, sino que sabemos que cuando se enferman, lamentablemente no lo hacen por poco tiempo, ya que por nuestros conocimientos académicos podemos saber que sin medicamentos ni atención médica una enfermedad demora más tiempo para curarse por sí sola, entonces también hemos hecho innovaciones para ser usadas en estas situaciones especiales también” terminaba en medio de emotivos aplausos.

“Dichas innovaciones, tanto en software como en hardware, son producto de una millonaria inversión, que como ya dijimos, es una cuota más de confianza en la producción interna que estimulará aún más el desarrollo a nivel país, y haremos todo lo que sea posible para poder modificar de cualquier forma nuestra sagrada Carta Magna para que el acceso inmediato a la tecnología sea un derecho primario a ser cumplido obligatoriamente, aún antes que el del acceso a la salud, educación y alimentación adecuada” rezaba un comunicado de un electo pero no asumido bélico gobernador muy nac&pop.

Para festejar otro logro integrador e igualitario, se celebró un pequeño copetín en la humilde casa de un político nacional muy allegado a la presidencia, el cual incluía pequeñitos chivitos de 10 kilitos hecho a las llamas (al mínimo), jamoncititos serranititos importadititos de España, cortados con un chiquititito cuchillo suizo, botellititas de vino tamaño personal de Francia y California (justo la mitad de cantidad tanto de un lugar como de otro, para que no deje de ser igualitario), y diversas delicattessen que diversos funcionarios gubernamentales trajeron de sus viajes diplomáticos, como caviar de la zona del mar Caspio y salmón rosado del norte de China, ya que se les aclaró a cada uno que el evento iba a ser a la canasta.

¿Te gusta lo nacional? ¿Además del Pop? ¿Y el trash? ¿Y con el Grunge cómo andamos? Entonces compártelo con Aureliano, siempre de forma legal y con copyright a través de:

Twitter: @Aure_buendia

Facebook: http://www.facebook.com/AureBuendia

También podes leer:

¿Y ahora que hacemos con los discapacitados?

El año pasado escribíamos:

Luego del amistoso se retira e instala en la Argentina

Compartí, no seas paco