Los españoles se han refugiado una vez más en la derecha en las últimas elecciones de nuestra patria madre, con la esperanza de volver a ser lo que el país nunca fue, un país capitalista bien próspero.

Mariano Rajoy, electo presidente, ha prometido hacer lo posible para terminar de deshacerse de los inmigrantes rebeldes que, como hemos expresado en anteriores notas, insisten en seguir quitándoles el trabajo a los españoles y privilegiar el acceso a la salud y educación a las clases pudientes entre otros quites de necesidades básicas a la población comunacha. “Y si tenemos tiempo y nos dejan gobernar en paz tal vez reactivemos la economía que realmente les interesa a todos los españoles, la del consumo masivo y desmedido, ooooleeeeeee”.

En medio de los aplausos, un chaval que flipaba de la emoción ya que le molaba el resultado de las elecciones decía entre llantos y sollozos: “Una de las enseñanzas que me dejó mi padre es que la salud va y viene, que el dinero es lo importante. Y ahora perdónenme que me voy a aprovechar las rebajas del Corte Inglés” se despedía este joven, pasando por encima de unos marroquíes, ecuatorianos y otros seres vivos inferiores.

También se han empezado a poner en práctica otras medidas que esperan que favorezcan la reactivación industrial del país, como la traba a la búsqueda de los cuerpos de familiares que la dictadura franquista hizo desaparecer, el desprecio por la diversidad lingüística y cultural toda y el endurecimiento de la represión ante las manifestaciones de cualquier índole por parte del pueblo, sin olvidar la lucha por poner al asesinato de toros después de hacerlos sufrir cruelmente y sin piedad, maquillándolo como cultural como bien inmaterial de la humanidad por parte de la UNESCO, a lo cual obviamente Estados Unidos no estaría en desacuerdo, ya que cuando se trata de sufrimiento y sometimiento sobre algún ser vivo, no hay problema, lo malo es cuando se tiene que reconocer la existencia de algún país, “tal vez después de un par de bombas atómicas en algún momento, jeje, pero no ahora, que no queremos ninguna baja, ya que los que ocupan territorios a la fuerza son los nuestros”.

“Y esto solo para empezar” tranquilizaba el líder el Partido Popular, prometiendo que irá viendo otras medidas a aplicar mientras vaya gobernando España, aunque no serán muchas más, ya que se repartieron el año después de una partida de póquer 4 (cuatro) meses el FMI, 5 (cinco) meses el BCE y 3 (tres) meses Mariano Rajoy. “Es que mis contrincantes son unos pillos bárbaros” decía muy divertido Marianito.

Aureliano quiere saber…

ENCUESTAS forex Buy Shaving Products roulett regeln South African Online Casinos

Platinum PlayAbout amigafxEncuestasOnline casino reviewsOnline casino

¡Seguí a Aureliano en!
Twitter: @Aure_buendia
Facebook: http://www.facebook.com/AureBuendia

También podés leer:
Implementarán nueva tecnología en notebooks para chicos con bajos recursos

Compartí, no seas paco