De morir me voy a morir seguro. No voy a pasarme la vida atada a este cuerpo que sólo me recuerda los peores momentos que la mortalidad me ofreció. No dudes que en cuanto tenga la chance voy a dejar esta humanidad para liberar mi alma y huir lo más lejos de acá.

Obvio que me voy a morir, porque ya me acostumbré a la idea de que nada es para siempre, que nadie llegó para quedarse. Lo voy a hacer porque soy débil y elegí ese camino para escaparme de todo el dolor que me aqueja.

No cabe duda que me voy a morir, porque ya hace mucho que dejé de luchar, porque me di cuenta que nací derrotada, que ya no tengo nada que hacer, porque nada revertirá esta situación. La vida me acostumbró a sufrir sus golpes y mantenerme firme, pero sin defenderme, porque ya sé que eso no tiene sentido. Desde hace rato ya me ganaron.

Por supuesto que voy a morir, y cuando lo haga vos vas a sufrir. Sé que cuando mi alma se libere, vos vas a mirar mis ojos vacíos intentando buscar un último brillo de perdón, pero no lo vas a encontrar. Vas a llorar y vas a lamentar haberme pedido que me muera. Te vas a preguntar una y mil veces si no pudiste hacer nada y no vas a encontrar consuelo al darte cuenta que nunca me demostraste cuanto me querías, aunque sé que lo hacés.

Y yo me voy a morir. Voy a cerrar los ojos por última vez y voy a dejar atrás las heridas y los dolores que no me dejaban avanzar. Finalmente voy a poder escapar para conocer la felicidad y darme cuenta que la vida sólo es un drama por momentos, pero en la mayor parte del tiempo es una comedia triste, deslúcida y sin gracias.

Y vos te vas a quedar gritándole al tiempo excusas sin sentido y disculpas inútiles que nunca hallarán una aceptación…

Escrito por Rossa para la sección: 

También podes leer:
“Si sos feo hacete el raro”

Compartí, no seas paco