Hola amigos, hola amigas, que tal familia, un saludo grande a los que están del otro lado del monitor. Hoy estoy con una entrevista de lujo, por eso clavé camisuli y me la metí adentro del pantalón, va a quien engaño, me compre un cinto nuevo y quiero caretearlo. Pero en fin hoy está sentado acá al lado mío nada más y nada menos que Robert Ratzinger, quien fue papa desde el 2005 y días atrás presentó su renuncia.

-Que tal Robert ¿Cómo lo han recibido en Argentina?

-Neque porro quisquam est qui dolorem ipsum quia dolor sit amet, consectetur, adipisci velit…

-Puta madre, olvidé que este hablaba en Latín. Ahora no pienso inventar todo el dialogo como en las otras notas Bomur, media pila loco, anda y tráeme alguna latina para que me traduzca. (Mientras venía la traductora, me puse a armar un par de imágenes para molestar al Rober, jejeje).

-Bueno, ahora que llegó nuestra traductora ¿Porqué decidió presentar la renuncia a su ministerio?

-Y mirá, a nosotros nos vigilan bastante, y eso de la vida de papa es un embole. Hace no más de un año, se filtró una foto mía pinchando en El Baticano, un bajón, había ido hasta Godzilla. Eso hizo que mi imagen fuera cayendo de a poco en la iglesia, pero por otra parte se empezó a hablar de mí en los mejores boliches de Ibiza y me llamaban para pinchar allá.

-Luego de esa foto nos enteramos que tuvo otros sets electrónicos muy importantes ¿Quiere contarnos eso?

-Si después me llamaron de Pacha Ibiza, estuve ahí con David, Calvin y el resto de los muchachos del clan. Mucho house, mucho electro y a full con los tragos y las minas. La gira se fue haciendo más masiva y termine en fiestas como el Rock in rio y Creamfields.

-Digamos que su renuncia está fundada básicamente en el hecho de que usted descubrió su faceta musical. ¿Es esto así?

-Sí, más o menos, pero después empecé aprobar con otros peinados y estilos musicales.

-¿Y eso lo llevó a cambiar su camino? O sea, ¿Su peinado le cambió la forma de pensar?

-Y mirá, el reventón de la noche medio me secó la mente y anduve buscando por otros pagos, así fue que conocí a estos pibes que me cayeron simpáticos y necesitaban un bajista.  Peinados Tenían un nombre muy poco pegajoso y les propuse un cambio de identidad a la banda, con los pelos parados y raros como el mío (Mientras más raro, más satánico).

-Ah, claro, ¿por eso el nombre de la banda verdad?

-Sí, obvio. Sin dudas la estrella del grupo soy yo.

-¿La banda no le cambió el temperamento o algo? O sea, todo el tiempo cantando cosas feas…

-Si man, obvio. La música me fue poniendo re manija, nos juntábamos a escaviar después de los toques con los muchachos, pero siempre se armaba gresca y terminábamos destruyendo todo, ¡jaja!

– Igual lo de la banda no me convence del todo, hace dos noches casi termino en cana, por eso pensé en dirigir una revista.

-Che, y a todo esto ¿Ya sabes quién va a ser tu sucesor?

-Sí, vos quédate tranquilo, ya he estado viendo anuncios en la tele sobre algunos realitys para buscar mi reemplazo.

 PD: le cambie el nombre al Papa porque la religión no me lo permite.

También podés leer:
Las Entrevistas de Don Rata, hoy: Platón

El año pasado escribíamos:
Cuando el sentir acabó con la verborragia

Compartí, no seas paco