– Más que nada fue un poco de práctica, un poco de cintura y de a poco ir intentando comenzar despacito hasta agarrar el ritmo, con el tiempo la experiencia te lleva a ser uno de los mejores coreógrafos del pasito de ¡¡Heeeeey Macarena,  aaaaaggg!!…

¡¡Aire!!

Hola amigos, después de los tantos mensajes de aliento, incitándome a escribir, tres en realidad, uno era de mi vieja, quería que le escribiera unas recetas de bizcochuelo de naranja, vuelvo en un nuevo, desopilante y  verborrágico (que no sé qué significa pero suena bonito) relato, relatado por este relator, el relato relatado de la historia de un día, y valga la redundancia, histórico en mi vida, que ya estamos Conociendo:

 

Martes 13 de Noviembre del 2012, 13:13 pm

 

El día pintaba mal, un martes 13 que ya comenzaba con la pesadez de tener que levantarme, todo mal. Me estiré, sabanié los pedos envueltos de toda la noche, me puse las pantuflas y encendí un cigarro, al toque lo tiré porque nunca fumé en mi vida.

– Mamá ¿ya está la morfi??

Nadie me respondía,  claro, me acordé que vivía solo, mis viejos me habían sacado cagando por flojo, bajo la frase de mi viejo “Si inventaran la máquina del tiempo, viajo al pasado y uso condón” la cosa parecía ponerse pesada.

Enciendo el tele y estaba la Kristina en cadena nacional hasta en el Baby TV.

Me como un sanguche de Mortadela y salgo a buscar laburo, con la tan mala suerte que llego al primer lugar.

–  Hola, venía a preguntar si tenían algún trabajito para mí.

– ¿Te gustan las motos? ¿Sabes manejar?

– ¡¡¡Si de una!!!

– Contratado, vas a ser el asistente del estibador de cajones en la verdulería.

– Pero, y la mot…

– Estibador de cajones dije.

Salgo de trabajar y paso por el Médico a buscar unos estudios.

– ¿Cómo salió todo Doc?

– Usted tiene algo Positivo.

– ¡Qué bueno!

– No tanto, es HIV.

   Saco el teléfono para llamarle a mi novia.

– Su crédito no le permite realizar esta llamada.

Compro una tarjeta de Claro, aprovechando la promo, raspo la tarjeta y me sale “Seguí Participando”

Paso por el quisco a comprar un alfajor para hacer cambio para el bondi, y la vieja de mierda me da el vuelto en caramelos, así que me voy caminando a la casa de novia y cuando llego la puerta estaba abierta, entro y no la encontraba por ningún lado, voy a la habitación y por suerte no la encontré con otro, era el mismo de siempre ¡¡pelado de mierda!!

Me voy al cine solo, a ver los Vengadores en 3D, y Thor me pega con el martillo.

Salgo caminando y me encuentro 5 centavos, me agacho a buscarlos y atrás venia Carlitos Nair.

Me compro una Coca, la destapo y dice “Te ganaste una entrada para el recital de Justin Bieber”

Una mina me venía guiñando el ojo de hace rato, era una franco  tiradora.

Ya sin novia paso por el sexshop, compro una muñeca inflable y me sale lesbiana.

Me compré un paquete de galletas Sonrisa y me salieron con cara de ojete.

Intente tirarme al vacio, pero estaba muy caro así que solo compre medio kilo de blanda con huesos.

En la noche me fui al Casino, con la ultima tirada me salieron tres limones, me gane un exprimidor de plástico.

Pase por un ciber y mi cuenta de Facebook había sido temporalmente bloqueada por decir “tetas”, ni el cartel de búsqueda de Google me indicaba que tendría buena suerte, así que decidí irme a casa a dormir, quería que el día se terminara ya, y para colmo cuando llego tenia los bolsos afuera por no pagar el alquiler.

Un día como hoy podría haber metido la mano dentro de una bolsa llena de conchas y hubiese sacado un Jony de 33 centímetros y medio.

 

También podés leer:
Una nota de mierda no apta para impresionables

el año pasado escribíamos:
Experimento de soledad: muriendo

Compartí, no seas paco