Las mujeres somos boludas, es así. Nos pasamos los días pensado un tipo que no vale la pena, que nos esquiva, nos desprecia. Vivimos arreglándonos para él, hablando de él, pensando en el, dedicándole estados, canciones, rebajandos. ¡No muchachas! ¡Esto no puede seguir así!

Mientras nosotras estamos dedicándole estados, el está jugando a la play con sus amigos, mientras nosotras miramos una peli y nos imaginamos un amor con él, que nos abrace, nos dé un beso, el esta mirándole el culo a la hermana de su mejor amigo. El es un pibe sin sentimientos, que no le importa nada, no nos quiere, nos vive diciendo que no nos quiere ver sufrir, que nos merecemos algo mejor, que él no es nada, y nosotras, por supuesto, no enamoramos más y más de lo que nos dice. A este ser patético, lechuga, salame, hombre cruel lo vamos a llamar el conchudo, ya que ni siquiera tiene huevos para asumir que es mala persona y tan poco hombre.

¿Saben qué? es una gran garcha. Seguramente ahora estas mirándole el muro del face, y revisando a qué hora se metió por última vez al whats app, seguro estas investigando a la mina que sale con él en la foto que se saco el sábado en el boliche, seguramente estas llorando porque le entregas todo y el muy hijo de puta no te da nada. ¡Basta! ¡Nos merecemos algo mucho mejor que esto! Salí de su muro, cerra el wsp, secate las lagrimas, y deja de investigar a la trola de la foto. Hoy es tu día, tu noche, tenes que sacar a la perra que hay en vos, mirarte al espejo y quererte más. Ponete la ropa más linda, peinate, pintate y depilate, porque hoy seguro coges. Buscate a un flaco, a cualquiera, no importa que sea la cara de la incogibilidad, te pones enfrente del conchudo, y aunque te cuesto horrores, acordate que es el tipo que te hace sufrir, toma valor y te comes al incogible (o al rico si tenes suerte) cuando termines, no lo mires, solo date la vuelta y te vas, lo primero que va a hacer es mirarte el culo y después se va a querer matar.

Seguramente al otro día te va a llegar ese wsp que taaanto queres, si, va a ser el conchudo, ahí es cuando tu felicidad crece al punto más alto que puede existir, pero ojo, no bajes la guardia, acordate que ya no sos mas la boluda que llora por el pibe que no la quiere, ahora sos una perra, a la que cualquiera puede querer. Lo más difícil es hacerte la rica, y esquivarlo, pero te aseguro que con el tiempo es lo que más te va a gustar hacer. Acordate siempre de algo, nadie es suficiente salchicha para este pancito y como dice mi amiga Anastasia tercera: mejor sola que mal acompañada.

Escrito por Señorita Despecho para la sección:

Compartí, no seas paco