En estos tiempos de inmediatez en las comunicaciones, de artilugios y gadgets complejos y de la dependencia que se puede percibir en la sociedad en general respecto de sus aparatitos celulares, no es menor la elección de tu compañero de vida ideal. Por supuesto que no hablamos de una pareja ni mucho menos de un socio. Hablamos de tu celular.

Otrora los celulares estaban reservados para gente pudiente, empresarios ocupados y políticos de renombre. Con el tiempo, el uso de los mismos se fue popularizando hasta llegar a la saturación masiva que encontramos hoy. Por eso, ya que cada persona que conocemos tiene un celular, es que debemos adentrarnos en un somero análisis de la decisión comunicacional de cada quien.

Samsung: Siempre presente desde que la tecnología digital tomó fuerza en la era de las comunicaciones, el gigante coreano aparece como el líder en ventas de unidades móviles. Correcto en su funcionamiento, se cuelga más que cualquier equipo, aunque sus propietarios lo defienden a ultranza. El servidor de internet en nuestro país depende de las compañías que cada uno contrate, pero en el caso de los Samsung, especialmente los serie “S” son los peores para navegar la web. Jefes del Android, los pioneros en implementar la funda “marica” tipo librito. Grandes pero  livianos, tamaños generalmente incómodos y formas poco agraciadas son las características de la mayoría de los celulares Samsung. Ideal para ingenieros, nerds y gente que en general desea un buen equipo sin pagar excesos de glamour. Muy usado por políticos que les cae de arriba. Tiene de todo para todos, cuando funciona… Se ve mucho en Palmares, entre los pendejitos y esposas de nuevos ricos. Everyone’s invited.

Iphone: El hijo predilecto de Steve Jobs. La revolución en comunicaciones. Hoy todos los teléfonos se parecen al mítico Iphone, quien supo introducir el formato de pantalla táctil. De no ser por su elevado precio, todos tendrían Iphone. Seguro y confiable es un gadget que todos quieren probar. Ideal para el boludeo y para la edición de imágenes. Jefe de las redes sociales. Renovación constante. Objeto incalculable de deseo entre sus miles de fans. Correcto funcionamiento de su sistema operativo IOS. Un aparato de mierda básicamente, pero que está de moda. Es frágil al 100%, se rompe el vidrio de solo mirarlo. Tiene las mismas funciones que todos los teléfonos, nada más que es mucho más caro. Es pesado sin sentido, no tiene compatibilidad con nada. Te lleva a la fanatización estúpida de la marca, al tiempo que te obliga a comprar cualquier gilada que comience con “I”. Ideal para caretearla. Un must de la “gente bien”. Todos quieren subir cualquier boludez a Facebook y que diga “cargas de Iphone”. Sus imágenes de “carrete” denotan la vida fácil que llevan sus propietarios, en su mayoría inútiles. Crea entre sus débiles usuarios una cálida sensación de pertenencia. Ninguna persona productiva y que mantenga un hogar tiene Iphone. Se ve mucho en el Dalvian entre huecos mantenidos y golfas fashion tipo Paris Hilton. Think different

Nokia: Pionero de los teléfonos celulares, la marca finlandesa aparece como la más confiable para las comunicaciones. Desarrolló los celulares más recios y duraderos, al tiempo que supo ser un objeto de deseo con sus productos de línea “N”. Luego de un costoso letargo, Nokia aparece nuevamente en los mercados de la mano del gigante informático Windows creando la plataforma Lumia para sus Windows Phone. Claramente un manotazo de ahogado entre dos marcas que vienen en picada. De precios variados y funcionalidad variopinta, los nuevos Nokia se destacan por su durabilidad y resistencia. Excelentes para navegar la web, y de respuesta inmediata  con su sistema operativo. Pésima compatibilidad con todas las plataformas populares. La tienda de aplicaciones solo replica y copia los features de Android y IOS. En ningún teléfono anda peor el Whatsapp, arma fundamental de cualquier celular. Ideal para gente sin amigos, o sin grupos de Whatsapp. Teléfono que adquiere al que le chupa un huevo toda la tecnología y solo quiere comunicarse vía llamados, SMS y quiere buena señal. Esencial para torpes a los que se les cae más de una vez por día. Se ve mucho entre los empleados públicos porque es toraba. Connecting people

HTC: Teléfono para raros. Una marca que vino a aparecer como alternativa para las líneas Premium de los que no querían consumir Samsung o Iphone. Teléfonos veloces e innovadores. Ideal para hacerse el raro. Muy utilizado en programadores, informáticos, y gente relacionada con el mundo de la computación. Caro para lo que es. De las pocas marcas que funcionan con Android y con Windows Phone. Codiciado por gente de sexualidad confusa. No se conoce mucho en el país y es muy poca la gente que lo usa. Generalmente sus usuarios son gente propensa a recibir “bullying”. Se ve mucho en Queen y en La Reserva entre los Drags y topus con guita. Quietly brillant.

LG: Idem Samsung, menor poder adquisitivo. Life’s good.

Motorola: El papá de todos los celulares. Creador de los mejores teléfonos de la historia. Comenzó a ceder su liderazgo con la llegada de la tecnología GSM, donde sus números y sus teléfonos se fueron en picada. Hoy renovado apunta al público joven nuevamente con productos muy correctos en sus líneas Moto RAZR, Moto E, Moto G y Moto X. Son móviles con extrema sensibilidad lo que les otorga gran fragilidad también. Malazos para las cámaras. Genial para funciones básicas cotidianas, gran compañero, buena recepción de Android. Ideal para mantener organizadas las redes sociales. Lindón de aspecto, buen tamaño. Caro para lo que es, poca memoria interna, lento, se cuelga menos que el Samsung, pero se cuelga igual. Se lo ve mucho en jugadores de fútbol y chicas que compran en La Barraca Mall. Gel, Audi, y funda blanca para el Motorola. Hello Moto!

Blackberry: El boom de subida fue directamente proporcional al boom de caída de esta popular marca. La misma nació como un “must” entre los empresarios, profesionales y gente muy ocupada que necesitaba estar conectado todo el tiempo. Fue el pionero en recibir correos en el teléfono y de los primeros en contar con acceso a internet. Luego empezó a negrearse cuando lo empezaron a adquirir para los políticos y ya la pérdida de exclusividad marcaría el fin. Supo ser el papá de los grupos en los teléfonos y en algún momento todos teníamos BlackBerry y nos pedíamos los PIN. Supo generar las primeras crisis de dependencia gracias a su eficiente sistema de notificaciones. Destronado a fuerza Whatsapp y pantallas táctiles, fue el gran perdedor de estos últimos tiempos. Se lo podía ver en los restaurants más exclusivos de la city porteña, hoy se los ve tirados en cualquier rincón. Son de los pocos teléfonos que no te los roban por lo feos que son. Hace 10 años el mejor invento, hoy un aparato de descarte. Dos mangos aparte el Z10. Enviado desde mi Blackberry.

SONY: El gigante tecnológico japonés no podía quedarse fuera de la disputa por este tipo de aparatos por lo que decidió adquirir la popular marca Ericsson y fundar una nueva opción para móviles. Pionero en la incorporación de tecnologías alternativas a sus teléfonos. Aprovechando el desarrollo de sus cámaras, así como el de las consolas de video juegos, SONY fue de los primeros en incorporar exitosamente buenas cámaras y juegos con grandes gráficos a sus unidades. Hoy sus cámaras siguen estando a la vanguardia y sus aparatos son unas pequeñas consolas PS3. Muy destacables también en audio gracias al desarrollo de SONY Walkman. De tamaños muy grandes, diseños muy poco cuidados, toscos al tacto y a la vista. Sirven para todo aunque son horribles e incómodos. Ideal para gente con poca vida social, ermitaños y autistas. Son caros por lo que la gente solo los adquiere en las promos del día del padre o día de la madre. Se lo ve mucho en plazas, micros y gente que anda por el centro. Make.belive.

Nextel: Independientemente que no sea una marca de teléfonos móviles, la prestadora de telefonía reconocida por su función PTT (Push to talk), solo distribuye teléfonos marca Motorola (en algún momento BlackBerry también). Supo ser una herramienta muy útil entre los laburantes posta. Luego devenido en gadget de moda entre los jóvenes idiotas y los emprendedores Pyme que se sentían operadores de Wall Street, hablando con el altavoz al máximo para que todos los notaran. Su falta de adaptación a las nuevas tecnologías y tendencias los terminó alejando raudamente. Su parecido a un walkie talkie siempre tuvo esa gracia particular al usarlo. Muy duraderos. De muy poca señal y mal alcance, pobre de batería hoy no lo usa casi nadie. Se los puede ver en fincas alejadas o en algunas empresas que no migraron a las nuevas tecnologías. Ideal para el cabeza que se quiere hacer el empresario o para utilizarlo de elemento de defensa personal. Prip!

Enviado desde mi dispositivo móvil…

NdR: El mejor comentario del siglo:

2

Compartí, no seas paco