ref (1)

Y vos me mirás ahí parado atrás de esa superficie que refleja un poquito lo que somos y me doy cuenta de que las cosas pasan y el tiempo es inevitable, uno crece, uno aprende, uno vive.

A veces es necesario, también, reflejar una imagen. Que un tercero mire a través. La rendija quedó abierta, el pudor se apodera de nosotros hasta que descubrimos que no hay porque temer, solo están ustedes, yo, tu, también ella.

Y si me atreviese a mirar el reflejo dentro del otro réflex de tus ojos vería infinidades de imágenes repetidas, porque eso es lo que quiero, miles de momentos con vos, conmigo.

Y la repetición de planos que conforman nuestra vida parece tan simple como enfrentar los espejos infinitos de tus ojos y los míos. Espejos líquidos que se diluyen, que se miran y se reproducen el uno en el otro, y si es una caricia son miles de caricias, y si es una sonrisa los paladines blancos desfilan interminablemente. El beso es único y la repetición conllevaría años luz para conformarnos…

Porque es necesario, nos ayuda a comprometernos aunque sea con nosotros mismos, hacer un camino por lo verdadero y lo esencial. Necesitamos desesperadamente un reflejo que nos guíe a través para poder encontrarnos en el otro, en ella, en vos que me lees corazoncito de yerba mate, jazmín de leche.

Si ya no quedara ningún espejo en donde mirarnos, si todos los reflejos llegasen a su destino reflejado… ¿Qué hago con mi persona? ¿Cómo se quien está escribiendo? Y uno puede divagar así hasta cansarse, tirarse arriba de una superficie cómoda, y darse cuenta que necesitamos encontrarnos en el otro, el reflejo legítimo, lo verdadero.

Compartí, no seas paco