Cada vez que uno sale a la calle, puede encontrarse con una manera muy esperpenta de personalizar o decorar a los automóviles mediante el uso de calcomanías (no calcamonías).  Es muy entretenido ver la cantidad de calcomanías que circundan a nuestro alrededor día a día. Algunas de ellas son muy ocurrentes, otras intentan dar una idea de status del que la lleva, otras denotan pertenencia a un determinado grupo o simplemente demuestran la idolatría que le rinde el dueño del automóvil a determinado personaje o marca. Vamos a analizar las que más ruido me hicieron cuando las vi:

Subite, sentate, callate y agarrate

Clásica calco pretenciosa que se puede ver en autos muy chotos que intentan hacerle creer a quien lo ve, que está a punto de subirse a un auto de Rápido y Furioso. Ponen primera, llenan a todo el mundo de humo, hacen un ruido infernal, y no pasaron los 40 km/h, como si a esa velocidad fuese necesario agarrarse. Otra apreciación destacable es que el imperativo procesal de “callate” en realidad debe leerse caiate, debido al nivel de aceite que chorrean quiénes decoran así su auto. Más bien debiera decir: “Subite, agarrá la puerta que no cierra bien, sentante donde puedas y vacúnate contra el tétanos.”

Por mi viejo lo tengo, por mi vieja lo doy

Una declaración inequívoca de que el auto se lo regaló el padre y que adora tanto a su madre que estaría dispuesto a prendarlo e incluso venderlo de ser necesario. Muy tierno de por cierto y completamente inútil. No creo que sume en nada aclarar públicamente que uno es un vago improductivo que a los 40 pirulos no se pudo comprar su propio vehículo y menos aún el tema de medir su amor a su progenitora por escasas 20 lucas que puede valer la licuadora con ruedas que maneja.

No corro, vuelo bajito

Es una amenaza de velocidad. El tipo ya te está advirtiendo que estás a punto de ver al De Lorean de Volver al Futuro, cómo despega a las 88 millas por hora (unos 141 km/h). Así que uno trata de seguirlo de cerca hasta alguna recta, para ver el espectáculo de hacer  llegar a un Renault 18 a 200, al tiempo que se ilusiona con verlo zigzaguear entre los demás conductores como si fuese una persecución de película. El resultado generalmente es que terminás haciéndole luces para que se corra (cosa que como buen proyecto de pistero no hace) y lo terminás viendo decepcionado desde tu retrovisor mientras el pobre tipo estira los cambios estérilmente para simular algo de vértigo. Mejor ponerle: “No corro, vendo baratito”

La familia retratada en muñequitos

Muy vista en rurales y minivans de gente paqueta. Quieren decirle al mundo que manejan ese monovolumen horrible y caro porque están felizmente casados, su esposa los obligó a conseguir esa calcomanía forra, clavaron cuatro guachos, dos perros y un gato. Sospecho que no se puede ir a buscar a los chicos al colegio privado o al club de rugby si no se tiene esa calco distintiva. Ideal para familia Opus Dei que le pone 15 muñequitos. Lo más curioso es ver esas calcomanías en autos entrando a La Guanaca o buscando travas en el Rodríguez Peña. Una derivación muy chistosa y desesperada es el/la que le clava el muñequito solo o a lo sumo con un perro, para que el mundo sepa que es soltero y está desesperado por acostarse con cualquiera que le toque bocina.

Los que le ponen la calco de Ferrari a los Fiat y de Audi a los Gol y a los Escort

Viejo, dale ¿En serio pensás que la gente es tan ignorante que porque vos le pongas esa ridícula calcomanía a tu auto va a convertirse en un cavallino rampante italiano o en una super máquina de eficiencia alemana? Aparte es una falta de respeto a la marca original de tu auto, sea una porquería o no. Las minitas por más de que vos les expliques mil veces que tu auto independientemente de parecer una batata trae componentes de otra marca superior en el motor, no las vas a convencer, ni la vas a terminar poniendo por eso. Es como ponerle una calco de Harley Davidson a una Motomel.

El conejito de Playboy

Jeropa. Fuerte.

El rosario con la virgen al medio

Parece que ahora ser religioso es top. Por eso la calco de moda entre la “gente bien” es un popular colgante católico que intenta decirte que el que maneja ese “papamóvil” es un cristiano ejemplar, aunque te tire el auto encima, te putee y te siga diez cuadras para agarrarse a trompadas. También intenta decir que si bien la última vez que pisó una iglesia fue en su primera comunión a los 10 años, el tipo es un místico bárbaro y tiene grandes valores católicos. Curioso también es verlos estacionados en el lugar reservado para funcionarios políticos en los municipios o en Casa de Gobierno. Haz lo que yo digo más no lo que yo hago.

La de Casper, con la cara de Rodrigo y la firma de Maradona

La trilogía sagrada, nadie sabe realmente cuál es la relación que une a un fantasma animado, al mejor jugador de fútbol de la historia y a un difunto cantante de cuarteto. Pero esas calcos suelen ir las tres juntas. Supongo que debe ser para enfatizar el nivel de mersa que tiene el que conduce, como si con una sola de esas quedara alguna duda, no?

El listado encolumnado de Pioneer, OZ Racing, MOMO, NOS y SPARCO

Solo para entendidos. Si tenés la guita suficiente para ponerle todos esos accesorios importados de carrera, no se los ponés a un 147. Corta la bocha.

La manzanita de Apple

Volviendo a los caretas ahuevonados, los tipos tienen que tener la calco de la popular marca de electrónica fundada por Steve Jobs. Ves manzanitas blancas en todos los autos y las camionetas de los Barrios Privados. Es para que el propietario se sienta tranquilo de poder comunicarle a su gente que puede viajar al exterior y comprar Iphones o Ipods o Ipads. Al mismo tiempo es muy útil también para el ladrón moderno de hoy que identifica a sus próximas víctimas por ese tipo de obviedades pegoteadas en el vidrio. Por ahí sería más fácil poner: “Papá tiene mucha plata y me compra marcas caretas, por favor róbeme.”

La M de Monster

Como me encanta ver esa M verde fluorescente tamaño gigante y que la mayoría de la gente no tenga la más remota idea de qué carajo se trata. Haga la prueba y pregúntele al prox. 504 que vea con esa calco, qué significa. No tienen noción de que se trata de una bebida energizante norteamericana, que no se vende, ni se vendió en nuestro país. No sé por qué genera esa ilusión en los compradores de calcomanías berretas. Debe ser porque la ven como sponsors de autos de carrera. Es más o menos como comprar una calcomanía con la M de Movistar.

La de Transformers

Vos crees que si un extraterrestre tuviera que elegir reencarnar en una automóvil, querría hacerlo en un Duna? Si Optimus Prime tomara porrones los viernes en el Parque, mataría a más de uno por deshonrar una de sus símbolos más preciados. Aparte pensemos un segundo ¿En que se podría convertir ese auto? ¿En un limpiavidrios industrial?

Bebé a bordo

Siempre me produjo cierta curiosidad esa advertencia en un auto. Es como si se justificaran por manejar pésimo o si pidieran clemencia en tu modo de conducir cerca de ellos. Nunca nadie se puso a pensar que la gente no anda chocando por gusto a otros autos, tengan o no criaturas a bordo ¿Será como una especie de licencia especial para mandarse cagadas mientras conducen, justificándose en la presencia de infantes? Un misterio sin resolver para mí. Es como ponerle una calco a la salida del boliche que diga “Borracho al Volante”.

www.elclubdelgol.com.ar :

Literalmente no te interesa hacer el amor.

La pipa de Nike deforme, recortada con papel contact

Uffff esta sí que es jodida posta. Los tipos se sientan con la familia en la casa y se ponen a dibujar y recortar un contact amarillo para que se parezca a algo similar a la popular pipa de Nike. Aunque si uno lo piensa bien, en realidad no es una falla en el diseño o en la manufactura de esa porquería infumable, es que el logo que copiaron lógicamente es de una remera de Boca  que el Brayan compró en La Salada, por lo que la forma es más parecida a la de un espermatozoide con jopo, que al mítico logo de Nike.

No envidies mi progreso, sin conocer mi sacrificio


Personalmente mi favorita. Curiosamente uno nunca la ve pegada en la luneta de algún auto que cualquier persona pudiese envidiar. No digo que tener un Gacel con GNC no sea un logro para quien lo adquirió, pero seamos realistas, nadie envidia ese tipo de autos. Independientemente de cuál haya sido el sacrificio, la gente si se va a sentar a envidiar algún auto, generalmente le apunta a los deportivos importados de última generación. Bien podría refrasearse de la siguiente manera: “No midas mi progreso, por la porquería que manejo.”

Bueno los dejo, me voy a ponerle unas llamas de fuego con letras chinas a la Renoleta y si encuentro una calco del Ché Guevara también se la voy a poner, aunque no sé bien quién es, ni qué hizo…

PELOTUALAMIERRAH

Compartí, no seas paco