Civilizacion 02

El feminismo tiene facetas curiosas y me decidí por hablar de algunas de ellas.

Una de esas facetas es que se queja de una sociedad ya instalada que se comporta de manera machista. Sin embargo todos los hombres, absolutamente todos los que componen esta sociedad, fueron educados y formados por madres. Madres que incluso, por ejemplo, han encerrado a sus hijos en un cuarto hasta que dejen de llorar, porque los hombres no lloran, frase que a las feministas le provocan arcadas. Por eso creo que es oportuno recalcar que este mundo, señoritas, lo siento mucho, pero es un mundo creado por mujeres.

El feminismo es en la mayoría de las veces, una posición tomada, y el machismo una acusación. Podría existir una sede universal en Bruselas agrupando al feminismo del mundo, pero dudosamente consigamos encontrar un local en alguna galería pasada de moda de cualquier ciudad pequeña de alguna de las Guyanas que con letreros trazados a marcador gastado se asigne como Sede del Machismo Universal, porque realmente no sabríamos qué hacer en esa sede. Y estoy seguro que si hubiese un motivo mínimo todos los hombres formaríamos parte de un club de machistas para juntarnos a tomar unas cervezas, pero es que a nadie se le ocurrió un motivo, al menos hasta ahora.

Civilizacion 01Los hombres que nos comportamos como hombres debemos encontrarnos alguna vez en la vida con la acusación de ser machista. Siempre es una sorpresa, y una curiosidad. A medida que crecemos esas acusaciones se fundamentan mejor, y de la acusación de machista por ofrecer a una mujer si quiere más Coca en un cumpleaños de 15 se pasa a la acusación de machista por abrirle la puerta para que pase primero. Y lo cierto es que de las crianzas feministas o convencionales (nadie sabe bien cómo sería una educación machista en el siglo XXI) siempre ganan las convencionales, que tienen más que ver con los roles ancestrales donde el hombre daba la vida por la mujer y la mujer sobrevivía para componer el grupo que ella formaba. Cualquiera que mire la historia de la civilización con un poco de objetividad se va a dar cuenta de que la civilización es un invento de la mujer. El hombre no obtuvo grandes ventajas con ella, en cambio la mujer administró el poder de una manera impecable.

Si un asteroide chocase contra el mundo y destruyese todo salvándose únicamente veinte chicos, a los diez años los encontraríamos jugando al fútbol, construyendo cabañas de palos para evitar el duro granizo, o creando una máquina que emule el sonido de los pedos. Pero si en vez sobreviviesen veinte chicos y dos mujeres, el mundo se repetiría tal y como lo conocemos hoy. Es más, los varones más fuertes esclavizarían a los más débiles y las mujeres dirían con la mirada dura que es la ley de la vida. Y tendrían razón.

Si miramos la política nos vamos a dar cuenta de que es muy similar a las actitudes que pueden tener las mujeres en cualquier situación que las congregue. En la política las apariencias son importantes, aunque después hay que poder respaldarlas, pero eso es algo que pocos hacen. Todos los políticos están pendientes de lo que dicen los otros, y si alguno los acusa de algo tienen que salir a responder. Manejan su poder en relación a su popularidad, y son capaces de matar por su prestigio y buen nombre, aunque a nadie le importe ni le crean. Esto es así porque la política nació siendo el poder que detentaban las mujeres de los reyes, faraones, feudos, etc, detrás de bambalinas.

Civilizacion 03En definitiva, la civilización es una creación (una excelente creación) de la mujer para mejorar su condición ante el hombre. Hay que entender a aquellas mujeres que tenían que imponerse ante hombres fuertes y duros para defender a sus críos y a ella misma de la violencia reinante en los inicios de la civilización, y cómo fue creando un contexto donde el hombre la eligió a ella para renunciar a algún hábito bestial o a alguna crueldad inconsciente. Cada tanto la mujer interpuso ante el hombre una opción, ella o la barbarie, y el hombre la volvió a elegir a ella. Y ella, la mujer, fue modificando la situación, creando la sociedad, las normas de convivencia, mostrándole al hombre el valor que tenía para él aquel grupo que ella siempre defendía, esa sociedad de críos que la mujer alimentaba y que de grande colaboraban en la caza, o en la recolección. Aquella mujer tuvo que transformarse en algo que al hombre le gustase mucho, para poder negociar con ella misma ante sus críos. Y lo logró con creces.

Hoy la civilización de la mujer reemplazó al contexto de la naturaleza salvaje, y comparando los roles se puede sugerir que la mujer quiere salir a cazar dinosaurios. El hombre le dice que lo haga, pero ella le responde que al decirle eso parece que le estuviera dando permiso, y que eso es una actitud machista.

Y así estamos.

Civilizacion 06

Compartí, no seas paco