Entre comillas, porque nunca voté al FPV salvo en el 2013. Entre comillas porque yo no siento ese fervor del fanático que escucha un discurso como quien escucha al Dalai Lama o al Papa. Entre comillas, porque aspiro a una política mucho más limpia que ésta.

Pero la culpa de que yo parezca K, o sea K (como quieran decirme), es de la gran parte de la sociedad que critica al gobierno actual como si fuera la peor porquería que ha habido en la historia. Lo entiendo en un chico menor de 25, que en el 2003 todavía pedía juguetes para Navidad y no se preocupaba del hambre o del crecimiento de las villas miseria. No en los demás.

Como los frentes de ataque (áreas de crítica, queda mejor) son tantos, voy a empezar por lo básico elemental, o sea, lo que me dice mi sentido común cuando analizo los gobiernos de los que yo tengo memoria:

-Período 1989-1998: CSM.

Ni digamos cómo llegó al gobierno: títere de la derecha que volteó a Alfonsín con hiperinflación, desabastecimiento, huelgas generales de todos los gremios (¿les suena?). En ese momento la democracia era muy débil, y el pobre Alfonsín no pudo con el embiste del establishment. Pero en fin: la política del Patilla era bien capitalista. Él creía en la deuda extranjera para mejorar las condiciones de vida de su país… lo que pasa es que “su país” parece que era él y sus amigos empresarios. Fue una época de “pizza con champán”, de fiesturbias con modelos, mansiones con pista de aterrizaje propio, atentados terroristas, ajustes de cuentas con la mafia que hasta acabaron con la vida de su propio hijo, autos fórmula 1, partidos de tenis con Vilas, la pasaba bomba y a nadie le molestaba.

Pero vamos directamente a los hechos, a lo que afectó la vida de la población nacional:

-La paridad del dólar 1:1 con el peso. Era bárbaro para comprarse un electrodoméstico o salir del país, pero el campo se vino en picada (no convenía comprarle granos ni carne a la Argentina).
-Las importaciones estaban abiertas así que se compraba todo de China o Taiwan, lo que llevó a la quiebra de la industria nacional. Además muchos empresarios aprovecharon a endeudarse hasta el tuétano y luego quebrar la empresa para no pagar un sope, llevándose toda la guita. Eran hermosos tiempos para ello (algo que desgraciadamente aún sigue).
-A consecuencia de ambas cosas, aumentó la desocupación.
-La gente del campo o de pueblos industriales se mudó a las periferias de las grandes ciudades conformando las villas miserias. ¿La seguridad? Bien, gracias. En muchas de ellas no se podía ni entrar con la policía, ya que fueron usadas por el narcotráfico para poder actuar impunemente (otra cosa que aún no se ha terminado). Aumentó la pobreza y la indigencia.
-Se vació y vendió Aerolíneas.
-Se vació y vendió YPF.
-Se vaciaron y vendieron los ferrocarriles.
-Se vendieron el agua, la luz y el gas.
-Se vendió la telefonía y el correo.
-Se “privatizaron” las rutas.
-No hubieron planes de viviendas nacionales. Los provinciales eran lentos y mal construidos.
-Se intentó desmantelar el PAMI.
-Se vendió el fondo de jubilaciones y pensiones a AFJPs que se forraron los bolsillos de comisiones, y recuerden que, antes de que se recuperaran, muchos jubilados por esta vía no llegaban a la jubilación mínima.
-Se establecieron las llamadas “relaciones carnales” con EEUU, al punto de enviar soldados argentinos para la lucha en el Golfo Pérsico y apoyar el bloqueo a Cuba.
-Se sancionó la Ley de Flexibilización Laboral.
Podría seguir, pero ya está establecido lo fundamental: Se vendió todo, nos endeudamos hasta las tetas, pero no había plata para nada. Los sueldos estaban congelados, pero no así los alimentos, los alquileres ni los servicios. Te podían despedir en cualquier momento. Sin embargo los gremios estaban calladitos, ni una marcha, ni una queja.

1998-2001: De La Rúa

No hay mucho que decir. Lo más recordado es su salida en helicóptero cuando las cosas se pusieron muy ásperas, con corralito financiero (le garcaron los ahorros a todos los argentinos), saqueos, cacerolazos, muertos, sobornos comprobados, etc.

-Continuó con la política de ser la perra de EEUU, pidiendo préstamos que fueron asquerosamente mal utilizados y no detuvieron en nada la crisis lógica derivada del ajuste, la desocupación y la pérdida de todos los bienes nacionales.
-Se terminaron de minar los derechos de los trabajadores con la Ley de Reforma Laboral (la de los sobornos).
-Se barajó muy seriamente la posibilidad de arancelar las Universidades Públicas.
-Se profundizó la crisis con 25% de desocupación y 50% de niños bajo la línea de la pobreza.
-Se dio una masiva emigración de jóvenes que no tenían perspectivas de trabajo, muchos de mis amigos siguen en España y EEUU.
Era tocar fondo. No se podía estar peor. Pero era la lógica consecuencia de las políticas anteriores sumadas a la corrupción ilimitada.

2002: cric, cric, cric.

2003-2007: Néstor Kirchner

Después de tocar fondo se sale a la superficie, fue una época de vacas gordas, sí, es cierto. Más allá de lo que se dice sobre sus métodos de hacer dinero, si robó como dicen o no, no lo sé, porque los mismos que dicen eso dicen cada boludez que no se puede creer nada. Pero veamos los hechos:

-La devaluación del peso hizo que el grano argentino fuera un excelente negocio, con ayuda del glifosato que es una mierda y no estoy de acuerdo que se permita su uso. En fin: aumentó la producción y exportación de granos de manera tal que ni siquiera convenía producir carne. Ingresó muchísimo dinero, aunque claro, no tanto como el prestado por EEUU. Pero éste aparentemente sí se invirtió en el país.
-Se fomentó la industria nacional con créditos y limitación de ingreso de productos extranjeros.
-Se estimuló la creación y desarrollo de PyMEs.
-Se promovió la megaminería (con lo que no estoy de acuerdo).
-Todo esto llevó a un crecimiento del empleo y una mejora de las condiciones económicas de la población en general, con aumento de las reservas, superávit fiscal, los números estaban con nosotros después de muchos años.
-Se repartieron muchos planes de asistencia a la gran cantidad de personas desocupadas que aún quedaban.
-Una de las mejores maniobras políticas: el canje de deuda externa, y el pago al FMI quedando liberados de la intervención de los yanquis en la política local y recuperando la credibilidad en el resto del mundo.
-Se estableció una estrecha relación con los países latinoamericanos que estaban en el mismo proceso que Argentina: alejarse de EEUU como una mujer sumisa y cornuda intenta alejarse de su marido déspota aunque sea saliendo a limpiar veredas y durmiendo abajo de un puente.
-Es cierto que se centralizó mucho el dinero a nivel nacional. Pero no sé si hubiera llegado al pueblo si hubiera existido el filtro provincial.
Este hombre tenía una buena relación con los gremios, con empresarios, con dirigentes políticos varios. Tenía la cintura política para no echárselos en contra.

2007-hoy: CFK

Profundizó la política propuesta por su marido. Por supuesto muchos de estos cambios no cayeron bien entre el empresariado del establishment. Alfonsín por mucho menos se fue antes de tiempo, y ésta se queda 2 mandatos. ¿Se habrá afanado todo? Comparemos con CSM:

-Se recuperó Aerolíneas Argentinas y Austral.
-Se recuperó YPF.
-Se recuperó (lo que quedaba de) el fondo de jubilaciones, y se incluyó a miles de personas que no habían aportado lo suficiente, llegando a más del 90% de cobertura.
-Se renovaron los ferrocarriles.
-Se dio crédito accesible para viviendas a la clase media.
-Se construyeron represas hidroeléctricas, el gasoducto del Noroeste y la central nuclear Atucha 2.
-Se estableció la asignación universal por hijo, no por punteros políticos, sino por DNI.
-Se digitalizó la documentación personal renovando todo el registro nacional.
-Se estimuló la televisión y el cine nacional y provincial.
-Se crearon 9 universidades nacionales y se otorgaron subsidios a estudiantes universitarios con familias sin ingresos formales.
-Se multiplicaron los planes de salud: en la actualidad más de 20 planes nacionales que proveen insumos y recurso humano capacitado en todo el país. En las últimas 3 presidencias se construyeron 25 hospitales.
-Se promovió la investigación por medio de becas y repatriación de científicos.
-Se cumplieron puntualmente los pagos de la deuda externa.

Puedo seguir, pero creo que el punto está claro. Para hacer todo eso se necesita mucho dinero, y la mayoría proviene de nosotros, no de inversiones externas. Entonces no comprendo por qué la gente se queja más ahora que con el patilludo.

¿Hay cosas con las que no estás de acuerdo? Perfecto. Yo tampoco. ¿Afanará? Puede ser. ¿Merecemos algo mejor? Seguro que sí.

Pero ciertamente este gobierno no está vaciando al país como los anteriores. Entonces, ¿por qué escucho tanta gente que está angustiada con el nivel de corrupción que según dicen es el peor de todos los tiempos? ¿No tienen memoria? Dicen que el país se va al tacho, que nunca estuvimos peor. Y como no estoy de acuerdo, me tildan de camporista y de “K”.

Pero yo recuerdo caminar por la calle San Juan en el 2001 y ver 3 de cada 4 comercios cerrados. Recuerdo la cantidad de lugares donde habían villas y ahora hay barrios. Recuerdo los numerosísimos comedores populares llenos de gente que no tenía para comer. Recuerdo la impunidad con la que quebraron el Banco de Previsión Social y se llenaron de guita personas que hoy caminan por la calle y todos reverencian. Recuerdo cómo Macri padre multiplicó su fortuna con Menem y cómo Macri hijo le dio poder a la barra brava de Boca. Recuerdo las marchas de piqueteros que clamaban por un puesto de trabajo digno. Ojalá lo recordemos todos y no queramos volver a eso.

Apoyo en: http://www.portalplanetasedna.com.ar/menem01.htm, http://www.presidencia.gob.ar/index.php?option=com_content&view=article&id=1304&template=blank, http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/coedicion/giron/04.pdf

Compartí, no seas paco