sssa

Vivimos tiempos difíciles con un nivel de tolerancia similar al de Papá Enojado en Los Simpsons. No nos bancamos nada. Porque quizás llegamos a un límite. Límite que fue superado con el uso y abuso de nosotros como consumidores en general. Pagamos de más, porque nos acostumbramos a hacerlo. Esperamos cada día un nuevo aumento, porque nos la vemos venir. Sabemos que lo que nos prometen probablemente no se cumpla, pero mayormente es así.

Cuando uno se vuelve prestador de un servicio, mínimamente debería responder a él y hacerse cargo de un sinfín de cuentos que fantasean para que compres y que finalmente no se cumplirá.

En este caso se trata del tridente El Rápido – Cata – Andesmar.

Resulta que compré un pasaje por internet a través de la empresa Cata Internacional. El mismo constaba de dos boletos: Mendoza – Rio Cuarto / Rio Cuarto Mendza.

Cuando uno compra este tipo de pasajes on line, es necesario imprimirlo y estar por lo menos 30 minutos antes para ver porqué andén saldrán los micros. En el caso de boleto de ida, la empresa que lo cobró fue Cata Internacional y la que lo operó fue Plus Ultra. Todo funcionó como debería. Me dirigí a la boletería a preguntar por donde salía, llegó el colectivo de la empresa ya nombrada y partí hacia rumbos cordobeses.

Pero un día tuve que volver (en realidad ese día fue al otro día), al mirar el boleto impreso figuraba que la empresa operadora esta vez era El Rápido. Mamadera. Aún recuerdo cuando tenía como slogan “El Rápido te lleva” que popularmente fue cambiado por “El Rápido te acerca” porque todos sufrimos alguna vez una rotura, parada, pinchadura o lo que sea para que pocas veces llegara a tiempo. O no llegara.

Me presento esta vez casi 2 horas antes en la terminal de RIO IV y nuevamente me dirijo a la boletería de Cata para que me informen el número de andén por el que sale El Rápido hacia  Mendoza y me quedo esperando.

12.15 rezaba el boleto. Y así fue pasando el tiempo. 11.45, 11.55, 12.00, 12.10. Veía como entraban y salían diversos micros pero el de El Rápido no  aparecía. Hasta que la playa de la terminal quedó desolada. Miro el reloj y leo 12.25. La concha del pato. Algo andaba mal. Regreso a la boletería de Cata y nada. Nada ni nadie porque ya se habían ido. La opción que me quedaba era ir hasta la ventanilla de El Rápido y consultar de cuánto era la demora.

Esta fue la respuesta que tuve: “No hay micro de El Rápido porque en realidad lo cambiamos a uno de Andesmar que ya se fue”.

Calculen que le dije de todo menos “gracias por informarme de tal eventualidad querido amigo pelirrojo, que tengas lindo día y muchos saludos a tu madre.”

Vuelvo a mirar el boleto y se lo señalo. “Acá dice que opera el Rápido” a lo que me respondieron “Si, pero se cambió a un micro de Andesmar.”

Me cuesta hilar un poco cómo fueron las idas y venidas en este punto por la bronca generada, pero acá está lo más detallado posible:

Al llamar por teléfono a Cata Internacional me decían que los responsables son los de El Rápido por no informar el cambio. Los de El Rápido me decían que los responsables son los de Cata Internacional por no informar que podía salir también por Andesmar. Telefónicamente de Andesmar me decían que el reclamo lo tenía que hacer en Cata Internacional porque ellos fueron lo que cobraron el pasaje y por ende ellos tienen el poder o no de devolución. De Cata Internacional me decían que los que se tenían que hacer cargo eran los de El Rápido y Andesmar por no informar con ningún tipo de señalética que el cambio de unidad se había efectuado.

Conclusión: lavado de mano y tirada de pelota entre ellos. En el medio yo cuya solución fue comprar un nuevo pasaje por Chevallier y emprender mi regreso (sacando las casi 2 horas de reclamo, puteadas y malos tragos que pasé).

¿Qué hubiese pasado si no tenía con qué volver a comprar un pasaje? ¿Con qué panorama me encontraba si mi regreso estaba pactado por algún evento laboral?

¿Para ustedes, quién tiene que responder?

Antes de finalizar, un mensaje a los señores responsables de cada empresa: si les gusta cagarse en la gente, que no se note tanto.

Acá les dejo una foto del pasaje malogrado para verificar su autenticidad.

rrer

Escrito por Pablo Ponce para la sección:

Compartí, no seas paco