Smartphones - copia

3:00am

El WhatsApp abierto, la imagen lista para enviar, solo hace falta un clic ¿Qué me detiene? ¿No era que me quería vengar? ¿No era que le quería hacer sentir lo que es ser cagado por alguien tan cercano? Mi mano izquierda tiembla, una pequeña gota de sudor a la par de una lagrima de orgullo corren por mi mejilla. “Ahh…” me desvanezco.

Ese maldito papel que intenta reflejar que tan hábil soy para que el día de mañana sea un zombie que sigue a una horda de iguales con sueños rotos, espíritu bajo y esperanza nula. Sigue sobre el cristal del escáner… Parece un cuadro que nunca mueve su mirada de mí.

Esto se podría haber evitado si no fuera yo, el protagonista de esta historia.

“Estamos donde queremos estar”

¿Por qué? ¿Y por qué no? Después de soportar tanto ¿por qué no darle su merecido? “porque vos sos mejor que él” no creo en la justicia divina “la única manera de aprender a manejar, es manejando” si le enseño no lo va a hacer más. ¿Y el cuento del sapo y el escorpión? ¿Ya lo olvidaste? En mi furia, en mis problemas, en mis momentos más felices me enceguezco y me olvido de muchas cosas, pero no viene al caso. ¿Además qué pasó con “si le robo al ladrón son 100 años de perdón”?  ¿No se aplica en este caso? Mmm… Supongo que no… ¿pero quién se cree que es? ¿Se hace llamar padre? cuando predica con la verdad y actúa siempre con la mentira, es un hipócrita eso es lo que es.

“Padre no es el que lo hace, si no el que lo cría”

3:40am

Ya no me quedan cigarrillos, tampoco puedo ir a comprar. Mi mano cada vez tiembla más erráticamente, lo que era una lágrima ahora son náuseas, sería tan fácil para mi presionar la pantalla…

¿Por respeto? No, el ya perdió lo poco que tenía, yo no soy el que está en deuda aquí.

¿Por él? Y por ella. Puede ser, creo que ya estamos más encaminados a una respuesta.

¿Por qué diste tu palabra? El me dio la suya y mira en la situación en la que nos encontramos hoy. Ciertamente en ese momento solo fui complaciente.

¿Es por esa cosa? Sí, pero al mismo tiempo no, es venganza mi incesante deseo de ver a los que producen mal ser recompensado con lo que merecen.

¿y quién sos vos para hacer justicia? Alguien que sufrió ¿no?

¿Y eso te hace ser digno de repartir justicia? Si vos sos la justicia ¿Quién vigila a los vigilantes?

“yo no te crié así”

¿Qué hay de tus valores? Los enterré junto a mi respeto hacia él.

¿Estás dispuesto a ponerte a su altura? ¿Acaso no aprendes nada?

Basta.

4:00am

Mírame a los ojos, ponete en mi lugar y no mientas ¿estarías enojado si algo que es tuyo se te es arrebatado? ¿Tu corazón se podría conformar con un “perdón no debería haber dicho que era un regalo”? ¿No desearías vengarte? ¿No desearías recuperar lo que es tuyo por derecho?

El mundo funciona así, los errores se pagan, baratos o con precios muy caros. Pero al sembrar deudas también se siembran rencores y su lista de deudas es bastante extensa, no por nada perdió a una hija y está muy cerca de perder uno más

“No hay peor ciego que el que no quiere ver” porque al igual que el escorpión está en su naturaleza.

5:00am

No, no voy a ponerme a su altura, soy mejor que el.

*eliminando imagen*

Compartí, no seas paco