12

Pasó el 25 de Mayo, pasó el primer bicentenario de la independencia y acá estamos otra vez, afrontando el tan esperado segundo semestre, semestre el cual todos tendremos autos que chocan, motos que vuelan y caviar con champagne para celebrar la economía en alza.

Pero en el fondo no siempre estamos de acuerdo con la realidad que nos toca afrontar. A mí no me pinta pagar un 8.000% más de luz, o peor aún, no me pinta saber si tengo que pagar el gas o no, porque ni eso saben decirme. No me pinta que la gente no se lave los dientes y menos me pinta que gente que no conozco me diga “amigo”. Pero me la tengo que aguantar.

Y Macri también se tiene que bancar un montón de cosas, y una de esas es el bicentenario de la independencia en la Casa Histórica de Tucumán.

Entonces justo ahí me puse a pensar… ¿cómo sería si esa casa la pudiese ser modificada a gusto y piacere nuestro excelentísimo presidente?

Primero y principal, la Casa Histórica de Tucumán estaría en un barrio privado. ¿Qué es eso que cualquiera pueda pasar por ahí? De esa forma, solo personal autorizado por él y la primera dama podrían pasar a visitarla, sacarse fotos y hasta hacer check in ahí.

Y si hablamos de check in necesariamente hablamos de conexión WiFi, pero no cualquiera, sino de la posta para que una vez adentro, en lugar de cuadros con los integrantes de los actores principales de la independencia existan smarts tv con imágenes 3D de cada uno de estos personajes ilustres, y a posteriori, una vez apreciado a todos y cada uno de ellos, puedas acceder GRATUITAMENTE a Nextflix para ver el último capítulo de GOT o algún final de temporada de Vikingos.

De por sí, el nombre de “Casa Histórica de Tucumán” es algo grasa y con poco marketing (imagíenense que recién después de 200 años acostumbramos a llamarla así y no “Casita de Tucumán”) por lo cual su nombre cambiaría a White Histoy House. Listo, con ese nombre salimos seguro en alguna edición de NatGeo.

Siguiendo con las remodelaciones, cambiaría esas insulsas ventanitas del frente por grandes ventanales de vidrios espejados y polarizados para aprovechar la luz solar diaria porque crisis.

Si de servicios hablamos, una casa de tal importancia y magnitud no podría no tener vallet parking atendido por esbeltos y facheros granaderos que por una buena propina te dejan la 4×4 reluciente.

Otro detalle importante, y para mantener su estructura y gastos, es que por un módico precios, la ahora llamada White Histoy House puede ser alquilada para eventos empresariales de fin de año, o celebraciones conmemorativas de corporaciones extranjeras, dejando libertad para hacer cualquier tipo de modificación siempre y cuando, una vez que esto termine sea entregado tal cual se entregó. Esto también incluye fiestas electrónicas y torneos de PokerStars.com.

Y para finalizar, cabe aclarar que como toda casa tiene una mascota, y que mejor que un águila calva que vigile desde la altura cada movimiento que se haga en la White Histoy House, nuestra patriótica casa argentina.

Compartí, no seas paco