Te gusta la cumbia o la electrónica; el rock o el reggaeton; si no sos flaca sos gorda, si no sos cheto sos negro, si no sos machista sos feminista, sos de Boca o de River, del Tomba o de la Lepra… y la última ideología que viene dividiendo a nuestro bello país desde hace ya un tiempo es la política. Más allá de las divisiones que siempre existieron entre partidos políticos, esto que viene pasando ya raya el fanatismo descontrolado.

Estás con Cristina o estas con Macri… no existe un punto medio.

Técnicamente, de no haber ganado Mauricio las elecciones, las hubiera ganado Scioli. Lo curioso es que nadie nombra a este pobre hombre, lo que nos da la pauta de que muy probablemente, Daniel hubiera sido una simple marioneta.

Pero no crean que es mi intención ponerme de alguno de los dos lados en esta nota, yo soy una de las pocas personas que ve lo malo y lo bueno que se hizo en la gestión anterior y de la misma manera observo a la gestión actual con sus buenas y malas decisiones.

¿Voté yo a Mauricio?, si.

¿Me arrepiento de mi voto?, hasta el momento lo he hecho varias veces.

¿Votaría yo a Daniel Scioli?, ¡No!

Lo cierto es que el país está mal… si venía cayendo desde hacen ya 12 años o empezó a caer en el mismísimo instante en que el Mauri asumió no es lo importante. Si vos estás con Cristina o con Macri tampoco es lo importante.

¿Qué importa si te gusta el choripan o te gusta el sushi cuando de todas formas la plata no te alcanza para comprar un kilo de pan? ¿Qué importa si tenés o no un aire cuando en realidad no querés prenderlo por miedo al cuentón de luz que te va a llegar? ¿Te das cuenta que tanto nuestro querido presidente actual como la anterior están pasando un invierno maravilloso en sus mansiones con las estufas al máximo mientras vos te morís de frío por amor a la patria y para cuidar tu bolsillo? ¿Entendés que te pasas todo el día publicando cosas contra Macri o contra Cristina cuando ellos lo que menos necesitan es gente que los defienda? ¿Ya pensaste que estás arruinando las cenas con amigos o familia por salir a “defender” a alguien que ni siquiera sabe cómo te llamás?

Por eso mismo es que deberíamos entender que la forma de aportar, de ayudar a Argentina a salir adelante es sabernos argentinos y reconocernos como tales, ni con Macri ni con Cristina… yo soy argentino… la manera de hacer un lugar mejor para vivir es ayudando con pequeños gestos y acciones en la medida que podemos. Hacemos un país mejor cuando no miramos para otro lado al ver a alguien que necesita ayuda; hacemos un país diferente cuando guardamos el papelito del caramelo en el bolsillo hasta encontrar un cesto de basura en vez de tirarlo en la calle; hacemos un país diferente cuando ayudamos a entidades de caridad; hacemos patria cuando respetamos las leyes de tránsito; Cuando levantamos las “necesidades” que nuestro hermoso perrito hizo en el parque o la plaza y las tiramos a la basura… Todavía le quedan varios años a este gobierno. ¿Pensamos seguir así de divididos durante toda la gestión?

Desde que tengo memoria, ya fuera con Menem, De La Rúa, Nestor, Cristina o quien fuera, siempre hemos tenido que levantarnos temprano para salir a trabajar y poner el pan en nuestra mesa y eso seguirá siendo así. ¿Y si dejamos de pelear y empezamos a empujar desde donde estemos por un país mejor?

Después de todo, el gobierno (sea cual sea) siempre se llenó los bolsillos con la plata de la gente que se pelea por defenderlos.

Saquemos esa escarapela que nos pusimos para la última fecha patria, sacudámosle la tierra y coloquémosla donde se vea, ya que venga el gobierno que venga sin importar quién sea, seguiremos siendo argentinos.

Compartí, no seas paco