img-20161213-wa0013

Después de hacerle tanto bullying a su evento en Facebook de la fiesta de la cerveza que pueden ver en “Ciberbullyng a la fiesta de la cerveza”, creo que al menos de algo sirvió, porque no trajeron a bandas pedorras como La Beriso o al pelotudo Bionico.

El precio de la birra sigue siendo excesivo, lo justifican comparándolo con los precios de la Arístides, pero creo que son cosas distintas y no viene al caso explicarlas en este post.

En fin… después de tanto bardo decidí ir y me tocó el sábado 10, para cubrir la fiesta como Mendolotudo y ver cómo era la cosa este año.

Desde el comienzo me pareció raro que en las publicidades y cartelería donde decían que bandas habían y que días tocaban respectivamente, en algunas no estuvieran las bandas locales y en otras si, por ejemplo: En las publicidades por la web salían tanto las bandas mendocinas como las de afuera, y en las cartelerías callejeras solo figuraban las bandas de afuera y excluían a las bandas locales, algo que me pareció muy mal hecho y hasta injusto para nuestras bandas provinciales. Se supone que es “La Fiesta Provincial de la Cerveza”, tendrían que promover o mencionar al menos a todas las bandas invitadas, ellas son las que están arriba del escenario haciendo el espectáculo para la gente. Algo errado por parte de los organizadores.

Pero los organizadores no eran los únicos que no apoyaban totalmente a nuestras bandas, porque cuando tocaron las bandas locales, apenas había gente y muy pocas de esas personas le dieron bola. Personalmente me parecieron muy buenas las bandas de “Inquilinos D Mente” y “Umea”; la rompieron toda, una lástima que los mendocinos no apoyemos el talento local que tenemos y que nos sigamos guiando por lo “popular y nacional” y por quienes dictan que una banda esta buena y cool y cuál no (siempre de afuera).

Después de que “Inquilinos D Mente” tocara el último tema dentro de un público escaso, y muy mala onda, se despidieron con unos pocos aplausos en medio de un caretaje que sólo fue a escuchar a las Pastillas.

img-20161213-wa0016

No pude evitar notar que a diferencia de otros años, el predio estaba totalmente limpio y no vi ningún vaso de plástico tirado en el piso haciendo mugre o basura, me pareció muy buena idea que tuvieron los organizadores en implementar el eco vaso retornable. ¿Qué era el eco vaso? Vos pedias un vaso que salía 20 pesos, lo podías usar para tomar en el lugar, después si te lo querías dejar te lo llevabas de recuerdo o simplemente podías devolverlo y te devolvían la plata del vaso. Un gran punto a favor para con los organizadores.

Fuimos a ver que cervezas ofrecían en los distintos stand y a pispear a que precios estaban las birras. Según me dijeron el precio se maneja acorde con los bares de la Arístides. Aunque me parece una boludez que una Isenbeck o una Andes estén al mismo precio que una Jagger o cualquier otra cerveza artesanal. Coherencia muchachos, por favor.

Después de que toco “Umea”, banda cuyo cantante tiene terrible voz que la rompía toda y unos minutos antes que empezara “Sumo por Petinatto” empezó a llegar la gente y se llenó… nuevamente la bronca, porque las bandas de afuera parece que son más importantes que las nuestras. Muchos no tenían ni idea que era Sumo, simplemente se guiaban porque “ese es Perinatto, el de la tele” (juro que escuché esto más de una vez).

Después me di un par de vueltas para ver cómo era el ambiente… mucho hippie con Osde, caretitas, rockeras, shores cortos, rastas, en fin, un poco de todo. Hasta me encontré a una lectora, quién además de estar más buena que comer costillas con la mano, posó gentilmente con nuestro cartel.

img-20161213-wa0015

Maria Candelaria Lopez con nuestro cartel.

A eso de las 23hs empezó a tocar la banda por la cual todo Mendocino Pseudo-Cool fue a la fiesta: “Las pastillas del abuelo”.

Conclusión:

A favor:

  • La entrada no era cara.
  • Todo estaba muy limpio.
  • Las bandas provinciales estaban muy buenas.
  • Las bandas de afuera también (menos las del domingo)
  • El Ecovaso fue una idea genial.
  • El sonido fue muy bueno.

En contra:

  • Faltó darle más rosca a las bandas locales.
  • Tiene que existir una regulación para los precios de las cervezas, así aumenta el consumo y no es simplemente un negocio.
  • Da mucha bronca el caretaje mendocino y la falta de apoyo a lo local… pero eso no es culpa de los organizadores.

img-20161213-wa0014


Compartí, no seas paco