Ese mito de que se puede trabajar y estudiar al mismo tiempo, es una mentira enorme como una casa. Porque son pocos los trabajos que se adecuan a los horarios de estudio, uno de los dos siempre termina perjudicado. El cansancio no ayuda mucho al rendimiento y los chicos terminan descartando una de dos, por lo general es el estudio ya que se acostumbran a contar con su plata.

También varía la calidad de vida, están los que tiene el poder adquisitivo para poder estudiar y depender solo de sus padres (que son pocos) y los que tienen muy poco y dependen además de sus propios ingresos (que son la mayoría). Muchas son las cosas con las que se pueden topar los jóvenes y muy pocos los caminos.

TRABAJOS

Siempre escuché a mi madre decir que “el trabajo dignifica a la persona”, ¿pero es eso cierto? Lo único que me ha quedado después de años de saltar de un trabajo a otro es que en todos dejé algo de mi dignidad.

Pero me queda la enorme satisfacción de saber que no me dejé atropellar por nadie, al menos yo, pero mientras me iba en busca de algo mejor muchos de mis amigos se quedaron, con el tiempo me los encontraba y seguían ahí siendo humillados por dos mangos, y las repuestas eran siempre las mismas, “no me queda otra”, “necesito la guita”. Y lo peor es que era cierto, los trabajos de hoy en día destinados para los “pibes” son una vergüenza social, horarios de 12 a 14 horas, sin básicos, trabajando por comisión, pagas en destiempo, sin oportunidad de progreso, no tiene obra social, ni aportes jubilatorios, ni feriados, ni descansos, ni dignidad.

Otra de las semejanzas era que la mayoría de esos trabajos son en manos extranjeras, empresas de tele mercadeo españolas, casas de ropas bolivianas o peruanas y locales mayoristas de chinos, o sea la mano de obra en este país esta regalada.

Estamos destinados a trabajos mediocres de los cuales no nos podemos quejar y algunos no quieren hacerlo, porque no quiere perjudicar a los otros empleados, porque no sabe cómo hacerlo o por el simple hecho de que ya no quiere seguir perdiendo tiempo con algo que sabemos que puede quedar en la nada.

ESTUDIO

Después de todo esto me di cuenta de que el estudio es la única solución, siempre y cuando pueda hacerlo, porque la exigencia y presión que están incubando en nosotros es tanta que no se dan cuenta de que muchos nos resignamos a la triste realidad de que sin dinero no somos nadie y que eso es lo que el mundo espera de nosotros, bolsillos llenos, no esperan que seamos músicos, ni escritores, ni grandes artista, es más son poco los padres dispuestos a financiar carreras poco remuneradas, y para eso tienen una excusa muy ágil “queremos que tengas un futuro”.

Y ahora me animo a preguntar ¿de qué futuro nos hablan? Si no somos tontos la realidad esta a la vuelta de la esquina, ¿qué futuro tiene un doctor?, ¿qué futuro tiene un maestro? Huelgas, paros, piquetes, sueldos bajos, etc., Escucho al padre de un amigo diciendo, este chico no quiere crecer, pero por supuesto que no quiere crecer si crecer implica parecerse a ustedes, siempre preocupados por el dinero, por las cuentas impagas, corriendo de un lado a otro, ¿eso es el futuro? ¡No gracias paso!

Yo soy escritora de alma no necesito un título para saber lo que soy. Prefiero vivir solo 30 años en esta vida y morirme libre, que pasarme años estudiando una carrera que solo haga felices a mis padres.

Escrito por Vanesa Guevara para la sección:

Compartí, no seas paco