En esta provincia tan paqueta donde todos tenemos esa necesidad imperiosa de “pertenecer”, es necesario aclarar algunos puntos para que los jóvenes y no tan jóvenes que quieran incursionar en este mundillo de Primera Clase, puedan hacerlo sin sucumbir en el intento.

Primero y principal es necesario distinguir un tema que es central. Una cosa es ser cheto y otra muy distinta es ser careta. El cheto las hace, las vive y las disfruta, en tanto que el careta solo aparenta hacerlo y muchas veces queda enredado en algunos bretes clase B. Vamos con el análisis:

Iphone

Este aparatejo es imprescindible para poder estar incluido en tan selecto grupo. Si en la empresa te dieron un Samsung, dejalo en la empresa, (si tenés un Windows Phone te invito a que dejes de leer la nota). Es tan necesario el mentado aparato que la gente busca incluso comprar un Iphone 6 usado de 16GB con la pantalla trizada en Free Market, con tal de sentir ese alivio de pertenecer. Las capturas de pantalla de cualquier cosa son de principiante de Apple para demostrar su ingreso al mundo de la manzanita. Se ven incluso algunos que mandan las capturas de “Weather Channel” con tal de que se note que fueron hechos con un dispositivo de Mac. Las chicas pegan mega fundas de todos colores y formas y tienden a buscar todo tipo de plataformas sociales o apps exclusivas de iOS, para poder así diferenciase del resto de los mortales.

Instagram

Los Boomerangs en la pile chapoteando son una manera muy disimulada de mostrar la tremenda pileta de casa, las gambas sin parecer trola, el bronceado que pegaste estando al pedo todas las tardes y de paso exhibir de fondo el mega quincho de la casa de tus papis en el barrio privado. Las selfies desde arriba para esconder kilos ya no engañan a nadie, como tampoco las fotos de Snapchat con los ojos grandes, la vinchas de flores y los cachetes suprimidos. Las distraídas que se sacan fotos mientras toman sol en Bikini como mirando el horizonte, con el bulldog francés de fondo y un libro que todavía ni empezaron, sabemos que estuvieron media hora buscando esa pose casual. Las Historias de Instagram son divertidas, pero clavarte un reality paso a paso de tu vida es too much. Las fotos en el gym son una fija para mostrar el progreso con tu personal trainer.

Facebook

Quedó demodé totalmente, pero aun no podemos sacarlo de nuestros corazoncitos. Todavía le meten el “Compartir en Facebook” a la opción de Instagram. Sirve para etiquetar a los forajidos que no migraron y para ver qué fotos subías hace 5 años. Para todo lo demás quedó pardo. Fotos de bebidas ordenaditas en fila para demostrar que se tomaron un Fernet, dos vinos de cien mangos y un Bacardi, es casi tan out como una foto en la pelopincho. La disimulada foto manejando de los que tienen autito alemán y quieren mostrar la marca en las redes sociales, es más vieja que ICQ. Incluso todavía se ven por ahí fotos de gente que piensa que un café en un vaso de cartón con el nombre pintado es cool.

Twitter

La red social del pajarito en Mendoza es para gente que es mucho más rara de lo que piensa y que es mucho menos inteligente de lo que siente. Nunca pegó del todo en nuestra provincia, como en el resto del mundo civilizado. No llegó a ser IN, porque la society mendocina no pudo entender del todo el concepto y fue invadida y tomada por gente extraña. Una curiosidad.

Medios de Movilidad

Es un must total tener un autito o motito cool. Ojo si no tenés 50 lucas gringas para tirar en un BMW no desesperéis, hay un tendal de opciones que pasan como piña y que te van a hacer ahorrar un vagón de guita. Siempre se puede agarrar una Hilux o un Jeep viejo y convertirlos en iconos clásicos. Algún Escarabajo bien cuidado y bien pintadito queda bárbaro; y si tu presupuesto está más cagado a palos todavía siempre está la opción de armarte a partir de una moto vieja, una digna Café Racer. Si aun así la billetera no se estira, tu última opción gracias a la película “Alfie” es comprarte con Ahora 12 esas motonetitas imitación Vespa o tipo Siambretta y salir airoso de la jugada.

Accesorios

A la hora de distinguirse de la gilada, sabemos que todo está en los detalles. Los relojes y carteras de MK (no debería tener que aclarar que es Michael Kors) son una gran opción teen a las clásicas LV (esa no te la voy a aclarar) que son para un público más grande. Los relojes Tag Heuer son infaltables en el cajón de la mesita de luz y ni que hablar de por lo menos dos modelos de Ray Ban para no salir en todas las fotos con los mismos. Mínimo estamos hablando de unos Aviator y unos Wayfarer, de ahí en adelante Sky is the Limit. Si todavía no podes costar tus primeros Ray, también se permiten algunos Oakley. Las imitaciones por buenas que sean se notan de acá a la China (donde fueron fabricadas) y es peor todavía.

Tatuajes

Antes los tatuajes eran para la popu, pero con el correr del tiempo y la exposición mediática de la rebeldía cool, el tema de la tinta se fue instalando en los estratos más encumbrados. Nada muy loco ni muy grosero. Las opciones más viables son los tatuajes denominados Old School que consisten en diamantes, flores, calaveras sugar skull, flechas, etc. Para ellas las cruces, las plumitas, las frases osho en inglés y la ondita hipster. Quedan descartados escudos de equipos, marcas de autos, rostros de personas, letras chinas, tribales y tatuajes de Los Simpsons.

Vestimenta

Otra gran opción para poner una distancia con el careteen es marcarle la cancha con propuestas internacionales. Y no me refiero a Tommy, Polo, Gap y Lacoste que se pueden comprar en cualquier shopping de Chile. Lo importante es agrandar la brecha con marcas de diseñador que no se consigan por estos lares o que sean inaccesibles para comprar, como la suelas coloradas de Christian Louboutin, las casacas básicas de Abercrombie & Fitch, algunos casuales de Tom Ford o de Ermenegildo Zegna.

Ronda Nocturna

Ese es un laburo muy fino que se logra de a poco. Pero básicamente se resume en que la sociedad mendocina tiende a ir en masas a estallar los lugares de moda. Hoy se va a los patios cerveceros, al Chiringuito, a NIKKI y a Bikini. Fuera de eso, salvo en las ferias y eventos sociales no hay mucho más para encontrar chetos de fuste. A restorantear a las hamburgueserías top o a los Mercaditos.

Viajes

Hoy los viajes dejaron de ser el turismo usual de monumentos europeos y playas all inclusive. Se busca más la experiencia que el destino en sí mismo, los lugares que se destacan por acá cerquita son Punta, Cariló, La Angostura, Zapallar para confluir con amigos y familia y seguir viéndose siempre los mismos. También son usuales los viajes de compras a USA y los viajes de ski en el invierno boreal.

Familia

La familia cheta es muy importante. No se suele dar en otros estratos sociales la importancia que se le da a la familia. Constituye el núcleo básico de entrada al círculo cerrado social, ya sea a través de apellidos patricios o a través de los grandes ingresos económicos de sus progenitores. Los papis son los sponsors de toda la jodita cara de los pibes y a su vez sus vástagos son una prolongación de las billeteras y lifestyles de papá y mamá, que se encargan de mostrar lo que ya ellos están muy paquetes para andar demostrando. Todos saben de donde provienen las fortunas, quiénes se casan por guita, a quiénes gorrean y con quien, los que la hicieron por izquierda y los que están zapateando para seguir aparentando.

Parejas

A la hora de elegir una pareja, las influencias familiares suelen ser de un peso casi insoportable. En su grandísima mayoría tienden a casarse entre ellos, buscando prolongar la raza y las fortunas familiares. Hijitos todos rubiecitos en los mismos colegios y en los mismos clubes de rugby.

Si Ud. por las cosas de la vida no se sintió identificado en ninguna de las descripciones anteriores, descuide se puede vivir igual de bien sin necesidad de ser la cereza de la punta de la crema del postre. Si Ud. conoce a alguien que reúna dichas características, entiéndalo, la presión a esas alturas a veces suele ser insoportable y lo pueden volver a uno medianamente intolerante.

Con esto nos vamos despidiendo hasta una próxima entrega y recuerde siempre: Hay una vida mejor, pero es mucho más cara y por supuesto: Quién mucho aparenta…

Compartí, no seas paco