El hombre (hablo del género, no del ser) es boludo por naturaleza, y cuando se encuentra frente a la mina que le gusta, esa boludez se potencia en niveles bíblicos.

Es tan evidente que cualquier ley física lo podría demostrar. Como “El boludo de Schrödinger” en donde a un individuo enamorado entra junto a una mina en una caja y la cerramos, en un caso puede ser que él se la esté mandando y en otro caso puede ser que él ya se la haya mandando, demostrando antes de abrir la caja que el flaco está haciendo las dos cosas al mismo tiempo.

Y nos pasa por apurones. Conocemos a una chica y queremos que en 5 minutos sepa lo grandioso que somos y lo único que logramos ahuyentarla más.

Por eso, y como consejo, les traigo algunas frases que tenemos que evitar decir frente a la mina que nos gusta.

“Me hacés acordar a mi ex”

Si tu único objetivo es demostrarle que a pesar de tus 28 años no es tu primer noviazgo, no lo hagas comparándola con tu ex. Está más que claro que si de algo no quieren escuchar las mujeres es de las relaciones anteriores, por eso mejor dejar que el tiempo solo le muestre por los campos que anduviste.

“Soy amigo del dueño del mundo”

Como se los anticipaba, obviamente queremos que la chica en cuestión sepa lo mejor de nosotros en apenas un par de minutos. “Que yo terminé la facultad y que yo viajo de vacaciones dos veces por año y que yo conozco al dueño del mundo”. Lo único que vamos a lograr es quedar como unos egocéntricos fanfarrones.

“¿Cuándo fue la última vez que saliste con alguien?”

¿Y a vos que te importa? Si al fin y al cabo deberías interesarte por cómo te ves con ella que cómo se veía ella con su anterior pareja. Dejá que eso te lo cuente ella sin necesidad de sacárselo con una sopapa.

“Te voy a contar un chiste buenísimo”

La regla dice que si hacés reir a una mina, ya avanzaste 20 casillero, pero salvo que seas buenísimo contando chistes, evitalo. Podés hacerla reír con cuestiones o situaciones no tan forzadas, quizás algún comentario o anécdota, pero decirle específicamente “te voy a contar un chiste” es lo peor, sobre todo porque seguro, como la mayoría de las veces, no vas a terminar con gracia el remate.

“Estoy en un 99% seguro que soy el anticristo”

Salvo que te guste una fanática de satán, decirle que sos el anticristo la espantará con seguridad.

Compartí, no seas paco