13731732_1563413797297198_1959974298572321388_n

1 – ¿Cómo conociste el Mendo?

Tenía un amigo de toda la vida que vivía compartiendo cosas de la página. Un día entré a leer una nota. Leí una, otra y otra y se volvió una adicción. Mi amigo resultó ser miembro del staff pero lo supe cuando entré, 5 años después.

2 – ¿Cómo entraste al Mendo?

Publicaron un estado que decía “Si querés ser parte del staff bla bla bla”. Mandé tres notas al Mendoza Escribe que empezaron a salir de a una. La primera salió el 22 de Septiembre de 2015, hasta que un día me llegó un mail de bienvenida y los pasos a seguir antes de hacer pública mi incorporación. Hice todo al pie de la letra y el 15 de diciembre Bomur me presentó.

3 – ¿Porqué elegiste ese seudónimo?

Desde que leí “Drácula”, de Bram Stoker, el papel de Mina Murray fue mi modelo a seguir. Era simple, sencilla, estudiada, atenta a las necesidades de su marido, buena amiga y sobre todo, la heroína. Al igual que la esencia de su personaje, fui mutando a medida que pasaba el tiempo. ¿Qué quiero decir con esto? Que Mina Murray sufrió “adaptaciones” según qué director cinematográfico le daba vida nuevamente. Para algunos, ella no pierde sus habilidades vampíricas, para otros sí. No sólo estuvo casada –como yo- sino que también se la relacionó con Allan Quatermain, Dorian Grey, Tom Sawyer y atraía a las dos personalidades del Dr. Jekyll en “La Liga Extraordinaria” de Alan Moore.

Mina Murray fue ella y fue muchas. Mejoró y vivió historias como la heroína que es, con su aire misterioso y sensual que me da el pié para hacerla revivir en mis historias como una mujer contemporánea que descubre sus habilidades y poderes día a día.

4 – Contá sobre tu personaje

Mina Murray es una mujer joven, fina, social, delicada. Segura de ella, se sabe hermosa y sabe qué decir y cuándo para que todo le salga como ella lo planea. Le gusta el vino, malbec y cabernet franc.

Tiene modales que la juventud de hoy no acostumbra a mostrar por lo que inmediatamente llama la atención y tiene especial cuidado en las necesidades o los detalles del hombre que esté en su franja de “posibles juegos”.

Se volvió fría y sin corazón después de que rompieron el de ella y cuando se pone nostálgica, le escribe notas al señor de las ausencias.

Manipuladora, calculadora y astuta. Todos sus movimientos tienen un final programado, siempre para beneficio propio.

5 – ¿En qué te inspiras para escribir?

Básicamente en situaciones cotidianas que las mejoro para darles el final que me habría gustado que tuvieran y que, por ética o por respeto, trasladarlo a la vida real sería un bochorno. Fantasías. Perversiones que existen en mi mente o la de otros que se comunican para contar las suyas.

6 – ¿Qué buscas con tu personaje?

Principalmente –y voy a ser egoísta- liberarme yo. Sacar de mi cabeza de manera escrita esos “demonios” que me hacen querer morderle el cuello a mi compañero de trabajo o al flaco que iba sentado al lado mío en el avión. Es como si la única manera de no hacerlo es imaginarme la situación perfecta y escribirla, así la suelto y me relajo.

De parte del lector, busco que se identifique, se divierta y se le despierten dudas o intrigas que tenga la necesidad de conocer. Que se anime y pruebe cosas nuevas, que se “mime” y disfrute.

7 – ¿Cual es es tu mejor nota?

Soy muy autocrítica, me leo mil veces sobre todo después de publicada. Me busco errores de narración que intento mejorar para las próximas notas, pero la que más me gustó hacer fue: “Una charla con mi alter ego”. En esa nota, se presenta la heroína detrás de la heroína y la maldad detrás de la maldad.

Mina Murray se materializa en la vida real y sale una noche con un hombre que supo seducirla y se creyó enamorada. Me lo cuenta y juntas ideamos un plan para revertir la situación. Era fácil perderme en el texto y no saber cuando hablaba ella y cuando yo dado que ambas voces salían del mismo cuerpo. Ese día dudé: ¿Mina Murray tenía algo de mí o yo tenía algo de Mina Murray? Además, fue la primer nota que salió con fotos propias de las sesiones que empecé en Buenos Aires.

8 – ¿La nota de otro miembro que más te gustó?

Uff… muchísimas. “El señor es mi pastor” de Adrián Monetti, “Silencio Blanco” de Marcos Valencia, “El bosque de araucarias” de Milo. “La leyenda del mítico boliche del Este” de Bomur y “Besos añejados en roble” de Una Chica Almodóvar porque tiene una frase muy especial en ella, que describe un sentimiento muy bonito que espero me toque algún día, era: “Me preguntó si debía volver a casa, pero en ese momento él era mi casa.”

9 – ¿Planes literarios para este 2017?

Seguir mejorando el género literario en el que estoy. Pulirlo.

Sumarle a la prosa poética algunos elementos más formales que la acerquen un poco más al verso (rima, métrica).

Aprovechar que somos varios escribiendo eróticos y pasear un poco más por otros géneros para escribir otras historias. Con esto puede que no consiga “popularidad” pero si habrá un público específico que se identifique con el romanticismo oscuro y la poesía gótica contemporánea.

10 – ¿Como cerraría de manera épica una entrevista tu personaje?

Bebería un sorbo de vino de su copa y le haría una pregunta al entrevistador.

-Si usted pudiera describirme cómo sería la mejor noche de su vida con una mujer que jamás volvería a ver, ¿lo haría con las manos o con la boca?

Guiño de parte de mi personaje, mueca triunfante y final abierto a interpretaciones.

13650356_1562494330722478_1174413863_n

Compartí, no seas paco