Tuve la oportunidad de seguir de cerca este impresionante caso, que me deja más dudas que certezas. Y nada mejor que las palabras de la mismísima víctima. Tuve que contratar a un traductor que me ayudó a transcribir lo que la mujer me comentaba. Así que gracias Brandon Joselito Suarez, alias “Huesito”.

Todo ocurrió en la madrugada del 11 de febrero en las inmediaciones del barrio Los Matungos del departamento de Godoy Cruz, cuando Yaqueline Ximena Barros Silva Echegaray, alias “la turca Nemé”, transitaba por una de las calles de este conocido barrio.

“Fue una noche de gira y sustancia, ¿viste?, así como que nos juntamos con los pibes en la esquina con piedra urbana al palo y yo estaba re loca, había cotillón para el descarte. Onda que arranqué para la catrera con el Kevin que me venía olfateando la burra hacía rato. Me había enchufado como tres pastelas y medio litro de Naranpol con Nativo” nos relata la turca Nemé, mientras nos deletrea su Facebook y nos pide que le demos “rosca para conocer giles” (La Yaaakyyy turkitaa Nemeeee ʚïɞ)

“Bueno viste, corte que me iba para la casa del Kevin tirando pasos y el loco corte que se encuentra con el Jony Rivero y se arma terrible balacera, ya le había dicho al Jony Rivero que no me siguiera más o lo iban a hacer queso al gil ese” logramos entenderle, mientras simulaba un revolver con su mano derecha y me gatillaba en la sien.

“Y bueno, yo como a la gilada ni cabida salí corriendo para el otro lado mientras llovían las balas y antes de llegar a la esquina del “Cabeza de Ciruela” vi una looooz acercándose por el cerro, me cagué en las patas loco, no entendía nada, si estaba re loca” siguió el relato haciendo alusión al consumo de estupefacientes, al tiempo que se paraba y comenzaba a bailar eléctrica mientras cantaba “dale que sos vos, dale que sos vos” o algo así.

“Y de pronto se bajó de una gilada luminosa por una piola un bicho todo azul con cara de chancho, casco y un montón de huevadas raras colgadas, diciéndome que lo acompañara y tratándome de usted, muy educado el extraterrestre. Le sonaba un aparato de comunicación del más allá onda celular biónico que se mezclaba con ruiditos re locos. Yo le dije que ni en pedo, que se rescatara, pero él me tomo fuerte y me llevó a su nave. Yo quería cagarlo a puntazos, pero onda que el muy gato me controlaba con sus poderes mentales viste. No podía ver bien. Bueno, corte que el loco me llevo a una nave más grande llena de luces, una alien mina me tocó entera, me parece que quería tener sexo conmigo y me leyeron una gilada tipo un discurso así todo re careta y yo no estaba ni ahí, porque no me pintaba ni ahí irme a otro planeta, así que no los escuchaba y les gritaba haciéndome la brava. Entonces me tuvieron ahí un rato hasta que me lararon más o menos por el Challao, loco, no entendía nada ya. Bueno, corte que me tomo el 3 y cuando vuelvo para el rancho ya eran como las 9 de la mañana, así que me metí al sobre, guacho” culminó y me pidió “una moneda”.

Por una cuestión de perspicacia de quién les escribe, decidimos consultar a las autoridades pertinentes, o sea, la policía. Nos respondieron que había un operativo anti-drogas en Godoy Cruz en el que actuó gran parte del grupo especial helitransportado de la policía, con lugar de operaciones en la base cóndor del Challao. Aun así, seguiremos investigando, ya que no confiamos en el relato de las autoridades.

Ampliaremos.

Compartí, no seas paco