A casi todos nos pasa que llegamos al último año de la secundaria y no sabemos qué estudiar. O no nos gusta nada, o nada nos convence o nos gustan muchas cosas. También nos suele pasar que no queremos estudiar, que hemos padecido el secundario y que queremos dedicarnos a trabajar y a tener nuestra plata. Vemos algunos ejemplos de personas súper exitosas que aseguran que un título no es seguridad de nada y creemos que es la verdad absoluta, y que cualquiera que trabaje puede tener el mismo éxito. Pero no, querido imberbe, te voy a explicar porqué es fundamental que estudies. Quizás estos puntos suenen algo frívolos, caretas o superficiales, pero es la dura verdad, te guste o no, ésta es la posta. Y aclaro… tener un título no te asegura nada, pero nada, podes ser mil veces más choto, inútil y fracasado como “master en todo” que como un “don nadie”, pero… lee estos puntos:

  1. En la vida hay etapas, tiempos para hacer las cosas, momentos para vivir la vida de distintas maneras. No es lo mismo agarrarse un pedo atómico y terminar vomitando a tus amigos a los 15 que a los 30. No es lo mismo tener un hijo a los 16 que a los 35 o 45, no es igual irte de joda un miércoles con 21 que con 33. Cuando uno hace cosas fuera de su momento quema etapas, y cuando quemamos etapas o quedamos como unos gomas o perdemos tiempo. Es cierto que a cualquier edad se puede estudiar, pero si tenes las chances de hacerlo entre los 18 y los 30 mucho mejor, es el momento para vivir de tus viejos si es necesario y abocarte 100% a tu educación. Probablemente vivas con tu familia y no tengas hijos, es por ello que es la mejor edad para estudiar.
  2. Tu título siempre te va a respaldar. Vas a perder plata, el trabajo, tu empresa o todo lo material que tengas, pero jamás tu título (a menos que te mandes una cagada enorme bajo la responsabilidad de tu profesión, pero ese es otro asunto). Siempre vas a tener esa “chapa” para salir a buscar laburo cuando las papas ardan. Y te aseguro que detrás tuyo van a ir todos los que no tengan título.
  3. Es cierto que un título no es la seguridad de nada, ni de mucho trabajo, ni de éxito, pero te abre más caminos y puertas. Tenes una herramienta más (y muy poderosa) para afrontar la vida.
  4. A menos que labures de lo que amas (lo cuál es bastante difícil de conseguir), los trabajos que podes llegar a hacer con “secundario completo” son generalmente una pija. Laburas como un esclavo por dos mangos y te tienen de cachiche toda tu vida. Hacer carrera es mucho más fácil para un profesional.
  5. Estudiar te hace atractivo. Si papa, si mamucha, el intelecto atrae a la gente. Lo he dicho mil veces, leer mucho, saber mucho, entender mucho, te hace dinámico con la lengua e interesante, es por ello que si sos una tutuca o una tortuga ninja, podes compensar tu virginidad siendo culto y profesional.
  6. No es lo mismo ser un “señor x” o un “don x”, que ser el “dr. x”, el “ing. x” o el “lic. x”. Un título te da prestigio y genera respeto entre pares y dispares.
  7. Estamos en un mundo cada vez más competitivo. Hace unos 30 años si tenías un título universitario la pegabas sin dudas, hace 20 tenías muchísimas chances de crecer, hoy ya no es lo mismo. Ahora tenes que seguir con posgrados y especialidades para progresar económica y profesionalmente, así que imaginate si te quedas con el bagallo del título secundario.
  8. Vivimos en un mundo donde no importa tanto lo material como antes, sino las experiencias de vida, las aventuras, los viajes y la forma de vivir la vida. Si queres darte todos estos gustos tenes que tender a la independencia económica, o sea… a ser el dueño de tus tiempos y tu laburo. Teniendo un título tenes más chances que siendo empleado de una empresa donde te exijan horarios.
  9. En la universidad te haces amigos que seguramente te van a acompañar el resto de tu vida, porque compartís más cosas que con tus compañeros de la secundaria. Tus compañeros de estudio pasarán a ser casi tus hermanos y serán con ellos con quienes el día de mañana hagas negocios o emprendimientos. Tus colegas.
  10. La época universitaria es lo más. Es divertida, hay fiestas, hay joda, conoces gente, andan todos en la misma onda, haces mil sociales y avanzas con gente de tu palo. Es un círculo al que no se puede entrar si estas fuera porque no cazás un pato.
  11. Hay una tendencia a pensar que quien sale de la secundaria y no sigue una carrera es un pajero. Sobre todo en un país donde la educación es libre y gratuita. Si laburas con tus viejos sos un nene de papá y sino un administrativo eterno.
  12. En un mundo cada vez más dinámico e informatizado, son necesarios los técnicos y especialistas para temas puntuales, panda de chantapufis van a sobrar siempre.
  13. Esto lo decía Tomas Bulat (QEPD) y cuanta razón tenía… “Cuando se nace pobre, estudiar es el mayor acto de rebeldía contra el sistema. El saber rompe las cadenas de la esclavitud”. Si lo que queres es ser rebelde, agitador y revolucionario, estudiá, capacitate, se alguien y vas a llegar muy lejos.
  14. Esto decía Silvio Rodriguez en “Canción de navidad”: “Tener no es signo de malvado y no tener, tampoco es prueba de que acompañe la virtud. Pero el que nace bien parado, en procurarse lo que anhela no tiene que invertir salud”. Si no naciste bien parado, estudia y se alguien… así podes tener lo que queres sin invertir tantos años de salud.
  15. La “calle” que te da la universidad es invaluable. Así se refería Alejandro Dolina a este asunto “¿Qué es tener calle? Esa famosa universidad de la calle no enseña nada, es un perdedero de tiempo ¿Qué aprendés en la calle? nada bueno, basta sumarse a la calle para verlo ¿Qué es lo que podes aprender? ¿a pelear? ¿a boxear? “Yo tengo calle” es alguien que no estudió, sino no diría que tiene calle. Es una frase muy nuestra, muy argentina: ‘mirá que yo tengo calle eh? a mi no me vas a pasar eh?’ ¿Y que aprendes en la calle? Yo creo que hay a lo sumo una moral solidaria. ¿Qué es “tener calle”? Ciertas astucias que consiste en hacerle pagar copas a otro, o prevalecer en un turno, colarse en un velorio o un casorio. ¿Qué es “tener calle”? ¿Qué es? ¿primeriar en el transito? ¿tener retruques, rimas para hacer con los apellidos? ’-¿Como te llamas? -Prada -Te encajo una patada’ ¿Eso es tener calle? que se yo… ¿Cuánto se tarda en aprender esa gilada? Media hora. Yo si tuviera ganas de ilustrarme, preferiría el aparato de las universidades y los colegios, evidentemente, es muy superior que la calle”
  16. El tiempo muchachos… el tiempo es fundamental. El mismo dinero que un empleado gana en un mes, o en un año, un buen profesional lo puede hacer con una firma, con una hora o un día. Las chances de que esto pase son mucho mayores si tenes título.
  17. Un verdadero especialista es indefectiblemente profesional. Sino es un charlatán de café con suerte. O un dotado de la vida.
  18. Un título te da “cintura” para hacer mil cosas, además de tu profesión. Y siempre vas a tener tu título avalando tus actividades.
  19. El tiempo de cursado más el título obtenido te dan una visión de la vida completamente más formada que quién no fue a la universidad. Tu visión es otra.
  20. Los grandes cambios en el mundo lo han hecho los estudiosos de las materias, las verdaderas revoluciones han salido de la cabeza de los profesionales, la auténtica libertad está ahí… y está en vos aprovecharla.

No seas gil, haceme caso, que el árbol no te tape el bosque, que no te vendan el verso. No hace falta recibirte en 4 años, podes estudiar y laburar a la vez, no hace falta tener 10 en todas las materias, como tampoco de qué universidad venís, simplemente estudia, hacelo, metele y aprovechá. El tiempo te va a dar la razón.

Compartí, no seas paco