Esta obra maestra del derrape fue realizada en conjunto con la BoliBritney, agradezcan que sólo estuviéramos tomando mate.

Dentro de los términos con los cuales podríamos definir “conchuda” vamos a dejar en claro que no es lo mismo un metro de encaje negro que un negro…nos fuimos de mambo, la cosa es que ser conchuda no es lo mismo que ser forra. Explayamos el significado a través de comparaciones:

Forro: Una pija, sorete, mala leche, culeada, la cara de la verga. Este engendro que es preferible pisar caca descalza a ser su amiga. En rasgos generales, este tipo de engendro es la escoria misma, o sea, el pericote rata, cobani, bosta que siempre evidencia lo caca que es.

En cambio, la conchuda es una forra encubierta, una loba con piel de cordero, un condón pinchado que detrás del látex oculta una tremenda poronga (de persona no sean golosos).

Están esparcidas por todos lados, desde tu trabajo hasta el bondi, detectarlas no es fácil ya que muchas veces parecen ser personas simpáticas, buena onda y compinches en una primera impresión.

Pasaremos a citar ejemplos de lo que es una auténtica conchuda:

– La conchuda nunca engorda. Cuando vos estás deglutiendo un choripanazo a lo peronista mientras te corre el chimichurri por el costado de la boca te dice con voz nasal “Yo como y no engordo”. En un primer momento te sentís como el toor porque sabes que ese chori que estás lastrando va directo a tus caderas, pero después te das cuenta que nunca tocó ni una factura al frente tuyo, que en último asado se comió dos gramos de carne, un kilo de lechuga y ni miro el postre.

– La conchuda generalmente, sale de noche a la caza de tragos gratis bajo el manto inocente de “No tomo alcohol porque estoy enferma, estoy a dieta, estoy tomando pastillas, tengo hemorroides o para hacerse la Juliana Awada de Las Heras”. Momento de la vaquita, no tiene cambio y para el final vaso que pasó, vaso que se mando sea Fernet, Vodka, agua ras o escupida de guanaco (nos está dando asco el ejemplo, posta). La cosa que a las seis de la mañana pasó de Paris Hilton a Jaimico y si no esta en oferta como el 2×1 de Falabella en Chile, se te ancla para que la lleves a su casa porque supuestamente perdió la billetera como para tomarse un taxi. Eso sí, a vos te pasa lo mismo…. olveedaaate que te lleve o espere. A diferencia de la forra, esta, va zafando con pequeños grados amistosos como cuando escucha tus problemas amorosos, laborales etc., la línea para diferenciarlas es muuuy delgada.

– Esta pertenece al movimiento New Age: la conchuda espiritual. Los planetas se alinean para generar una mujer infumable pero que hace yoga, reiki, flores de Bach y hasta se toma la orina de Buda. Tiene los chakras alineados para romper las pelotas al marido, pareja, novio, hermano, abuelo, vecino, lechero. La podés detectar en los lugares de terapias alternativas, usando babuchas de bambula, aros con la mano de Fátima y hasta pachuli como perfume pero que a la salida de la clase, están llamando al marido para cagarlo a pedo porque no la vino a buscar mientras camina las dos cuadras de distancia que le queda desde el salón hasta su casa solo porque tienen ganan de romper las bolas.

– La conchuda laboral, este ser esta esparcido por el mundo en abundancia. Primero cumple con los mínimos requisitos para que no la rajen del laburo, es calienta pija de cualquiera que le ande revoloteando alrededor como cóndor cordillerano en celo, se toma licencias por estrés en los momentos claves como fin de año, días de entrega, épocas de exámenes, presentación proyectos y eventos en sí. Nunca sabe nada o entiende nada, argumenta inutilidad para lo que le conviene y generalmente es buchona. La cubriste mil veces pero cuando le toca a ella siempre tiene algún problema por lo cual no te puede cubrir y cuando es el horario de salida es la primera que se va, no importa si terminó el trabajo, lo peor es que su arma de defensa es la buena onda. Como para dar un pantallazo, se proyectan en los famosos ñoquis del estado.

– La conchuda si no es linda, es atractiva o es muy puta. Le cae bien a todo el mundo, sobre todo a los hombres. Es una mezcla entre inocencia, boludez, sonrisa y sacudida de tetas. Ropa apretada y escotes sugerentes son su marca. Para ella, el hombre es un bien a conseguir, le chupa un huevo que tenga novia, esposa, hijos, que sea su mejor amiga. Su objetivo en la vida es ser la señora de…. Una vez conseguido el objetivo, el marido pasa a ser la tarjeta de crédito de… Este tipo lleva el epíteto (el que no conozca el termino lo busca Whiskypedia) de “conchuda concha de su madre” y dice cosas como: “Te juro que no me quise enamorar de tu novio, surgió así” o “El niño me quiere a mí más que a la propia madre”, “Lo quiero como amigo” y cuando no tienen quien la garche o le escriba le rompe las bolas al pibe, “Yo no quería que pagara todo pero insistió” o cuando él las va a dejar ellas se embarazan y después resulta ser que son psicológicos, abortivos o pedos que se le fueron de la cabeza a la panza y que se esfumaron en el sabaneo de la noche. En fin esas que todos conocemos.

– La conchuda tiene poca memoria, conoce un chongo y se le resetea el cerebro, tantos que si las dejas hablar mucho se olvidan de la historia universal de chotas que tienen detrás y vuelven a ser vírgenes. Es como si hubieran deschupado un montón de pijas. Su ecosistema suele encontrarse en iglesias cuidándose por el método a natural y con una camisita blanca que pareciera ser la pureza pero en realidad es la chele que no alcanzó a tragar. Ni hablemos de decir “pene” frente de ellas porque se escandalizan por fuera y por dentro les flamea el marisco vicioso pensando que dijiste “pene”.

La conchuda es tu amiga mientras que no tenga que poner de su tiempo, plata, intereses, chongo, auto, casa, ropa, etc. Básicamente es preferible que te metan un piedrazo en los dientes de entrada antes tener una amiga como esta.

(Aguante las amigas que nunca te dejan tirada y que te hacen el aguante en pedo, despechada, miada (superlativo de meada), impermeabilizada de vómito y aún en momentos de felicidad).

Compartí, no seas paco