Llevamos mucho tiempo sin vernos y para ser franca, extraño muchas cosas que solíamos hacer juntos. Vivir el día a día a tu lado era desconcertante porque teníamos la estabilidad de un samba cuando estábamos llegando al final de nuestra relación, pero si sonreía cada vez que me llegaba un mensaje tuyo las cosas no podían estar tan mal. No para mí.

No todas las películas tienen un final feliz, aunque al principio te dibujen un cuento de amor sin roces ni espacios vacíos. Pero la realidad es que todas los tienen, pero la nuestra paradójicamente se llenó de huecos. Nos quedaron cosas por decirnos, tal vez, pero el tiempo pasa y no me siento mejor. Nada es casual y nosotros no lo fuimos. No supimos cuidarnos, o lo hicimos de una manera equivocada. ¡Qué más da! No funcionó

Prometí si te quedabas que las cosas iban a ser diferentes, porque no se trataba de una pelea por quién entregaba más, se trataba de dar. Y te juro que quería hacerlo, me consuelo pensando que nos encontramos a destiempo. Siento lástima por mi teléfono que sufre por mí cada vez que reviso un mensaje y ninguno es tuyo, pero quizá sea lo mejor y todavía no me di cuenta.

Y si decides volver, cariño, piénsalo dos veces. No, no es una amenaza. Ya no soy la misma de antes, ya no me conformo con migajas como los pájaros, y yo lo quiero todo o nada. Esta vez te hablo de verdad, si decides volver asegúrate de que sea en serio. Ya te perdí una vez, dos sería completamente una locura que mi alma no soportaría.

Si decides volver quiero que te quedes a mi lado a luchar, nada de bajar los brazos por cualquier tontería. Hagamos de cuenta que somos grandes y actuemos en consecuencia. No, no nos pongamos ningún título ni hablemos del pasado, si decides volver seamos hoy. Si decides volver seamos.

Si decides volver quiero que sepas que mis defectos aún están ahí, decorando mi amor por vos. Esperando que alguno te haga enojar para después arreglarlo de la mejor manera. Recordá que el mar se llena de basura pero en el fondo es agua pura, eso soy yo. Un montón de agua llena de cosas que no tienen que estar ahí, pero agua al fin. Así que si decides volver, por favor esta vez quédate. Yo nunca me fui.

Compartí, no seas paco