La marcha del miércoles dejó muchas sensaciones, con total organización y alegría las mujeres marcharon por toda la ciudad felices, fuertes, decididas y sin miedo

Con total calma y paz entre las mismas lograron reunirse todas las agrupaciones mendocinas, con el grito firme de NI UNA MENOS entre todos los reclamos excelentes que manifestaban.

Debajo muestro una galería de imágenes de la marcha. Espero que estas “te representen” y las publiques en tu perfil para que el mundo vea la lucha y fuerza de estas luchadoras diarias:

Antes de comenzar la marcha que ocupó 7 cuadras logré capturar el momento en donde dos amigas se reencuentran. Para luego marchar juntas.

 

En una de las cuadras me encontré con esta chica disfrazada de monja, con su mirada fija y movimientos bruscos gritaba -¡Pecadores, Abortistas! El anillo de casamiento es la única prueba de amor! Entre otras frases.

 

Después escuché música, y me dirigí hacia esa parte de la marcha donde un grupo de mujeres tocaban instrumentos de viento mientras alternaban cantando, entre ellas una niña que cantaba sonriente y alegre, solo tuve que esperar a que me mirara.

 

Llegando a la calle San Martín y Colón el primer grupo de chicas formaba una ronda gigante, todas tomadas de la mano, en el centro otro grupo unido, que después de un grito estremecedor se separaban de forma uniforme y una comenzaba gritando- ¡Somos las putas que pagas para garchar” luego todas juntas lo gritaban mientras miraban a los espectadores –¡Somos las mujeres que secuestras para violar! Gritaba otra vez para seguir luego gritar con sus compañeras. Una temática que te llegaba hasta los huesos.

 

En esta foto esta chica repetía las frases de la anterior, y luego gritaba otras hasta que por casualidad me miró y por poco suelto la cámara y grito con ella, levantó las manos y soltó -¡Pará, ¿me ves?! Y quedé congelado nuevamente.

 

Cuando logré moverme me puse a dar vueltas por la ronda de mujeres, cuando quise fotografiar más gritos de guerra apareció esta mujer, sonriente, contenta, feliz, y claro como no estarlo, estaba en una marcha de mujeres reclamando sus derechos, que seguro cuando fue joven de solo levantar la voz en la mesa hubiera sido callada por el hombre de la casa.

 

Luego de marchar por unas calles me encontré en calle Colón y Patricias Mendocinas este conductor, solo observaba hasta poder pasar, me pregunto ¿Cómo hubiera sido su reacción y la de los demás automovilistas si solo hubieran 10 mujeres de las manos cortando la calle?

 

Entre la multitud se encontraban mujeres con una máscara blanca, en silencio, sin decir una palabra, y cada una con un msj distinto, esas situaciones que estaban condicionadas a callar, por temor, por vergüenza, por no dañar el prestigio de la familia o iglesia. A MI ME MANOSEO EL CURA llevaba escrito en su musculosa.

 

En un punto se colocaron varias mujeres vestidas de monjas, paradas, firmes y desde lejos acusaban a los manifestantes de pecadores, de perdidos, de que no eran hijos del señor, con sus posturas hipócritas y ciegas ante las situaciones actuales.

 

Para la última foto dejé a esta chica que en el último grito de la marcha me miró y sacó todas sus fuerzas – ¡Si no valemos nada, entonces produzcan y reproduzcan sin nosotras! En esa última frase me quedó todo claro… están unidas, y las cosas van a ir cambiando con estas mujeres que día a día, marcha tras marcha salen a combatir las viejas dogmas de las que todavía somos presos sin siquiera saberlo.

La marcha en Mendoza fue todo un éxito, sin represión, sin heridos. Acá te dejo las fotos para que las compartas y pongas “ESTAS MUJERES SI ME REPRESENTAN” y dejes de apartarte de una causa que la ves y sufrís todos los días.

Para ver el álbum completo de la manifestación busca las fotos en la página de Raro:

Compartí, no seas paco