El mundo está lleno de mierdas cotidianas que, o bien la conocemos o bien nos toca vivirla. Y dentro de las enfermedades, el cáncer, el puto cáncer. Te apaga la vida saber que las soluciones están a la merced del
azar. Y entonces te toca, lo pasás, lo padecés y… ¡salís!

La vida está de nuevo con ellas, heroínas que prefirieron adornar lo que las marcó de por vida, utilizando como medio el tatuaje. Arte permanente que les recordará que son invencibles guerreras de una dura batalla.

 

 

El tatuaje también es utilizado, en algunos casos, para “recrear” areolas y pezones que fueron “borrados” luego de una mastectomía.

 

Espero que les haya gustado. Muy pronto volveré con más info de tintas y dibujos en la piel.

 

Hasta la próxima, mis amores!

Compartí, no seas paco