Antes de leer esta nota, date una vuelta por esta otra: ¿Cómo sería Mendoza si fuese invadida por San Juan?

Así rezaría la historia…

Llegó el día en que Mendoza se hartó de que digan que el vino mendocino es hecho con uvas sanjuaninas, que San Martín cruzó Los Andes por San Juan y que la Fiesta del Sol es mejor que la Vendimia porque llevan a artistas de primer nivel y decidieron invadir San Juan. El pueblo entero se ungió en armas y se alistó a un ejercito civil para atacar a sus antaño hermanos sanjua.

La infantería y cuerpo de choque estaría a cargo de salvajes lasherinos que atacarían con toda su bravura diezmando gran parte de la resistencia Neeeña. Luego mandarían a la caballería pesada… toda la gente del Este en 4×4, rastrojeros y micros de línea para impactar directo en el centro urbano sanjua, donde se aloja su gobernador Sergio Uñac, quién defendería con uñac y dientec su cargo pero no podría evitar el desmembramiento de su cabeza, como trofeo de guerra. Los cuerpos de elite, a cargo de la gente de Chacras de Coria, Ciudad y algunos barrios paquetes de Godoz Cruz serían la artillería pesada y dispararían desde lo lejos, donde las piedras (principal arma del ejercito civil nortneeeño) no los alcanzaría.

San Rafael no participaría porque ellos no son Mendoza. Son San Rafael. Hablan como porteños.

Así sería como caería el imperio semitero y plantarían el escudo menduco en pleno Monumento al Cemento. Éstas serían algunas de las cosas que sucederían…

Reconvertirían los viñedos y bodegas.

Lo primero que harían sería reconvertir todos los viñedos genéricos en uvas malbec de primer nivel internacional, instalando faraónicas bodegas, contratando en negro algunos obreros con sueldos paupérrimos y generando un vino de primerísima calidad de exportación. Ideal para el paladar Inglés o Asiático, pero incomprable para el ciudadano común. Pondrían en las bodegas restaurantes de calidad suprema, donde por excéntricos precios servirían porciones minimalistas de comida gourmet, no pensada tampoco para el pueblo. Casi ningún mendocino conocería estas bodegas, salvo por fotos y para fanfarronearle a algun porteño.

Fomentarían Shows internacionales.

Clausurarían los lugares donde los músicos del lugar podían demostrar su arte y harían un recital mensual de una banda de afuera, Buenos Aires o el exterior preferentemente. Lograrían que el artista local se vaya a trabajar, no se… de administrativo o cajero del Átomo, pero que deje hacer música a los que saben.

Diversión nocturna.

Abrirían dos mega boliches, uno para los viernes, otro para los sábados, así concentrarían toda la diversión nocturna en un solo lugar. El acceso sería imposible y si te quedas afuera te podrías volver en paz a tu casa. A los negros y a los gordos no los dejarían entrar, que adelgacen o se operen como Michael Jackson si quieren bailar entre la gente bien. En esos lugares sacarían fotos y luego las retocarían a puntos extremos, haciéndole creer al mundo que son todos lindos.

Paso Internacional.

Clausurarían for ever and ever el Paso de Agua Negra, concentrando toda la población que quiera pasar a Chile en Los Libertadores y haciendo que esa peregrinación al vecino país sea una tortura en carne viva para el cuyano común, pero una gran ventaja de control para sus híper avanzados sistemas de aduanas y policía aduanera.

Diversidad cultural.

Instalarían una copia de todo lo que exista en San Juan, con ánimos de instar a la gente hacia uno y otro bando de manera permanente, generando competencia feroz, fanatismo y pasiones desmesuradas. De esa manera, a la larga o a la corta, sería la misma gente del pueblo la que terminaría desgastando las inventivas autóctonas. De esa manera, libremente podrían abrirse a inversiones de todo tipo de productos y servicios del exterior (Buenos Aires preferentemente), que sin duda son mejor que los provinciales y así volverse mejores y más superados que, por ejemplo, San Luis.

Renombrarían los departamentos.

Algunos mantendrían su nombre como departamentos de Mendoza, pero Zonda, Chimbas, Pocito y Calingasta serían modificados porque son re contra ordinarios y Rivadavia porque ya tienen uno allá. Quedarían así:

  • Zonda: Jotgüind
  • Chimbas: Pinar de Rocho
  • Pocito: Los Pandos
  • Calingasta: Las Calas
  • Rivadavia: Shiva Tha Vía

Mantendrían la Fiesta de la Vendimia tal como está en Mendoza.

La Fiesta del Sol quedaría abolida. San Juan podría presentar candidatas por cada departamento (ahora menducos). La Vendimia quedaría exactamente igual, como siempre, sin cambios, la misma fiesta, los mismos bailes, la misma onda, un calco a años anteriores, nada, no le cambiarían nada.

Buscarían enemistarse con alguna provincia periférica.

Sin dudas deberían enemistarse con alguna otra provincia para sentirse más y sopesar su envidia a Baires, así que deberían de bastardear alguna provincia cercana que no sea San Juan. Córdoba les rompe el orto, San Luis es otro país, así que cobraría tupido La Rioja. Le mandarían a estudiar a la Ángela Vallejos para poder burlarse de ella como si fuese riojana y al pelado del subte, a que se suba a la poronga que tengan para moverse los rioja como transporte público.

Enseñarían a hablar chileno en las escuelas.

Para mantener la tonada mendocina viva en toda la zona, se enseñaría a hablar como chileno en todas las instituciones, públicas y privadas: fome, chucha, gueon, harto, po, yaaaa po, pega, Patricio, la gueva, etc.

No a la minería.

Cerrarían todas las minas y acabarían con el trabajo bien pago de cientos de sanjuaninos porque las minas contaminan el agua y se muere la gente de cáncer. Esa pobre gente enferma la contratarían los bodegueros por suelos escasos de dudosa procedencia legal.

Impondrían la familia cristiana de buenas costumbres católicas.

Todo lo que no haga a la costumbre ética, moral y sana del mendocino promedio sería catalogado como herejía, como liberalismo extremo y como inmoral, cochino y sucio. Mendoza es dueña de la verdad, la única verdad, y todo lo que pasa en la provincia es bien, es cierto, sano y único. Cualquier idea rara que venga de afuera deberá ser mal vista, por el bien de nuestro pueblo. Por los siglos de los siglos, amén.

Generarían una clase patricia, oligárquica y elitista a la cual vanagloriar obsecuentemente.

Se gestaría un equipo de unas diez o quince familias de mucha guita, a las cuales habría que lamerles el escroto lampiño como obscenos fisgones. Los deberían invitar a todos los eventos sociales, sacarles fotos, no cuestionarles ningún manejo turbio, mofarse por ser amigos o del círculo y lustrarles el bastón con el mayor ahínco posible. Esos personajes seguramente no vivirían en Mendoza y se pasarían por la raja lo que pasa acá.

Y finalmente, los menducos morirían por el cianuro del agua y se indigestarían por la grasa de nuestras semitas.

Va con cariño mendochilenos, “no sos de Mendoza si no tenes un amigo sanjuanino con el que te limes a diario” y viceversa. Los queremos neeeeeeeñooooo…

EScrito por: “Chapajota” 

Compartí, no seas paco