Hola a todos queridos lectores… Hoy quise dejar de quejarme un poco para tocar un tema que está muy de moda y es la serie de Netflix “13 Reasons Why”, la cual trata de una chica llamada Hannah que se suicida y le deja al amor de su vida (Su mejor amigo) 13 casetes contando los motivos que la llevaron a tan drástica decisión.

Como toda serie de moda, esta historia generó distintas reacciones, entre ellas pena por la protagonista, una empatía con su historia, pero… ¿Y si esto sucediera acá, en Mendoza? ¿Cómo reaccionaríamos?

Siempre me llegan diversas experiencias de amigos/compañeros que sufrieron bullying en la secundaria por ser gordos, “ñoños”, homosexuales, hasta de religiones distintas, chicas a las que les pegaban chicles en el pelo o directamente se los cortaban “por ser lindas” o que eran discriminadas por no pertenecer a un determinado círculo social.

Entre todas esas charlas, varios me contaban que cuando querían recurrir a alguien, ya sea padres o directivos, nadie les hacía caso, decían que exageraban y que no se hicieran tanto drama, que eran cosas de adolescentes, pero hay muchos que padecieron cosas peores.

Mendoza es muy chica y siempre los comentarios vuelan, hay mucha gente que juzga muy fácil y emite comentarios como: “Ay mirá esa chica como se viste, debe ser re puta.” “Es un/a gordo/a de mierda.” “Mirá al trolo ese.” “Ay pero que negro/a de mierda.” “Cheto/a careta, te vamos a hacer cagar.” Y así muchos comentarios que hemos dicho y terminan afectando a tanta gente.

¿Qué pasaría si tu compañero/a de colegio o facultad no soporta más la mierda y se suicida? Porque quizás esa “puta” haya sido violada, el “trolo” sea fajado por el padre que no acepta a su hijo, el “cheto” un pobre pibe al cual los padres no le den bola, y el “negro de mierda” un chabón que no tiene familia, y así un montón de historias que no conocemos y que nos dedicamos a bardear sin motivo alguno, solo porque nos queremos sentir “mejores”.

Si este caso fuera mendocino, de cualquier estrato social, religión, raza o condición sexual… ¿Sentiríamos lo mismo que cuando vemos la serie?, ¿Haríamos conocer el caso al punto de transmitir el daño que podemos causar?, ¿Lo llevaríamos a la TV para concientizar? Lo dudo… Porque todo es moda, todos sentimos empatía y compasión por la piba de Netflix, pero a su vez todos actuamos alguna vez como los pibes que la jodían.

Nos vemos la próxima.

Compartí, no seas paco