Si sos fan de la serie seguro que te habrás dado cuenta que la misma tiene muchos rasgos de la edad media. Se puede identificar a Westeros como occidente, con sus casas, caballeros, señores de tipo feudal, con relaciones de fidelidad como base del sistema productivo y Essos como oriente, con personales más morenos, harénes y relaciones intrafamiliares como en los califatos, sin olvidar la esclavitud como base del sistema productivo.

Ambos están divididos por el “Narrow Sea” o mar angosto que bien puede ser análogo a nuestro Mar Mediterráneo. Del otro lado Essos se caracteriza por tener religiones monoteístas, que se van introduciendo lentamente en Westeros como por ejemplo “el señor de la Luz” un dios abstracto y trascendente, sin imagen concreta al igual que Ahura Mazda, divinidad del zoroastrismo o mazdeísmo, que representa el fuego eterno y la luz.

Seguramente recordaran los tan mencionados “dioses nuevos y antiguos”, a mi criterio tienen una gran similitud a los dioses romanos,  ya que de la misma manera decidían el destino de los mortales, aunque estos últimos eran más caprichosos.

Paulatinamente la “Fe de los Siete” va a ir cobrando protagonismo, siendo una religión monoteísta, ya que es una sola deidad con siete aspectos: padre, guerrero, madre, doncella, vieja y desconocido. Traída al Poniente por los Ándalos, siendo muy popular entre los sectores más humildes y como se ve en la serie con amplias capacidades de castigar y hacer sentir culpa.

Si uno lo piensa, es muy similar a la difusión del cristianismo dentro del Imperio Romano, una religión monoteísta que provino de oriente y comenzó a difundirse entre los pobres y que va a tener una increíble capacidad de juzgar y hacer sentir culpa a medida que cobraba poder…”shame, shame, shame”.

Pasando al conflicto por el “Trono de Hierro” se ha dicho muchas veces que tiene una gran similitud con la “Guerra de las Dos Rosas” por el trono de Inglaterra. Se llama así porque las casas enfrentadas tenían como lema una rosa, los Lancaster roja y los York una blanca, no es muy difícil llegar a sus equivalentes Lannister y Stark.

Cuando el rey Enrique VI comienza a sufrir ataques de demencia, como sus hijos son pequeños para heredar el trono, pero están bajo la protección de Margarita de Anjou, una reina fuerte, se le otorga a Ricardo Plantagenet, Duque de York el título de “Lord Protector del Reino”, aunque esto no le será suficiente.

Se podría pensar que se Enrique VI sería el “Rey Loco Aerys Targaryen”, pero no, probablemente sería el debilitado y gordo Robert, casado con una igual y fuerte protectora de sus hijos Cersei Lannister, que como favor pide a Ned Stark que sea “La Mano del Rey”, esta vez en contra de su voluntad.

El enfrentamiento militar comienza cuando Ricardo considera ilegitimo que el hijo de Margarita sea heredero al trono. Medio siglo antes los Lancaster se habían apropiado del trono por medio de intrigas y enfrentamientos a Ricardo II. Ambos bandos, aludiendo a sus dinastías y herencias, argumentaban la legitimidad de la corona que termina en un enfrentamiento armado donde Ricardo Duque de York y dos de sus hijos mueren.

En la serie los Lannister y sus ejércitos se enfrentan a los Targaryen, y Jammie termina asesinando al Rey Loco, asiéndose así del Tono de Hierro con la casa Baratheon. Reinan de manera conjunta hasta que Ned Stark se da cuenta que los hijos de Cersei no son legítimos herederos de Roberth, porque no son sus hijos, sino del hermano de la reina. Ned intenta advertírselo a su moribundo amigo, es traicionado y ejecutado.

Margarita de Anjou comienza a buscar apoyo en otros nobles y a reforzar su ejército, saqueando pueblos a su paso, para ello. Situación que lleva a que el hijo de mayor de Ricardo, Eduardo de sólo 18 años, que sobrevivió al enfrentamiento, comience a ganar apoyo y a ser popularmente proclamado “Rey Eduardo” (si, ambos herederos se llamaban Eduardo).

Cersei proclama a su hijo mayor Joffrey como Rey en Kings Landing (Desembarco del Rey). Mientras en el norte Robb, el hijo mayor de Ned, organiza un ejército para enfrentarlos y es popularmente proclamado “The King in the North” el Rey del Norte.

Eduardo se casa en secreto con Isabel Woodville, destrozando así los planes de Warwick de casarlo con una princesa francesa para mejorar las relaciones con el país vecino, histórico enemigo de Inglaterra. De todas maneras, el nuevo rey perdía apoyo popular por sus altos impuestos y violaciones al a ley. Warwick, hace una alianza con Jorge el hermano de Eduardo y lo enfrentan en una batalla. El monarca se salva apelando a la ayuda de su hermano Ricardo que lo salva.

Robb y su ejército van en camino a enfrentar a los Lannister, para ello deben cruzar el Tridente. Para ello la madre de Robb, Catelyn Tully, acuerda con Lord Walder Frey, que para pasar debe casarse con una de sus hijas. Posteriormente el joven Stark hará caso omiso del acuerdo y se casará con  Talisa Maegyr, una enfermera de Volantis, por lo que luego será acusado de traición y emboscado en la inolvidable “Boda Roja”.

Warwick hace una alianza con Margarita de Anjou, casan a sus hijos Eduardo con Ana Neville, e invaden Inglaterra. Ante la embestida Lancaster Eduardo es exiliado, su hermano Jorge cambia de bando (prefiere ser hermano del rey que súbdito de los Lancaster), rearman un ejército derrotan a Warwick, asesinan a Eduardo (hijo de Margarita), a Enrique VI y recuperan el poder.

Años más tarde muere Eduardo, y consciente de que sus dos hijos eran pequeños, nombra a su hermano Ricardo “Lord Protector del Reino”. Este hace desaparecer a sus sobrinos, para evitar que reclamen la corona cuando crezcan, cosa que nunca reconoció y su paradero permanece como un misterio hasta el día de hoy. Asciende como Ricardo III, pero tiempo después aparece la última pieza del tablero político de los Lancaster: Enrique Tudor. Un bastardo legitimado, que armará un ejército, se enfrentarán en una batalla en la que el rey Ricardo III muere dejando el camino abierto para que Enrique Tudor se convierta en el rey Enrique VII de Inglaterra y casándose con Isabel de York (hija de Eduardo IV) terminaría de afianzarse en el trono y dando fin a la “Guerra de las dos Rosas”.

Acá la historia del Poniente se separa bastante de la realidad, aunque todavía no sabemos ya que hay un bastardo, Jon Snow, que cada día se fortalece más y quien sabe, tal vez en algún momento peleé por el Trono de Hierro, tal vez se encuentre a la legítima heredera del mismo, Daenerys Targaryen, quizás formen algún tipo de alianza y con mucha suerte, derroten a los White Walkers (Caminantes Blancos), con sus dragones y finalmente reine la paz en Westeros, aunque ya todo esto sea pura especulación mía.

*Nota de la autora: Estas son puras conjeturas mías, es interesante analizar de donde se inspiró el autor pero queda claro que es una novela de ficción, que no pretende ser una adaptación de la historia de Inglaterra, con magia, dragones y seres fantásticos que lamentablemente no existen en nuestra realidad. Ahora ya saben que…


Compartí, no seas paco