Está en todos lados, ahora por ejemplo ustedes los mueve el morbo de saber cómo va a terminar esta lucha narrativa entre un pito de plástico y un escritor desprevenido compartiendo su opinión.

Esta actitud mueve el mundo, vos, yo, ese niño tocando un perro muerto con un palo lo tienen. Es la misma curiosidad que te lleva a ver el famoso video de 2girls1cup. Si sabes de lo que te hablo es porque seguro ya tenés interiorizado tu nivel de perversión. De eso es uno de los más tranquilos cabe aclarar de parte de un tipo que sabe de la materia. Ahora por ejemplo gracias a la majestuosa red de (mayormente) pajeros y alguna que otra mujer amante de las artesanías llamada Internet. Si, esa historia que subiste a instagram también tiene morbo. La única diferencia que hay entre vos tomando un helado y las letritas flúor y el vídeo de Isis del chabon con los muñoncitos es que uno termina muerto y seguro hecho un lomo de barloa, pero el mismo morbo de saber que pija pasa te lleva a verlo.

Situación hipotética una señorita da de mamar en los asientos enfrentados del 116, justo enfrente tuyo. ¿Que haces en ese momento? Obvio surge el morbo es una teta en vivo y directo. Pero está amamantando a una criatura, un excelente heredero para la Motomel del Brayan que está en pabellón B de la Boulogne Sur Mer por tocar un orto ajeno a su wacha. Hay formas de esquivarlo, y no no es que este en contra de que le den la chechona al embrión de cumbiero, pero el morbo te lleva a ver, la curiosidad de ver. La curiosidad mató al gato y tu novia se atragantó con mi pingo por curiosa y ahora está fertilizando las flores que me voy que fumar viendo el acuadance, que morbo.

Al final la moraleja es que el pezon-termo es un dispenser de polenta. Como cualquier teta sobre el 116.

El morbo es algo que se va entrenando, un día estás oliendo florcitas en el parque y al otro pedís que te caguen el pecho. No es progresivo, se despierta de un día para el otro, como la novela de una historia bíblica, ¿que esperas que aparezcan zombis pelotuda? No, Moisés se habla con el arbolito y después tira rayos lasers a los pecadores, para finalmente culminar salvando al universo entero en una batalla intergaláctica contra Ultron.

Según el diccionario, el morbo es una enfermedad o alteración de la salud, es un atractivo que despierta una cosa que puede resultar desagradable, cruel, prohibida o que va contra la moral establecida. Entonces… estamos enfermos. Tenemos la necesidad de ver el video porno de esa estrella de la tele, aún sabiendo que es amateur y que no va a servir para fines onanistas, pero igual lo vemos, igual pedimos que nos lo pasen. Sabemos que a ese mexicano le van a volar la cabeza, pero avanzamos rapidito hasta el final, por lo menos para ojear como le queda el marulo luego de un disparo de AK47… desde chiquitos sabíamos que esa película nos iba a dar miedo, por eso nos tapábamos con tres dedos los ojos… para que el claroscuro nos permitiese ver una parte del terror.

En mayor o menor medida, estamos todos enfermos y el que lo niega, miente.

Compartí, no seas paco