Para quienes no saben, soy tatuadora. Pinto pieles desde hace más de 15 años y a veces la parte más difícil de mi trabajo no es en el momento que agarro la aguja y comienzo a plasmar mi arte eterno en clientes y amigos, sino cuando tengo que “tratar” entenderlos a ellos, a sus consultas o a su forma de expresarse… ¡A TRAVÉS DEL CHAT!

No se dan una idea el nivel de estrés que esto genera y a veces resulta una transmutación en mí para mimetizarme en ellos. Creen que una está en su cabeza, o no se que fuman o consumen antes de hacer preguntas como estas:

Compartí, no seas paco