Otras historias bíblicas…

Historias Bíblicas Turras: “Moisés y los 10 mandamientos”
Historias Bíblicas Turras: “El Adam y la Eva”

Washington 02-10 06:05 am

Donald Trump – ¡¡Ahí, viene, lo presiento!!

Guardaespaldas – ¿Qué cosa mister president?

Donald – ¡La bomba!

Guardaespaldas – ¿Cómo? ¿Dónde?

Donald – Escuchá… *PRRRRRRRRRRRRRRRRFFFF*

Guardaespaldas – ¡Hijo de Puta, estás podrido!

Mendoza 02-10 08:50 am

Ring ring na na na na na na ¡Anto!

Anto – Alfred ¡atendé! Ah, cierto que no soy Batman… Holaaaaa

Conep – Hola Anto, soy Cone….* tu tu tu tu tu tu * ¡chapapija!

Mendoza 02-10 08:52 am

Ring ring na na na na na na ¡Anto!

Anto – ¡No estoy!

Bomur – Papu soy Bomur

Anto – Si estoy ¿qué necesitas? ¿el desayuno? ¿el diario?

Bomur – Estamos sin nota papá, sos mi única salvación.

Anto – ¿Y sobre que querés que escriba?

Bomur – De lo que sea, mandale guacha pelada.

Anto – Ok, termino de amasar los ñoquis y me pongo.

Mi Casa 02-10 09:15 am

Hola amigos de Youtube, guapísimos, soy Vegetta 777…ah no perdón, es que mi hijo me tiene traumado con los videos que ve todo el día.

Soy Antonymou y estoy estirando la intro, así tengo menos para desarrollar en la nota.

Voy a poner música como para inspirarme y ya empiezo con la nota.

♫♪Ahora que no sos, mala fama y cumbierro, usás ropa prestada y pelo corto bien gorrero, cuando andás cortando soga, te cruzas con la vagancia y nosotros puro ritmo, vino tinto y sustancias♫♪

Leeeesto papu, estoy re puesto…

Hoy, en historias bíblicas turras traemos la historia de Noé, el del Arca.

Hace una bocha de reloj, un toke después del Adam y la Eva que Dios se había re ortivado, otra vé’, porque la biblia se tendría que llamar “Los berrinches del Dios” o “Dios el testarudo”.

Bueno, Dios estaba más caliente que negra en baile, porque él lo puede todo, pero a nosotros nos dejó libre pa’ que hagamos lo que queramos, y obvio que la íbamos a cagar, imagínate que la bruja te tire un palito pal’ finde y te diga “¡Hacé lo que querá!” me tienen que hacer volver con orden de allanamiento.

Entonces Dios buscó a su pan, Noé, claro, ¿entienden? Era un pan de Dios, weeee, entonces le boquió todo lo que iba a hacer, y que iba a mandar mansa lluvia para ahogar a todos los giles del mundo, entonces Noé dijo: “Listo, voy a ponerme a construir paraguas para toda mi familia”, “No seas choto” le dijo Dios, “Hacete un barco, salvá a tu familia y a todos los animales que existen”

Noé comenzó a construir ATR, con la ayuda de su familia que no sé cómo se llaman pero les vamos a poner, Mamá Yeni, hijos Brayan y Kevin y la pequeña Kimberly.

Luego de mucho tiempo el Noé terminó el barco, y largó una cadena de whatsapp para que todos los animales vinieran a su barco. Comenzaron a llegar de a pocos y fueron subiendo, al grito de la Yeni que de arriba les decía “¡Limpiencen’ las patas!”

La cagada fue cuando llegaron los liones y querían pasar de huevo, altos picudos eran, así que Noé, que ya a esta altura tenía unos huevos más grande que una casa, se les plantó y solo dejó entrar a dos, Simba y Nala, por gatos.

Como quien no quiere la cosa llegaron los dinosaurios, y se dieron cuenta que no entraban ni a gancho, así que se armó alto bardo, y re atrevidos, luego de amenazar a Noé se fueron a crear su propio barco. Proyecto que no tuvo éxito ya que los herbívoros de cuello largo no querían hacer nada ya que pensaban que cogotiando el agua no los iba a tapar, y los tiranosaurios con los brazos poronga que tenían no podían construir nada, así que así fue como se extinguieron a la bosta, DENADA.

Se vino la mansa lluvia, ATR todo el año, caía mas agua que vos llorando cuando se te fundió la Motomel, y así aguantaron todos arriba del barco, apretados como calza de turra. Los demás humanos querían entrar al barco y Noé desde arriba agarrándose los productos gallináceos les decía ¡ESSSSTA!

Después de mucho tiempo de andar flotando al pedo, Noé sacaba el pájaro a tomar aire, un día la paloma volvió con una rama de olivo así que eso significaba que ya había bajado el agua, y que con aceitunas iban a curar la alta lija que traían.

Cuando Noé abrió las puertas los culiados de los liones, que tienen menos códigos que bolsita de leña, se cagaron comiendo a los Pikachus, a los Bulbasaur, a los Charmander y a una cantidad más de animales de los cual hoy no hay registro porque se extinguieron ese día. Diferente fue lo que pasó con los unicornios que una vez arriba del barco comenzaron a intimar y entre beso y beso se preguntaron sus nombres, siendo uno Roberto y el otro Juan.

Dios les dio las tierras al Noé y lo mandó a culiar como chancho prestado, cosa de volver a llenar la tierra de gente buena. A la Yeni le dio una mansa pensión, a la Kimberly un cofre lleno de calzas, piercings y pinturas de Amodil, al Brayan una Motomel 125, planchada y con parlantes y al Kevin un Corsa de los cortitos.

Y así todos felices como tu hermana en cuatro, y vos te seguís cultivando, luego de esta historia no vas a probar la ostia pero le vas a entrar a la sangre de cristo en tetra como chalchalero al bombo.

Si queré’ y no te da paja, comentá abajo sobre qué historia de la humanidad querés saber en la próxima nota. ¡¡Besis!!

Mendoza 02-10 09:55 am

Anto – Bomur, ¡aquí está la nota! Tiempo record.

Bomur – No hay drama, ya tengo, la subo el lunes.

Anto – ¡Andá a la puta que te parió!

Compartí, no seas paco