En un país muy muy lejano, olvidado en los confines del planeta tierra, dos fuerzas políticas tan dicotómicas en su discurso como calcadas en su metodología se disputan el cadáver descompuesto de una vaca llamada Argentina.

Todo comienza en las elecciones presidenciales del año 2019, donde el candidato presidencial, ex diputado y mediático chimentero, Sergio Massa, logra hacerse con el sillón de Rivadavia. Lo más curioso de su triunfal camino hasta la presidencia fue la propuesta que lo hizo ganar “suspender las actividades políticas antes, durante y después de las elecciones, a fin de evitar manipulación mediática”. Sin duda fue tan sorpresiva y aplastante su victoria que ni él se la esperaba. Al momento de comunicársele la victoria, el electo presidente emitió un grito que calaría profundamente en la psiquis del pueblo argentino “Tajai”; mismo que seria usado durante su corto pero histórico mandato presidencial.

En el año 2020 se desata un escándalo político de proporciones épicas, al filtrarse una conversación via Skype en la cual el presidente Tajai le mostraba el ano recién depilado a su homologo de los EEUU, Donald Trump. Además de ser destituido, su apodo se popularizó alrededor del mundo como sinónimo de entrega de ano, a partir de ese momento deja de usarse “culiado” para cualquier cosa; y se lo reemplaza por el enigmático “Tajai”.

Representación del momento en el que Tajai comienza el striptease

En el año 2025, y en un asombroso giro del destino, el Presidente Federico Pinedo decide cambiar el nombre de República Argentina por la de República del Tajai, puesto que había poca plata pero muchos capaces de entregar el ano. Esto convierte al Tajai en un emblema nacional y a la antigua Argentina en la capital mundial del ano depilado.

El escenario político se mantiene inalterado hasta el año 2030, en el que Cristina Fernandez muere aplastada por una enorme pila de billetes de 100 con la cara de Evita. Los místicos peronistas ven en esto una señal enviada desde el pasado y deciden volver a sus raíces.

De entre sus filas aparece un nuevo e indiscutido líder, Néstor Iván Kirchner, al que le fue imposible ocultar su ascendencia tanto por su parecido como por su indiscutible carisma.

Los compañeros de la primaria le decían “el tuertito”

Cuando parecía que todo estaba dicho y el peronismo estaba próximo a recuperar su lugar, aparece una nueva contendiente, Antonia Macri cuya elegancia y juventud le permitieron ganar terreno rápidamente.

Linda wacha pal baile

Ambos contendientes lograron desligarse de su pasado familiar, Antonia aseguró no tener nada que ver con la muerte y desaparición de las reservas del Banco Central o la estatización de la deuda de su abuelo (ninguna de las 5 veces). De la misma manera Néstor Iván logra desvincularse de su pasado mafioso como jefe de la banda de la efedrina, el rapto de Shakira en el mundial de Qatar y el suicidio de los 5 fiscales que intentaron meter en cana a él y su familia.

Para sorpresa de todos, la elección termino 50-50, por lo que la Junta Electoral determinó que la única manera de definir este empate seria por muerte súbita en el Senado de la Nación Tajai.

La televisación del evento se convirtió en el programa más visto desde El Sultán, obviamente es conducido por el único conductor digno tras la muerte de Guido Kaczka, Marcelo Tineli.

Tras horas de cruenta batalla, en una sabia decisión, se le permite a los contendientes usar sus armas secretas, Antonia va hasta un rincón del hemiciclo y saca de un baúl el cuerpo de nada menos que el Fiscal Nisman. Para no ser menos, Néstor Iván saca los huesos de Santiago Maldonado, el combate se convierte en una lucha desesperada en la que ambos se tiran con restos de ambos muertos encima. En un hábil movimiento, Antonia desentierra los 194 cuerpos de Cromagnon y los arroja sobre el desprevenido Nestor.

Los libros de historia discuten largamente si es o no valido achacarle los muertos de un incendio sucedido 9 años antes del nacimiento de Nestor, pero como dijo Evo, la verdad es la verdad y comer pollos te hace puto.

Tras la asunción de Antonia se da lo que se conoce como el Renacimiento Macrista, un periodo de esplendor no cultural ni económico, sino televisivo. Al quedar en manos de Tineli la transmisión de las sesiones del Senado y las reuniones de gabinete, decide convertirlo en un programa televisivo al mejor estilo Gran Hermano, pero en el que muere un participante por capitulo, conocido como “Matando por un fuero”. El modelo de reality es exportado al mundo y se convierte en un referente cultural de la república del Tajai.

Tras 15 años de transmisión, la carrera política se convierte en la más peligrosa desde que se extinguió la de Fiscal de la Nación y activista mapuche. Las legislaturas provinciales van desapareciendo tras la nacional, los cargos ejecutivos desaparecen por completo. Se continúa con la AFIP, y en una controvertida pero efectiva decisión, se implementa el modelo en compañías privadas, empezando por las telefónicas que no cumplen con lo prometido y siguiendo con las de internet que no te dan internet.

Para el año 2060 no queda en la República Tajai un solo político y se encamina a ser la nueva potencia mundial.

Compartí, no seas paco