Estoy de vacaciones, me he puesto firme para pasarla bomba, joya, chiche bombón, never pony, pero el Dr. Bomur se empeña en arruinar mis preciados días de descanso y me molesta con que escriba una nota. Es por eso que me puse las pilas, le metí mucho huevo y decidí que, luego de dos o tres meses de paja, era hora de traerles una nota explosiva, taquillera y sin dudas que marcará un antes y un después en la forma que tiene el mendocino de leer nuestro pasquín.

Va un mega ultra archi compilado de 20 fotos que no… no son lo que parecen.

La bici de Enriquito de Lavalle no es una roller coaster de Costa de Araujo.

Esto no es una cascada que te llevará a las entrañas de la tierra.

María de Godoy Cruz no está montando un manso taiger.

No hay un “cars” parado en la puerta de Miguelito de San Rafael.

El hijo de Julian Chabert no tiene un brazo atómico.

Rosita Garay no tiene cabeza de caballo, por más que su aliento huela a guano podrido.

Seba de “la Playita de Luján” no es un bebé con cabeza de viejo choto.

Romina no tiene cabeza de chancho, más allá de su amor a los postres y el chori con chimi full full.

Brenda de Chacras no tiene el brazo de un motoquero obeso, de igual manera le hago una fila de pendejos.

Carlitos de Punta del Este no está montando a Mili, simplemente duerme en un ferry.

Ernestina Morsa no tiene un brazo con pata por mano, simplemente se está masajeando un juanete.

Este pañuelo gigante no se voló hasta el Club de Golf del Parque.

Sabrina de Rodeo del Medio no es una bebé deforme de piernas gigantes, como alguno de sus vecinos.

Matías tiene toxoplasmosis, pero su gato no tiene orejas transparentes.

Usa forro, los bebes no los trae una cigüeña. La mataron a tiros en Las Heras.

Acá vemos a Mariano de Fray Luis Beltrán luchando contra el hombre invisible.

José de Tupungato no tiene elefantitis en la cabeza. Tampoco una mina que lo bese.

Micaela de Dorrego no es amiga de Aladin, o sea… no tiene una alfombra mágica.

Chispita, el barman de Café Bar Doña Tere no tiene piernas de mujer.

El perro de Carla no es tan sedoso.

Compartí, no seas paco