Una de las actividades turísticas más populares del mundo es ir a la playa. Como siempre el argentino logra dejar su marca distintiva en esto también, no porque sea bueno, ni haga algo habilidoso. Si no es fácil darse cuenta cual es el argento básicamente por la cantidad de pelotudeces que lleva, es un corso.

Luego de un estudio previo detallado en mi nota anterior “Típicos personajes y situaciones de la playa”, vuelvo a destacar como nos caracteriza el dramatismo, es que no podemos dosificar las cosas, disfrutar unas horas intensas, tenemos que ir todo el puto día, como buenos fundamentalistas que somos.

Desde las 10 de la mañana hasta las 8 de la noche o lo que dé, lo que implica ir bien equipado, al punto de parecer israelitas vagando en el desierto por 40 años. A saber:

Lo que lleva cualquiera:

1 – Lona.

2 – Sombrilla.

3 – Caniche: o perro pequeño preferentemente de raza.

El argentino suma:

4 – MATE: condición sine qua non para la argentinidad.

5 – Conservadora.

6 – Hielo.

7 – Fernet.

8 – Coca – Cola.

9 – Otra gaseosa que no sea para el fernet.

10 – Cerveza: preferentemente lata para no cargar el envase de vuelta, aparte entran más fácil en la conservadora, me contaron…

11 – Comida: 70% sándwiches de milanga.

12 – Sándwiches de miga: no tienen horario y siempre hay lugar para uno más en nuestro estómago y corazón.

13 – Galletas.

14 – Facturas.

15 – Agua y agua congelada: hay que compensar porque después de 5 horas al sol están fritos y fermentando.

16 – Fruta: Hay que caretear la vida sana o ya no da más el estómago de comer porquerías por más de 10  días.

La parte edilicia o arquitectónica:

17 – Otra sombrilla, para que entren todos, que tiene vientos para estacarla y que no se vuele.

18 – Carpita: de esas que son una mitad, tipo caverna y cuando no meten los pibes, se ponen ellos a hacer cucharita como sin nadie los viera.

19 – Pared de lona para frenar el viento: esas que son una lona con palos, sirve para aislarse de los vecinos también.

20 – Bronceador para freírse los primeros días.

21 – Bloqueador factor 30 para arriba, porque se está cocinando

22 – Crema o gel refrescante para el vivo que no uso lo anterior, porque se creía lagarto y ahora parece tomate.

23 – Pelota de fútbol.

24 – Pelota de playa.

25 – Tejo de playa.

26 – Toallones: uno por persona.

27 – Ropa playera: porque lógicamente van a ir vestidos a menos que sea la mítica playa de Moria Casán que los de arriba de 30 recordarán. O sea suman pareos, sombreros para la doña, gorros, anteojos, bandanas, todo lo más tejido, hippie chic y con caracoles que se pueda, aunque el resto del año no lo usan ni en pedo.

Parece que es una cuestión histórica

Si llevan niños:

28 – Piletita para el bebé.

29 – Toallones extra.

30 – Ropa para cambiarlos una vez secos.

31 – Pañales.

32 – Baldes.

33 – Palitas.

34 – Cualquier boludez para moldear arena.

35 – Más juguetes.

36 – Mamaderas con de todo.

37 – Protectores solares ultra fuertes, a prueba de agua, enterrarse y convertirse en milanesa.

¡Me olvidé el changuito!

También me falta:

38 – Otro termo para el mate.

39 – Camperas por si refresca.

40 – Plata para: el licuado, choclo, churro, bola de fraile, helado, gaseosa o lo que sea que pasen vendiendo.

41 – Cartas de truco.

42 – Cartas de póker: son muchas horas y siempre hay una vieja timbera en la familia.

43 – La abuela

44 – La tía soltera: que no tenía con quien mierda irse de vacaciones.

45 – El tiburón o cama inflable, ahora está de moda un cisne.

46 – Flota – Flota o la tabla de surf, esa cortita rectangular que usan 15 minutos y se cansan.

47 – Cámara de fotos.

48 – Celulares.

49 – Todo metido en bolsos o canastos distribuidos de a uno o dos por persona.

50 – Mesa/luisa/carrito donde poner todo lo anterior… lo más pesado al menos.

Tal vez a esta altura creo que nos es más fácil directamente vivir en la playa, pasar los 15 días ahí en la arena, cambiar el perro por un lobo de mar y a la mierda todo…

Compartí, no seas paco