Recuerdo que hace unos años tatuarse  en lugares visibles, como las manos o el cuello, era signo de que no ibas a conseguir trabajo en tu vida, más que en un depósito oscuro y vil o encerrado en alguna habitación. Hoy, gracias a la evolución, ese funesto concepto no ha cambiado y, por suerte, se mide a la calidad de una persona por cosas mucho más interesantes que tener tinta en una mano.

Con Leopoldo de Fusión Tattoo siempre comentamos lo complejo que es tatuar una mano, no por la dificultado del diseño, sino porque es una parte con mucho hueso y venas y que suele doler un poco más que en el resto del cuerpo. Además, el hecho de que uno esté en permanente observación de sus manos, implica que el margen de error en el diseño es del 0%, no hay chances de equivocarse.

Siempre se dice que elijas bien tu tatuaje, porque es algo que te va a acompañar el resto de tu vida… ¡imaginate en las manos! ¡lugar donde más te miras y más sos observado! pero no deja de ser alucinante la cantidad de cosas que se pueden dibujar ahí y los efectos que se generan.

Como es mi costumbre, acá te dejo un compilado de lo mejor que encontré en la web sobre este sagrado lugar. Y ya sabes, si tenes dudas o consultas, escribile a los chicos de Fusión.

 

 

 

Compartí, no seas paco