Categoría: Relatos Hot

Betty Boop

¿Y tres? ¿Son multitud?

Mientras ordenábamos llamó uno de los chicos diciendo que tenían un amigo del club que los había llamado para juntarse a hacer algo y que lo invitaron al asado. Desconocíamos de quién se trataba, pero no le dimos mucha importancia al asunto tampoco. Llegaron tipo 13.30 con todo el bolserío… y su amigo. ¡Lo lindo…

Betty Boop

Cuatro no son multitud – Segunda parte

Gaby y Bati nos interrumpieron de golpe. -¿Qué onda ustedes? ¡Tranquilos, eh! – dijo el Bati, riéndose. -Bueno, mira quién habla – le responde el Rodri – ustedes no estaban muy tranquilitos que digamos… ¡no jodan, che! La situación se cortó, por lo que medio nos vestimos, agarramos los tragos y nos acomodamos en el…

Betty Boop

Cuatro no son multitud – primera parte

Veníamos con mi amiga Gaby saliendo viernes y sábados, parejito todas las semanas, tomándonos hasta el agua de los inodoros, llegando a los domingos sin ganas de existir. Ese sábado decidimos hacer algo más tranqui. -Veníte a casa y comemos algo, vemos unas pelis… no sé, ¿te parece? – me llegó en un mensaje. Era…

Betty Boop

El principio de mis crónicas con el doctor

Hacía varios días que tenía una urticaria por todo el cuerpo. No sabía qué podía haberme hecho esa reacción alérgica. Harta de tomar loratadina, ibuprofenos y esas cosas, me hice un lugar y saqué turno con el dermatólogo. Jueves 15 de marzo, 18.30 horas. ¡Perfecto! Como cada día en mi laburo, nunca salgo a horario,…

Betty Boop

Descubriendo lo desconocido

Hoy me siento muy linda, muy segura. Hoy es un día ideal para ir a comprar ropa, accesorios, zapatos. No falta mucho para la tan ansiada cena. “Ponete más linda para el sábado Flor, que te voy a preparar una cena para chuparse los dedos” – escribió en un mensaje esa mañana de miércoles Guille.…

Betty Boop

El culpable de mi lado más caliente

Había quedado muy caliente toda la semana. Quería verlo. Necesitaba verlo. Llegó el día sábado y decidí invitarlo a casa. No podía seguir así, reprochándome el decirle ¨no¨ aquel día. Le mandé un mensaje: – ¿Qué haces esta noche? Quiero verte – Nada, la verdad es que estoy muy cansado, sólo quiero darme una ducha…

Betty Boop

Mi encuentro conmigo… y ella

No puedo evitar dejar de pensar en ella. Sus ojos oscuros, sus pestañas largas y arqueadas, su flequillo sobre su frente, su boca carnosa toda humedecida por los besos y el encuentro de lenguas que tuvimos, esa lengua que me hizo sentir más que el mismo fuego quemarme por dentro; sus mejillas coloradas, producto del…

Betty Boop

Mi encuentro conmigo… y él

“Me vuelve loco escuchar tu respiración un tanto agitada, sentir el perfume cítrico que rodea tu cuello, sentir ese aliento fresco, producto de la menta extra de esa pastilla, ver tu boca moverse, negándose a mi boca, mientras tus manos aprietan fuertemente mi pelo; ver ese bretel a medio caerse sobre tu hombro, develando ese…

Betty Boop

Mi verdadero fuego

Decidimos con mi amiga Julia ir a pasar un fin de semana largo a San Rafael. No conocíamos a nadie allá, por ende íbamos a alquilar alguna cabaña o departamento para quedarnos. Llegamos al lugar y optamos por una cabaña para dos personas con media pensión, bastante cómodas y lindas. Nos instalamos un jueves. Fuimos…

Betty Boop

Tu secretaria es mi polvo

Hola, soy Daniel, tengo 31 años, trabajo como vendedor en relación de dependencia. Mi jefe es un viejo idiota, de 50 o 60 y pico de años, panzón, forro, explotador. Dana es su asistente, o secretaria, colorada, de unos ojos verdes increíbles,1.70 metrosaproximadamente, un cuerpazo infernal… la mina es un caño, y creo que es…

Te gustó? Compartí