Etiqueta: Mister Panplete

Mister Panplete

El estatuto para lograr la felicidad: Vol. 1

Estuve ausente de la provincia y del Mendolotudo por 20 días. Algunos de esos días fueron eternos, otros duraron pocos minutos. Solo soy consiente de que los viví y que estoy feliz de haberlos sobrevivido. Tuve el placer de conocer otras culturas, otras costumbres, dialectos, formas de pensar y de hablar. Estuve lejos de los…

Mister Panplete

Paren el mundo que me quiero bajar

Para culminar un año espantoso, la vida me regaló una semana de mierda. Justo cuando me ilusioné con el fin de año, garrapiñada, sidra y abrazos; el destino me deparó golpes a mi ego, a mi cabeza y a mis sueños. Fracasé rotundamente en mis relaciones, en los finales universitarios, en el orgullo que puedo…

Mister Panplete

Nena, la culpa es nuestra

En la nota de la semana pasada escribí: “Mientras las mujeres se preocupan por cosas irrelevantes, los hombres tenemos más presiones que Lionel Messi en la Selección”. Está de más decir que a gran parte de las muchachas no les cayó bien esta apreciación y quiero denunciar que he recibido múltiples amenazas. Si, si. Y…

Mister Panplete

Nene, tenés que ponerla

Ser hombre es una mierda. Mientras las mujeres se preocupan por cosas irrelevantes, nosotros tenemos más presión que Messi en la Selección. Sé que las damas ya me están odiando, que pueden llegar a pensar “¿qué sabe este pito flojo sobre nosotras?”, “¿quién se cree que es Míster Garompa?”. Sin embargo, les pido que me…

Mister Panplete

La tonta re culiá

Hace dos semanas que me levanto los jueves y espero (lo admito, espero ansioso) que se hagan las 9 de la mattina, para prender la compu, abrir Hotmail y mandarle mi nota al Ingeniero Conep o al Doctor Bomur quienes la van a subir cuando se les cante el orto con la foto que se…

Mister Panplete

Ingresar por la puerta de atrás (Primera parte)

No seamos ingenuos. Más allá de que soy lasherino, fumo porro y tomo vino, no voy a comentarles sobre cómo entrar a robar una casa forzando la puerta del patio. Tampoco voy a hacer referencia a cómo podemos hacer que nuestr@s amantes nos visiten por entradas alternativas. Lo mío es distinto, pero no menos peligroso.…

Te gustó? Compartí