10 consejos para mantener una pareja viva

No soy partidario de pensar que el amor deba ser eterno, incluso creo que es un sentimiento efímero que aparece y desaparece constantemente en una misma relación, pero (siempre hay un pero) hay varias formas, maneras y actitudes de mantener ese sentimiento, de apostar a que perdure en el tiempo, de alargar lo máximo esa sensación de paz y felicidad que genera el amor, llegando incluso a estirarlo durante toda la vida de un mortal.

1- Los polos opuestos se atraen, pero no perduran: si las entrañas de los sentimientos de ambos no son (al menos) parecidas, esa relación tiene fecha de vencimiento. Nos deslumbramos con lo nuevo, pero pasado el fulgor comenzamos a criticar eso que es tan distinto a nosotros. Si no coincidimos con las ideas básicas sobre qué es el amor, cómo es una pareja, qué familia quiero formar y/o cómo imagino mi futuro, la relación está condenada a caducar. Esto no es un consejo, más bien una certeza.

2- Conocer los gustos del otro: es muy motivante que sepan que perfume usas, cuál es tu ropa favorita (esa que te sabes que te queda bien), cuáles son tus hobbys, tus canciones, tus películas, tu lugar favorito y que de vez en cuándo te sorprendan haciéndotelo saber (como por ejemplo con un regalo sorpresa).

3- No perder jamás el humor: el buen humor es la base de toda buena relación, sea del carácter que sea. Esto no quiere decir que tengas que ser un payaso, pero si evitar la mala onda, la cara de ogete, los malos gestos. Dejá el bajón fuera de tu relación, aprendé a separar una cosa de la otra, no le metas garrón externo a tu amor, sino tratá de meterle amor a tus garrones externos. Si está en tus dones [email protected] reír como la primera cita, no lo dejes de hacer nunca.

4- Tener proyectos juntos: este es uno de los consejos más importantes. Una pareja sin proyectos se disuelve sin dudas. No importa la magnitud o el tamaño de los mismos, sino que siempre deben existir. Irse de viaje, construir una casa, tener un hijo, casarse, comprarse un auto, preparar una fiesta, vacacionar, armar un negocio, plantar un jardín, estudiar una materia juntos, cualquier cosa puede ser un proyecto que motive. Cuando se acaban los planes, se acaban las ganas.

5- Mantenerte vigente e instar a que también lo haga: cuidarse por dentro y por fuera es muy importante también, no relajarse y dejarse crecer la panza y los rollos, hacer deporte, estar bien, estar [email protected] Hay que intentar que jamás deje “de gustar” de vos o vos “de gustar de ella” (no se cómo se dice ahora). Estar lindo motiva, te hace sentir bien, joven, picante, interesante, activo y que tu pareja esté linda (además que siente lo mismo que vos) te hace sentir capaz, [email protected], difícil. Que la costumbre no imponga la “yoguineta”, “los cortos de fóbal”, “las pantuflas de león”, “el zoncillonca sleep”, “el bombachón cómodo”, etc.

6- Mantener la pasión: jamás se debe apagar la llama de la pasión, hay que darle sexo al amor en forma permanente, probar nuevas cosas, nuevos lugares, nuevas poses, ser atrevido, osado, libre, cómplice. El sexo es fundamental en una pareja, hay que explorar y explotar todas las cosas que nos gustan e intentar persuadir a nuestra pareja de todo aquello que no quiera hacer. El sexo es salud y en la pareja es una de las patas básicas, la pasión va más allá y se puede traducir en todos los ámbitos.

7- Hacer actividades juntos: acompañarse en al menos una actividad es fantástico (ojo… con una basta, no hay que invadir los espacios del otro). Deporte, arte, gustos, hobbys, lo que sea que se pueda hacer de a dos. Salir a correr, jugar video juegos, compartir un hobby, escribir, pintar, caminar, cantar, patinar, manejar, cualquier cosa. Aunque a nosotros no nos encante, hacer el esfuerzo de acompañar a tu pareja en lo que ama hacer suma muchísimo en una relación. También salir en pareja y ser amigos de otras parejas es beneficioso para la relación.

8- Darse espacios: tener al menos una vez por semana una salida sin tu pareja, en lo posible lejos del lugar que comparte, es muy sano y constructivo. Relacionarse con otras personas, otras ópticas, otras opiniones, hacen de catarsis y muchas veces nos llevan a valorar lo que tenemos y quizás no aprovechamos. Incluso hasta puede ser un mismo día y fijo para estar organizados y saber que esa fecha no se toca.

9- [email protected] ser: ya lo decían The Beatles, y con mucha razón. Cuando nuestra pareja quiera hacer algo que a nosotros no nos guste o no nos parezca trascendente o importante (siempre y cuándo no afecte la relación, obvio), no solamente ha que dejar que lo haga, sino que hay que aplicar una mentira piadosa e impostar que apoyamos la moción. Cuando sabemos que realmente es algo que quiere hacer, no podemos cortarle las alas, es lo peor que podemos hacer, porque tarde o temprano, esa necesidad no satisfecha, va a explotar por otro lado.

10- Valorarse uno: para estar bien con los demás, lo primero y principal es estar bien con uno mismo, por eso hay que valorarse e intentar hacer lo mejor posible día a día. Cuando logramos esto, por más que nos equivoquemos, como cualquier ser humano, vamos a notar cómo todo a nuestro alrededor se alinea, se acomoda, se suaviza y avanza. Valorarnos implica ponderar y valorar a la persona que tengo al lado, elevándola hacia mí o elevándome hacia ella.

Bueno estimados, ando re Bucay hoy, así que para no perder la costumbre de mi hermoso personaje, espero que les sirvan mis consejos y sino chúpense una pija.

ETIQUETAS: