Los Onas Brothers son estafados y tienen que tocar en la calle para volver a su país

Mendoza queda involucrada en un hecho bochornoso para la prensa nacional y extranjera. Y es que estas cosas suceden cuando quién toma las riendas de la música no es un verdadero productor, sino más bien un capitalista que solo quiere juntar dinero.

Esta es la historia de una banda que representa nuestras propias raíces, las cuales fueron ultrajadas y evidentemente, poco serio fue el trato que recibieron. Todo comenzó cuando Tito Cagador se comunica con ellos. “El nos llamó y nos dijo: Muchachos, jamás creí que entenderían mi español, así que seré claro y conciso: le voy a hacer ganar tanta guita acá en Mendoza que el resto del año se lo podrán tomar sabático.” nos contaba Tamagochi Toro Apoyado, el vocalista de la banda. “Un tanto extraño fue para nosotros que el Sr. Tito se comunicara con nosotros, pero le dimos para adelante. Creímos que sería la  mejor decisión que tomamos después de habernos suscriptos a las revistas Selecciones de Reader`s Digest. Armamos las valijas, buscamos los pasajes  en nuestro buzón y tomamos en Cata que nos acercó hasta la terminal”.

Antes de continuar, quiero aclarar algo sobre el señor Tito. Cuando me comuniqué con él para realizarle parte de esta nota, lo único que recibí fueron insultos. Es cuando decido investigar la historia de este personaje y me encontré con el siguiente informe: (quiero agradecer al Cabo Poxita que me facilitó el expediente)

.

Es evidente que nos encontrábamos frente a un importante timador que se aprovecha de cual situación pueda, y si luego no ve un fruto monetario propio, opta por desaparecer y dejar colgado a quien fuese. La última data que manejamos fué que estaría manejando gran parte de los arbolitos que hay en nuestra ciudad capital, y cuando hablo de arbolitos no me refiero a la planta (guiño, guiño).

Después de arduas horas de investigación, decido hacer un recreito y me dirijo a tomar mi rico Ron con Cola de media mañana. Voy al bar de siempre, “Ojalá no sea Mio” hubicado en plena Arístides, al sentarme dejo mis múltiples credenciales de periodista investigador y parece ser que alguien se percató de ello. Es cuando se me acerca un falso Piñón Fijo, se sienta a mi lado en la barra y me dice: “Este Tito es un reverendo hijo de puta”, a su término se levanta y se va. Ilusionado yo creí que me daría datos concretos de la investigación, pero no fué así. Es más, creo que él estaba bastante más ebrio que yo.

Luego me vuelvo a juntar con mi compañero y después que investigamos sobre quién cachara a los pobres muchachos aborígenes, también descubrimos que es adicto a las anfetaminas, lo que explica el porqué de tal importante confusión de banda con otra afamada de púberes vírgenes.

“Llegamos y cuando realizábamos el desembarque vimos que se acercaba y al vernos salió corriendo inmediatamente. Ese fue el último contacto que tuvimos con él.” Pensamos que debe haber sido el momento en que se diera cuenta que le había errado bastante a lo que quería traer.

En estos momentos Los Onas Brothers se encuentran en la vereda de importante edificio inteligente ubicado en calle Morón y San Martín, de ciudad. Pedimos la colaboración de todos aquellos que puedan aportar algún dinero para ayudarlos que vuelvan a su tranquila colonia. Mientras tanto realizarán presentaciones diarias en horario de comercio.



TAGS: