Freud Mercury analiza la relación: exceso de peso – verano 2011

Muchas veces vienen chicas y chicos del Gran Mendoza y sus alrededores, cegados por lograr una imagen estética aceptable para mostrar en el verano, y lo peor de todo que no se esfuerzan por conseguirlo. Estos cosas me hacen escribir el siguiente artículo que saldrá publicado próximamente en mi nuevo libro titulado: “El que llora no mama le dijeron a la llorona chupapij*s”.

Capítulo XXI: Cómo manejar nuestro exceso de peso en la adolescencia.

.

“…Estas triste… ¿y porque estas triste? porque sos una hamburguesa atómica, pesas cerca de 198 kg, y a tus 19 añitos esto es medio peligroson. De solo levantarte a ponerte las pantuflas para ir a la facu, te bajas dos kilos, sudas mientras levantas la tasa de café del desayuno. Y lo peor de todo que el único problema de tiroides que tenés es que estas todo el día tiroides comida hacia tu boca, sos un como concept car de lechón humano. Para bañarte dejas a medio edificio sin agua y hay lugares de tu cuerpo que jamás rozaron un jabón, por ahi te escondes uno que otro “sanguche” en esos lugares como para que agarre ese gustito a pescado que tanto te emociona. La puerta de tu casa hace banda que te quedo chica, así que los chicos de la facu te pasan a buscar y te bajan por la ventana con un sistema de poleas ideado por el ingeniero vecino tuyo. Mientras bajas te llevas puesto una pata de pollo, no valla a ser que se corte la soga que te baja y mueras sin poder darte el gusto de una sabrosa ultima para de este ave. En la facu te han puesto un tablón de pupitre, es como el escritorio de un bibliotecario, obvio que nunca falta la docena de churros y la jarra que te regalo tu nona (esa que dice Soy Pablito, un gordito feliz) en la que justo cabe un litro de Cindor. Estas tirante, si le pifias con el escarba dientes al momento se sacarte medio chorizo de los dientes, corres el riesgo de pincharte y estallar. Vos sos feliz, porque tu mama dice que sos un muchacho sano y fuerte.

Sos un gordo garca, porque apostas a tus amigos a ver quien come mas y siempre ganas, como aquella ves que le apostaste a ese flaco a que te comías mas panchos que él y, además que le ganaste, te comiste los que él vomito, como para humillarlo… grande!!! gordo soberbiooo!!!!

Tu mamá te compra sabanas para hacerte la ropa de verano y colchas para hacerte la de invierno, no te calienta ni ahí andar con una pilcha de estampado de flores o marrón con rayas amarillas como las colchas de lo milicos que tu mama consigue mas baratas. Sos un gordo fashon, así que por ahí te envolvés en las cortinas de terciopelo de tu nona, cuando tenés alguna fiesta importante.

Sos tan gordo que te tuvieron que traer un teclado especial desde Polonia, porque si querías apretar la letra G, en la pantalla veías la e, la d, la c, la f, la r, la ve, la t, la b, la y, la h, la j, la n y ahí chiquitita, en el medio… la pobre g. Sos tan gordo que tu papa para los 18 te quería regalar un corsa o un gol y te tubo que regalar un rastrojero adaptado en la caja, como para que te puedas sentar en la parte de atras, cómodo, y manejar desde allá. Pero, como sos fashon, lo pintaste de amarillo, como para pasar desapercibido. Gordo galaaannnn!!! Estas todo el día al palo con la canción de palito ortega, esa que dice “la facha es lo de menos, vos sos un gordo bueno, alegre y divertido”. Así que estas todo el día haciendo bromas pesadas a todo el mundo. Nadie te banca mas, las minas huyen de vos, porque tu chiste es eructarles en la cara después de haberte comido dos o tres cabezas de ajo, sos un gordo virgen, pero no te calienta, porque desconoces que es lo que tenés entre las patas (meas sentado, como las minas).

Pasa el tiempo y te llama Julian Gueich para que participes en un realitiy en el que te prometen hacer bajar de peso en un mes, y vas, porque el premio es que si no bajas te dan un pase libre ETERNO, si ETERNO a un tenedor libre que se llama “Comidusss Recalentadusss 2” (porque el uno queda en Malargüe). Vas al show y comienza la odisea.

No podes comer absolutamente nada, tenés que bajarte 25 litros de agua por día, estas todo el día meado y sudado mal, te hacen correr en una cinta de metal, porque ya destruiste dos de las de caucho y plástico, te ponen una hamburguesa a dos metros tuyo u delante de ella un musculoso con un látigo, si te acercás te pega un latigazo, ya es la decimonovena vez que tratas de acercarte, estas todo tajeado por los latigazos, te rendís, porque el musculoso no va a dar el brazo a torcer. De noche te atan a la cama, para que no te escapes, como el otro dia, y aniquiles sistemáticamente el almuerzo, la cena y la media tarde del personal del canal en el que hacen el reality, asi que te envuelven en cadenas y te tienen ahí maniatado. Te volvés loco, de noche soñás con sanguches que bailan “Drácula” de Pepito Cibirian. Julian Gueich te gasta y come cosas ricas a tu lado, ya no hablas mas, te estas volviendo loco.

Pasa un mes y te vas a pesar… has aumentado 20 kilos… te pones rojo. El canal esta en silencio… todos te miran. Julián dice… bueno gordito… valió la pena el esfuerzo. tatatataaannnn. Pegas un grito estruendoso diciendo viva la patria carajo y te avalanzás hacia la mesa de postres del programa, de un tiron te clavas la mesa completa, patas y mantel incluidas, luego de eso empezás a corretear a los camarógrafos y a las minas yeguas que bailan, gritando como loco y echando espuma por la boca, te comes los paneles, los micrófonos, una cámara. una tarima, la propaganda de Garbarino, la óptica del gol que regalan, el papel picado del piso, una luminaria, la cortina roja del fondo, la maquina que tira humo, la consola de sonido hasta que lo ves… ahí escondido tras un panel… ese puto de Julián Guieich, gastador del orto. Te mira y te dice… tranquilo gordo, no te pongas loco. Saltas cual hombre araña después de una cena presidencial hacia Juli y lo chapas de la pierna… te lo comes todo, sos un gordo caníbal asesino y satisfecho, te busca la interpol, el FBI, la PFA y la KGB, pero tiene miedo que te los comas.

Consejo del Sr. Freud Mercury: nooo noooo ¿cómo te vas a comer a Julian Gueich, nooo?. Esos programas son una mentira, mejor empeza por dejar de ponerle mostaza al pancho y así, de a poco, anda dejando los alimentos que mas engordan, hasta que solo te apetezca comerte una hojita de lechuga condimentada con un chorrito de agua de la canilla, a ver si así adelgazas gordo papón…”