Manifiesto heterosexual de El Mendolotudo

Viejo, tanto bala, tanto gaita, tanto lechuguita, tanto metrosexual, rarito, discreto, prolijo y demás mariconeadas nos tienen harto. ¡Si vieja! Tenemos que revelarnos los pocos heterosexuales que quedamos contra este sistema atestado de mediums y decirle ¡BASTA! A tanta putez. Loco, hasta las minas se han dado cuenta de la invasión de amanerados y “eses” en el mundo y piden a gritos ¡que vuelvan los machos! Hasta ellas están hartas de tanta manito quebrada, tanto pelito tratado y tanta histeriqueada por parte del sexo opuesto.

Es hora que el don de la discreción nos lo perdamos donde no dé el sol y volvamos a ser los transeúntes morbosos, babosos cuasi-albañiles que se daban vuelta para relojear cuanta cola, lolas, gambas o pelo largo pasara a nuestro alrededor.

¡Basta de tanta remera ajustada de colores maracas y tanto pantalón a cuadros! Es tiempo de que vuelva la camisa o la remera (o la chomba en el caso de los más finos) de colores de macho: azul, negro o rojo y PUNTO. Basta de pantalones de tela de balín o babuchas o esos con el tiro largo, que vuelva el jean azul y nada más.

Cortala ya, cola aventurera con eso de pasar horas y horas peinándote para parecer despeinado. El macho de aquellos era el que se levantaba y rajaba despeinado posta, se peinaba a lo galán de novela y se la bancaba a morir o se cortaba el pelo casi al ras para no perder tiempo.

Vos jardinero de miembros ¿Hasta cuando vas a escuchar esa música hecha con computadoritas? Eso dejáselo a las frías y a los idos. Es tiempo de volver a las raíces, a la crudeza, es tiempo de volver al rocanrol que desborda los mares. Al ruido de guitarras distorsionadas, a las baterías con la doble maza al re-palazo, a los monos mechudos tirando los bajos y los saxos por los aires, gritando, haciendo pogo, mosh y slam.

¿Porque no dejas de mirar esos mini-autos de juguete? No te digo que seas un ordinario y que te compres una chevy, pero fijate en autos de hombre, ruidosos, con espacio para hacer lo que un hombre le gusta hacer en el auto o intentar avanzar a segunda base. Cagón puto del orto.

Te preguntamos a vos, a vos goloso la mamadera, ¿porque no le dejas de poner tanta gaseosita a los tragos? Yo no digo que tomes ginebra pura, pero deja de rebajar tanto ya, amante del pintalabios. ¿Donde han quedado las voces wiskeras, carrasposas y ásperas que hacían sonar tangazos en la radio?¿Las bajaron con coca o jugo?

Basta ya cola con vértigo de juntarte a comer cosas de minas, como fideos y tacos. ¡No podes no saber hacer un asado! ¿Donde ha quedado el macho cabrío que te hacía un fuego con un leño verde y una hoja de una porno de la Chicholina y le tiraba un pedazo de carne vacuna (no como la que te embarcan por popa) y se comía un harto asado con los vagos o deleitaba a las minas?

Nos espanta entrar al baño de hombres de los boliches y que los vagos se estén pegando las patillas, parando las pelucas, haciéndose los despeinados y arreglándose las manguitas de la remera o el collarcito de Marge Simpson que se compraron en la playa. Era de machos ir al baño a mear o a vomitar, nada más. Te lavabas las manos y partías a la pesca nuevamente (y a veces… lamento decirlo chicas, ni las manos te lavabas).

¿Dónde han quedado los machos que se la jugaban por una mina que no fuese su mamá? Y se animaban a gritar a los cuatro vientos que estaban enamorados y que le darían bomba todo el día aunque estuviesen rengos. Ahora son todos tibios, miran de reojo a las minas y son más vuelteros que ellas. Cuando eran ellas las que nos tenían que volver locos. ¿Dónde han quedado los sexópatas, los verduleros, los guitarreros, los chamuyeros, los que gozaban teniendo sexo todos los dias, aunque sea haciéndole el favor a cualquier mujer por el simple hecho de ser mujer?  Ahora no tiene onda. ¿Donde han quedado aquellos mirones que se daban vuelta para mirarle el culo a una mina sin importar nada? Naaa, ahora son todos cagones, se dan vuelta a mirar flacos.

¿Que mierda es eso de tener amigas mujeres? No hay nada más de degustador de salchichón primavera que tener amigas. ¿No era que nos hacíamos los amigos para fomentar el apareo? ¿Soy tarado o me perdí una parte? Sinceramente no entiendo. Cuando veo un vago entre minas que esta tranqui, no está como un lobo en celo, pienso tres alternativas: o son sus hermanas (porque el macho ni a las primas deja pasar), o se toca con un poster de Ricky Martín o es lelo.

¡Como podes ser tan extractor de leche y usar perfumes de mina!. Era de machos una rociada de axe o colbert y punto, o sea, el perfume que usas para el chivo!, que concha te andas poniendo esos perfumes exóticos, con frascos de mina y olores de puto. ¿Te colas los envases en el orto después?

Ahora vos, vos esculpidor de porongas de porcelana, ¿Qué concha haces bailando en un boliche?. El macho de antes solo se sabía dejar llevar por la sapiencia de la fémina en el arte del baile, mientras él desplegaba la magia del cortejo. Ahora los culiados del orto bailan con más swing que las minas, como compitiendo con ellas. Y bailan toda la noche solos, con lentes, falopeados y mirando bultos de vagos a mas no poder. Andaaa Maxi Diorio del orto.

No estoy en contra de los que hacen deportes, pero de ahí a tomar anabólicos o pastillas y estar todo el día en el gimnasio sudando entre vagos… ¿Sos puto o soñas con espartacos? ¿Dónde están los machos del fulbito de los domingos?¿Donde está esa panza de cerveza y choripan, enérgica y masculina?

¡Basta loco, basta! Nos están invadiendo, nos han quitado terreno, volvamos al ruedo, volvamos a nuestro lugar, como dice la propaganda de wrangler!!!! Volvamos al lugar que ocupábamos antes, cuando le gritábamos “yeeeeeguaaaaa” a las minas. Nos cagábamos a piñas si nos piropeaban a la novia, o por el gusto de pegarnos como animales, cuando sabíamos hacer asados y el escote en las remeras era solamente para ellas. Volvamos a ser los pajeros salvajes mirones y piroperos que eramos, volvamos a perder la cabeza por las minas, sin importar que digan o que pase, volvamos a rendirle culto a la mujer y solo rendir culto a nuestra imagen para vernos mejor ante ellas, volvamos a lo natural, al principio. Si sos maraca, sé maraca entonces, pero si no lo sos, ¡no lo aparentes más por favor!

Volvamos loco, por favor!!! No dejemos que el lado rosa nos arrastre!!!

TAGS: