No voy en tren… Voy en avión

Cada vez que te vas a subir a un avión te preparas a pasar las peores horas de tu vida, dependiendo lo que dure el viaje. Los internacionales en particular son un dolor de ojete, y esto es en todo sentido, empezando que ahora te piden llegar 3 horas antes y no se fuma por mas 12 hs si tenes que hacer conexiones, si tenes la mala suerte de de tener que pasar por USA te hacen sentir que sos un terrorista y mas bronca te da ver a la gente arreada con desagradable falta de respeto y no decir ni pío. Ni hablar de cómo se te atraganta hasta la saliva dos horas cuando ves los cartelitos donde se invita sin cargo en clubes y restaurantes del aeropuerto, a los valientes soldados que defienden “nuestro modo de vida” (léase el modo de vida americano), en la “operación libertad” (textual).

Después te subís al avión, que no le pueden meter mas líneas de asientos por que tendrían que atornillarlos con la gente ya sentada, los asientos duros que parecen hechos de madera y no pensados para que uno ponga el tujes por 10 hs seguidas. Encima llegas a tu casa y todo el mundo rompe para que te pongas del mejor de los humores y saques regalos e historias de la galera cuando vos lo único que queres es una ducha y 10 horas de sueño reparador.

Todo esto es lo sabido, pero si tienen muy mala suerte les puede pasar cosas peores. En cierta manera los que viajan son como camaradas en la aventura, todos sabemos que estamos jodidos, apretados y pretendemos pasarla lo mejor posible hasta llegar a destino. Pero no todos no tienen que ser así ¿no? Siempre tiene que estar ese que te rompe la paciencia te deja con la presión en 210 mientras duerme como un angelito,

Yo he logrado catalogarlos (por que vienen de los mas variados formatos y costumbres) Vamos a enumerarlos desde los menos joputas para a los que merecen el cadalso.

El Inquieto:

El compadre no aguanta estar quieto por diez minutos sin que las hormigas le suban por las gambas. Te la bancas como un señorito ingles (lo tratas de entender los asientos son una mierda) pero se pone peor cuando llega el horario de comer y el cumpa sigue como si tuviera el juego de cintura de Mohamed Ali.

-Disculpa, pero me estas tirando todo encima.

Normalmente ni te contestan y siguen jodiendo, pero para el desayuno se quedan quietos lo suficiente como para que alcances a tomarte el juguito bebido y levantes la taza con el café justo antes que comiencen los temblores

El Gordo:

El tipo no entra, los putos asientos son chicos al igual que su billetera, Vos sabes que la cosa va mal, cuando lo ves preguntas en el mostrador:

-Disculpe señorita, ¿sabe si el asiento de al lado esta vacío? (siempre muy educaditos como con vergüenza)

-No, Vuelo full (sin mirarlo al pobre gordo)

-¿Sabe si tienen extensiones para los cinturones? (y empezas a sospechar que tu mala suerte se va a aprovechar de vos otra vez)

-En el avión le informan (la del mostrador pintándose las uñas)

Empiezan a llamar –De la fila 32 a la 22 (Vamos gordo subiteee!!!!) de la fila 22 a la 12 (el gordo anclado la puta madre , quedan 6 filas de bussiness y ni el ni vos viajan ahí por pobres )

-Los restantes (y el gordo encara, la puta madre)

Pero vas pensando mientras le ves los movimientos elefantinos que al fin y al cabo quedan un montón de asientos bla bla bla.

Finalmente vas llegando al asiento y los ves al gordo anclado en fila de 2 con el apoya abrazos levantado y mirándote con cara de perro apaleado y larga

-Espero sepa disculpar, pero me dijeron que era un vuelo full.

-Si no me diga

Al fin y al cabo salvo cuando come es un tipo simpático si no fuera por que se te ha hecho carne el otro apoyabrazos que no se mueve. Después el gordo se pone a dormir y ronca como si tuviera un aserradero en la trompa. Pero simpático el gordito, la concha de su puta madre si le aflojara al diente el viviría mas y yo no tendría un apoyabrazos insertado entre la cuarta y quinta costilla. Al final terminas haciendo migas con las azafatas que te ven sufriendo y te hacen el aguante hasta destino.

El Portenio:

Ya empezamos con los jodidos. Desde el vamos vienen a los gritos por el aeropuerto

-¿¿¿CHEEE FUISTE A FRICHOOOOP????

-SHA VOYY. ¿QUEREES ALGO?

-TRAEME UNA BOTESHA DEL WISKI QUE ME GUSSSTA

-OKEY

Al lado tenes al porteño un poquito más viajado diciéndole a sufriente de turno:

-La verdad que me da vergüenza decir que soy argentino, después como queres que nos odien en todos lados con pelotudos como estos y como te decía yo se mucho de muchas cosas y vos sos un imbécil.

Después tanto unos como otros se suben al avión con todas las boludeces compradas en el lugar de destino. Pero igual quiere que sepas.

-De donde viene (te mandan cortita la pregunta al tobillo apenas se sientan)

-Estuve acá en Miami

-Yo estuve en Disney (se te nota en el gorrito con las orejas de Mickey, la remera con la cara de Donald y demás accesorios)

-Aha

-Muy lindo, la verdad que espectacular por que debieramosteneralgoasienlaArgentinayYOyYOyYO.

Llega el momento que se dan cuenta que no le das ni cinco y salen por el avión en busca de nuevas victimas y chau pinela.

Antes tenia una categoría que era superior que eran los chilenos y los gringos viajados pero en el ultimo viaje me toco la conjunción de los dos, LA MADRE DE LOS JOPUTAS

El chilote viajado con pasaporte americano

El que vio hombres de negro se va a acordar de esta frase ” Imaginate una cucaracha gigante con fuerza ilimitada, un terrible complejo de inferioridad y poquísima paciencia” Han descripto a nuestro enemigo letal de viaje.

Desde el vamos andan con todos los gadget que se te ocurran (miren que yo llevo unos cuantos para bancarme los viajecitos) desde la almohada tipo herradura hasta las pantuflitas. Obviamente que no es eso lo que te jode sino como andan, como si todos los del avión no existieran y los pocos que alcanza a ver en su miopía les debieran pleitesía.

Me toco en este ultimo viaje una pareja de esta peligrosa raza viajante (de hecho me salio todo junto de la bronca en el avión)

Yo haciendo caritas había logrado que me bloquearan la fila para poder dormir (llevo 4 días viajando) No siempre te lo respetan pero cerraron la puerta del avión y no se había sentado nadie, pero dos segundos después me cerraron la ilusión y se me sentó una chilota pasaporte gringo en mano. Me tiro sus cosas encima como si yo no estuviera ahí se acomodo en mi línea diciéndole al dorima:

-Menos mal que aquí no se sentó nadie (la puta madre que te parió ¿no te pareció raro que en un avión lleno hubiera una línea vacía?)

Ya no pudiendo reclamar sabiendo que iba a perder igual me dispuse a sufrir otro viaje, pero no le alcanzaba a la Sra chilenogringa. Empezó a sacar sus Gadgets y depositarlos en el asiento que nos separaba hasta llenarlo. Llega la comida y ese es el momento donde le salió lo aprendido en USA, luego de terminar con ruidos hermosos con la nimia comida, pelo de la cartera un sanguche tamaño baño y le entro.

Se levanta por cualquier motivo y se lleva la cartera y te mira evaluando si sos ladrón o terrorista. Ese es el único momento que te das cuenta que existís el resto del tiempo te usan hasta de banco te tiran las cosas encima como si estuvieras ahí para servirlos.

La verdad ya se me esta pasando la bronca con la chilota y me acuerdo que fue peor ese viaje que los padres viajaban en primera y mandaron los 3 vástagos solos a turista o cuando…

TAGS: