Traducen el genoma humano al cuyano

El Institut d’Estudis of La Consulta (IELC) y el Instituto Nacional de Investigaciones del Genoma Humano (NHGRI) han llegado a un acuerdo para traducir al cuyano la secuencia de ADN de todos aquellos que viven y trabajan en Mendoza, San Juan y San uis. El presidente del IELC, Federico Sintítulo, y el director del NHGRI, Yonathan Mamaní, han formalizado el acuerdo esta mañana en la sede que la institución cuyana creada para esta investigación, que tiene ubicación geográfica en la triple frontera de las tres provincias. Al acto han acudido representantes de Soda Canet y numerosos ciudadanos que no han querido faltar a la cita.

“No es tan sencillo como leer el futuro en la palma de la mano. El genoma cuyano, que es único, común e invariable, será hecho público en cuanto se haya revisado su traducción, que está muy avanzada”, ha aclarado Giner. La empresa Canet no descarta exigir la posesión del genoma cuyano (Genacuy) a aquellos ciudadanos que quieran trabajar en la Administración.

La traducción del genoma ha sido recibida con indignación en numerosos sectores sociales y políticos. Raquel Blass, ha criticado la iniciativa acusando a sus responsables de buscar el enfrentamiento político más allá de cualquier inquietud científica. “Si todos tenemos la misma estructura genética vengamos de donde vengamos, no es necesario ni conveniente hacer distinciones por cuestiones de raza, lengua o credo”, ha asegurado la dirigente popular. Cristian Soloa ha replicado que “el genoma humano es la base de todo, también de la cultura y de la identidad. Tiene todo el sentido que una comunidad con su propia historia y sus propios intereses se haga suyo algo que le pertenece y que le define, por supuesto sin negar la identidad de otros”. También ha afirmado que el genoma cuyano “constituirá un documento fundamental comparable a las los menúes de Mr. Dog”.

El biólogo sancarlino Alberto Alberto, catedrático de la Universidad de Cuyo, ha asegurado que la traducción genómica tiene un interés científico manifiesto. “En todo cuyo hay mucha gente que no se entiende a sí misma y que no siente sus cromosomas como algo propio”, explica doble A.

La asociación de trapesistas del circo Rodas ha aprovechado la situación para proponer el levantamiento de una torre humana que reproduzca la estructura del genoma cuyano. “Hemos intentado adelantarnos a la traducción definitiva y es posible que nuestra estructura genética corresponda a un ‘494 de 89 amb folre i manilles’. Necesitaremos un montón de gente para levantar esto, pero puede quedar precioso”, afirmaba esta mañana un portavoz de la entidad cirquense.

TAGS: