Casino y Quiniela de Mendoza ¿patrimonio cultural?

A ver… denme un segundo, quiero saber si leí bien la nota del diario Los Andes… listo, leí bien.

Realmente no podía creer lo que estaba leyendo, de leer el titular de la nota ya me dio risa, como será que tuve que dejar de escuchar música para tratar de entender lo que leía. Es mundial lo de este gobierno.

Para empezar, voy a poner el titular de la nota y luego continúo con lo mío: Declaran de interés “social, histórico y cultural” el Casino de Mendoza, díganme, y en serio se los digo, no es para cagarse de risa un rato o para pasarse todo un día cagándose a golpes la cabeza contra la pared.

Yo no sé, si los terribles e innombrables personajes de este gran gobierno que tenemos, desayunan café, té o mate, pero lo que sí dan a entender estos tarados, es que desayunan con una caja de vino pecarí, porque para declarar tal barbaridad hay que estar etílicamente mal y bastante fumados, o sea demasiado pasados.

Ahora, lo que es más grave todavía, es que ambas cámaras, en diciembre, aprobaron el proyecto y el 6 de enero, el innombrable extraterrestre lo promulgó.

Esto es genial, primero, porque vemos que ya en diciembre los miembros de ambas cámaras estaban etilizados al mango, o sea que votaron cualquier cosa y segundo, porque el extraterrestre, como regalito de reyes, nos regaló la promulgación, imagínense el estado de este estúpido personaje.

Lo gracioso es que no pueden explicar los porque de social, histórico y CULTURAL, esa palabra cultural, me viene dando vueltas por la cabeza como loco, pero tampoco pueden explicar esto otro, “es necesario defender los ideales filosóficos” del Instituto de Juegos y Casinos.

A ver, todavía no caigo y estoy tratando de hacer lo posible por entender los porque de todas estas cosas y de lo que en parte dice la ley, por lo tanto, voy a tratar de desglosar y de poner por escrito algunas definiciones de lo que no puedo entender.

Empecemos con esto:

“es necesario defender los ideales filosóficos” del Instituto de Juegos y Casinos.

Esto me dejó sin palabras, a ver manga de marmotas, es entendible que quieran defender un casino estatal para que no pase a manos privadas, pero en este caso, quieren defender la excelencia de una idea o un estudio sobre los juego que maneja este instituto, señores estos son juegos donde la gente en realidad pierde mucho más de lo que gana, y generalmente estos juegos son adictivos, se entiende.

Si quieren defenderlo, traten de que los directivos del mismo no afanen o afanen lo menos posible, así se podría tener una casa de juegos ideal.

Interés social: Queridos mamotretos, dudo que para la sociedad sea algo que le interese, convenga o la beneficie. Puede beneficiarse, interesarle o convenirle en todo caso la provincia, ya que es el casino y la quiniela, los que se encargan de sacarle la guita a los turistas y a la gente, más que todo a toda esa gente adicta al juego y de volcar toda esa guita en obras u otras cosas a la provincia, si es que así lo hacen.

Interés histórico: Innombrables, para hablar de que algo tiene valor histórico, es porque existe desde hace mucho tiempo, el Instituto de Juegos y casinos no tiene nada de histórico, solamente el valor histórico de su año de creación. Pero si van a decir que el casino tiene valor histórico por ser el segundo inaugurado en el país, están cagados, ni siquiera el casino ocupa su primer edificio, menos ahora que está en el ex banco de previsión social. Pero además, ¿A cuántas sucursales del casino de Mendoza van a declarar de interés? Por que las han diseminado por Mendoza como a la mosca del mediterráneo.

Interés CULTURAL: Yo no sé si son o se hacen estos tarados, que valor cultural puede tener un casino. A ver, que me lo expliquen porque no entiendo.

No tiene nada cultural jugar a la ruleta, black jack, punto y banca o jugar a los traga monedas. Que mierda podemos aprender de estas cosas, quieren enseñarnos a hacernos adictos a estas boludeces, esto es lo cultural para estos señores.

En realidad, todo esto es poco y podría agregar mucho más, pero de verdad, no dejo de cagarme de risa ante esta boludes, pero es algo realmente triste.

No se podía esperar menos de la manga de inútiles que gobiernan nuestra provincia y de los incansables idiotas que forman parte de las instituciones del mismo. Aunque puede haber alguno o algunos que se salve, pero ese no ha salido ha dar la cara, supongo, porque no la tiene.

También podes leer:

Cotos de golpes y disparos para ciertos eventos